jueves, 20 de septiembre del 2018
 
Poza Rica - Tuxpan - Norte
Reprochan desdén de Veracruz por reportero asesinado en el Norte
Reporteros y periodistas pidieron a la Fiscalía General del Estado reconocer que la víctima ejercía el oficio de periodista, y no solo de taquero como lo exhibió Jorge Winckler
Papantla | 2018-03-22 | José Martín
Reporteros y periodistas protestaron por las calles del centro de Papantla para exigir justicia y el esclarecimiento del homicidio del comunicador Leobardo Atzin / PROTESTA

"No era taquero, era periodista", "¡Justicia, justicia!", gritaban en coro los reporteros y fotógrafos mientras marchaban por las calles de Papantla para exigir el esclarecimiento del asesinato del comunicador Leobardo Vázquez Atzin, quien fue acribillado anoche en Gutiérrez Zamora.


Los trabajadores de los medios de comunicación del norte de Veracruz condenaron el pronunciamiento del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Winckler Ortiz, quien afirmó que la víctima realizaba actividades propias de su negocio de elaboración y venta de tacos cuando lo asesinaron.

"Basta de agresiones contra periodistas. Ni uno más", "Exigimos justicia para nuestro amigo", "Leobardo, amigo, la prensa está contigo", fueron parte de las consignas que lanzaron los comunicadores mientras marchaban por los alrededores del parque central Israel C. Téllez, y posteriormente se plantaron frente al mural de la cultura Totonaca.

La fotorreportera, María Elena Ferral exigió al Gobierno de Veracruz y a la FGE que este crimen no quede impune como los otros casos donde también han asesinado a reporteros por exhibir irregularidades cometidas por funcionarios públicos o por tocar intereses de otros particulares.




Leobardo Vázquez fue asesinado la noche de ayer miércoles 21 de marzo, mientras ayudaba a su esposa a instalar un puesto de tacos frente a su domicilio, ubicado en la colonia Nuevo Renacimiento 2000 en Gutiérrez Zamora.

Una pequeña de apenas cuatro meses de edad es arrullada en los brazos de su madre dentro de una capilla donde impera el silencio, pero se derraman lágrimas por la impotencia de ver el cuerpo de un familiar que horas antes fue acribillado frente a su vivienda.  

 

Leobardo dejó tres hijas pequeñas

A un costado de la bebé yace el féretro donde descansa el cuerpo de su padre, Leobardo Vázquez Atzin, un periodista originario de Papantla, que fue asesinado presuntamente por exhibir irregularidades de un notario público en favor de una asociación civil y hasta para funcionarios municipales de Tecolutla.  

"Era un juguetón. Pero siempre fue honesto, trabajador, y un buen periodista", narra su hermana Blanca Estela Vázquez, quien recuerda a Leobardo como una persona seria, responsable y muy comprometida con el ejercicio periodístico.

Sus amigos comunicadores más cercanos recuerdan que una de las últimas veces que platicaron con Leobardo les confesó que andaba muy feliz por el nacimiento de su tercera hija, por lo que tenía que "rascarla" más duro para ganarse un dinero extra y así poder sobrellevar los gastos de su familia.

Hoy jueves su cuerpo es velado en la capilla número 2 de la funeraria Espejo, ubicado en el centro de Papantla. A escasos metros, su madre de edad avanzada no logra contener las lágrimas de ver a su hijo muerto, rodeado de flores y unas cuantas velas.

Antes del mediodía arribaron funcionarios de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para investigar los hechos y comprobar que Leobardo Vázquez ejercía el periodismo, independientemente de que su esposa atendía un pequeño negocio de abarrotes y por las noches la taquería donde le ayudaba. 

 

Cumplieron las amenazas

En días pasados, antes de ser asesinado, Leobardo Vázquez se comunicó con algunos de sus amigos reporteros para confesarles que fue amenazado por publicar anomalías en la invasión de unos terrenos en el municipio de Tecolutla.

La publicación la hizo el pasado 9 de marzo de este año. Dentro de su texto, señaló que la Notaría 5 avalaba la invasión de dos predios por parte de la Asociación de Colonos Ecologistas de Tecolutla, donde presuntamente también están involucrados funcionarios municipales.

Unos días después, vía Facebook le escribieron "este es el hijo de su puta madre que solapa y tiene terrenos en ese lugar. A este le pagan por subir pendejadas, esos terrenos se pagaron y el dueño murió y no dejó ningún papel, la gente solo pelea lo justo, te va a cargar la verga, sigue subiendo mamadas".

Notas Relacionadas
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México