domingo, 15 de julio del 2018
 
Nacional
Trabajadoras sexuales en Bogotá: anhelan contar con derechos
No es difícil pensar en la multitud de maltratos que sufren las trabajadoras sexuales en este medio. Las vejaciones y peligros  a los que se enfrentan las trabajadoras de prostitución están aumentando.
  | 2018-05-04 | Agencias
/ prostitucion

No es difícil pensar en la multitud de maltratos que sufren las trabajadoras sexuales en este medio. Las vejaciones y peligros  a los que se enfrentan las trabajadoras de prostitución están aumentando. Esto ha despertado las alarmas de diversos organismos sociales que apoyan el reconocimiento de derechos a quienes ejercen esta labor.


Programas que fomentan la prostitución 

Por una parte, algunas de las autoridades de Bogotá resienten que desde hace mucho tiempo no existen programas sociales. Entre estos, los que brinden asistencia a quienes desean dejar la prostitución y así evitar tanto maltrato y daño colateral.

Sin embargo, otras organizaciones sociales expresan que se debe más bien reconocer los derechos, supuestamente legítimos, de quienes desempeñan este oficio. De esta manera, las políticas que buscan el saneamiento de la sociedad, con el fin definitivo de la prostitución, quedan sepultadas.

Más bien, la búsqueda de aceptación y validez de derechos de quienes practican la trata de personas fomentan la prostitución. Asimismo, difunde la idea que cada vez es más normal y legítimo formas de vida que eran reprobables por la sociedad años atrás.

El maltrato va en aumento 

Las cifras de maltrato a quienes son trabajadoras del gremio de la prostitución han aumentado con el tiempo. Por ejemplo, más del 90 % de las mujeres prostitutas de Bogotá han sido víctimas de maltrato verbal. El 65% recibieron maltrato físico grave, un 30% fueron víctimas de violación sexual, y más del 20% denuncian abuso físico, verbal y emocional por parte de policías.

Un aspecto interesante es que el 98% de las trabajadoras sexuales afirman que desean dejar el medio. No obstante, les preocupa la falta de oportunidades laborales en la ciudad de Bogotá. No obstante, aunque esto es cierto,  la realidad es que la diferencia abismal en los ingresos es la razón principal. Por lo tanto, la mayoría está dispuesta a asumir los maltratos asociados a su profesión.

La evolución del negocio 

No solamente se han vuelto más prolíficos los prostíbulos, bares y centros de prostitución. Sino que también, han evolucionado con el tiempo para adaptarse a las tendencias y lograr llegar a un público más extenso. Por ejemplo, según estas páginas de prepagos independientes Bogotá, sitios como Flirt hotel es el sitio más prestigioso de toda Bogotá.

 

Políticas ineficaces, problemas que perduran 

Según se debaten las autoridades, el problema del aumento de la prostitución en Bogotá se debe a políticas ineficaces. Por ejemplo, no se destina un presupuesto sustancioso para las instituciones públicas que apoyan a quienes desean dejar de prostituirse. Con respecto a esto, la ciudad se limita a dar capacitación que se califica de mediocre, con el fin de orientar a la comunidad.

Otra falla enorme del sistema social es que no existen leyes ni autoridades que las hagan cumplir. No hay nada que regule la proliferación y existencia de lugares clandestinos. Es en estos lugares donde es más frecuente la explotación infantil, la trata de personas, y el dominio de proxenetas. En cuanto a esto, los informes demuestran que en vez de disminuir cada vez aumentan tales lugares.

¿De dónde consigue tanta publicidad?

La principal fuente de publicidad en materia de prostitución, son las páginas web que promocionan estas actividades. Ahora se pueden conseguir sitios de Internet donde cómodamente una mujer puede subir su perfil, sus fotos y comenzar a recibir clientes.

La era de la  prostitución online por fin ha llegado, y está llevando a un nivel sin precedentes este negocio. Las ganancias que reciben estas páginas por promocionar servicios sexuales son exponenciales.

Dignificar el trabajo 

Según algunos especialistas de la ciudad de Bogotá, la solución más llevadera a esta problemática es “dignificar su trabajo”. Es decir, en primer lugar dotar de todos los derechos laborales, sociales y económicos a quienes trabajen en este medio. Además, otorgarle la máxima legalidad a esta profesión. Con esto, se lograría acabar con la clandestinidad que caracteriza a este negocio.

Al legalizar la prostitución y sacarla del mundo clandestino se abre paso para acabar con la violencia de género. Además de terminar con la explotación infantil y otros males asociados a la prostitución.

Claro está, lograr estos ideales no es fácil, sobre todo tomando en cuenta que el mundo de la prostitución está ligado a otros negocios clandestinos como la venta de estupefacientes. Solo el futuro dirá qué es lo mejor y más viable para este sector de la sociedad. 

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México