martes, 16 de octubre del 2018
 
Córdoba - Orizaba - Centro
Condena Iglesia abusos policiacos en Orizaba
Meter orden no representa extralimitarse; las fuerzas de seguridad están para cuidar a los ciudadanos, no para reprimirlos, consideró el vocero de la Diócesis, Helkyn Enríquez
Orizaba | 2018-05-27 | Nora Gabriela Lira
/ POLICÍA MUNICIPAL ORIZABA- FOTO GUILLERMO CARREÓN

Meter orden no representa extralimitarse; las fuerzas de seguridad están para cuidar a los ciudadanos, no para reprimirlos y menos cuando no hay un delito, consideró el vocero de la Diócesis, Helkyn Enríquez Báez, en torno al video que circula en donde se aprecia un uso excesivo de la fuerza al detener a un joven que sólo grababa un video.


 “Por lo que aparece en el video, el chico sólo estaba grabando la revisión de una comerciante. Según se juzga por el video, parecería que sí es una detención fuera de los límites legales”, expuso.

No obstante, señaló, consideró que de ese hecho debe haber testigos y la misma persona que grababa el video decía: ¡no se queden ahí parados, hagan algo!

Al respecto, el vocero de la Diócesis consideró que cualquier persona puede padecer una arbitrariedad pero a veces hay miedo por la denuncia, que puede ser no sólo hacia un delincuente, sino en contra de alguien que abusa de su autoridad.

Indicó que este tipo de casos deben ser revisados por la autoridad competente, y  si se percibe que hubo una extralimitación en el uso de sus funciones, se debe meter orden.

 “Las fuerzas de seguridad, municipal o estatal, están para cuidar a los ciudadanos, no para violentar sus derechos”, expuso.

El vocero de la Diócesis señaló que si incluso en el ejercicio de sus funciones no se debe de extralimitar en el uso de la fuerza, menos cuando no hay un delito por el cual se penalice

Indicó que en este caso cabe hacer un análisis de las autoridades para determinar si no se está incurriendo en una arbitrariedad, lo cual no es correcto ni por parte de un ciudadano ni de una autoridad.

Los abusos policiacos en la ciudad de Orizaba son la constante y al menos en la semana anterior, habitantes del centro de la ciudad pudieron percatarse de dos de ellos, uno con un joven que no cometió delito alguno pero simplemente fue revisado con uso excesivo de la fuerza y otro más en donde a dos adultos mayores les fue literalmente “robado” un mueble que llevaban para su venta.

En el caso del joven, fue similar al que se registró en días pasados cuando por grabar la detención de una vendedora de gelatinas, un joven que grababa fue subido también arrestado con uso excesivo de la fuerza y subido a la patrulla.

Los hechos ocurrieron el pasado 21 del presente cuando un muchacho era detenido por policías municipales de Orizaba, hecho que comenzó a ser grabado por otro joven, lo que le representó que, como en el más reciente hecho, le fuera quitado el celular, y se le sometiera con violencia para también subirlo a la patrulla.

Ese suceso fue reprobado y grabado por ciudadanos, quienes a gritos dicen a los elementos policiacos que no lo golpeen, sin que a éstos les importe en lo más mínimo ni les hagan caso.

En el caso de la pareja de ancianos, un testigo relató que los dos se encontraban recargados sobre la barda de la catedral, comiéndose un helado.

“Era una pareja que daba ternura verla ahí, comiéndose su heladito, y abajo llevaban dos muebles, uno cada uno, que se ve que estaban vendiendo y se detuvieron un momento a descansar”, contó la persona.

De acuerdo con este ciudadano, al lugar llegó una camioneta de inspectores de Comercio, quienes descendieron del vehículo y sin más le quitaron el mueble a la señora y lo subieron a la camioneta, mientras que el señor fue llevado casi en volandas hacia el mercado Melchor Ocampo y desconocía que fue de él, aunque daba tristeza ver a la señora cómo se quedó atónita e impotente.

Sin embargo, de acuerdo con vecinos del centro de la ciudad, esos abusos no se limitan a los comerciantes, sino cualquier joven en la calle que lleve una mochila es sujeto de revisión y si se les ocurre cuestionar el por qué entonces reciben golpes y son sometidos y detenidos.

“Si eso pasa en pleno día, imagínese cuántas cosas más no harán los policías en la noche”, señalaron.

También te puede interesar...
Notas Relacionadas
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México