lunes, 10 de diciembre del 2018
 
Veracruz - Boca del Río
Nulo trabajo de albañiles por poca obra pública en Veracruz
El 2018 fue un mal año para albañiles y rubros afines, con poca obra pública que se dio a empresas de fuera, lamentó Miguel Bernardo Medina Marín, secretario general del Sindicato Unión de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Choferes y Transportistas del Estado de Veracruz.
Veracruz | 2018-12-02 | Heladio Castro
/ Miguel Bernardo Medina Marín, secretario general del Sindicato Unión de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Choferes y Transportistas del Estado de Veracruz.

El 2018 fue un mal año para albañiles y rubros afines, con poca obra pública que se dio a empresas de fuera, lamentó Miguel Bernardo Medina Marín, secretario general del Sindicato Unión de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Choferes y Transportistas del Estado de Veracruz.


Por ello demandó al nuevo gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, que en la futura obra pública se dé prioridad a empresas y mano de obra locales, no las foráneas que no dejan aquí la derrama económica.

Dijo que el recién concluido gobierno estatal no le dio oportunidad a la mano de obra porteña y boqueña de incorporarse a las escasas obras de esta zona, y una situación parecida se registra en esta conurbación.

“Cerramos el año mal, con muy poco trabajo. Con el gobierno del estado no tuvimos oportunidad de colaborar en sus obras; con Veracruz y Boca del Río estamos igual, casi dependiendo de la iniciativa privada. Relativamente las obras de gobierno estuvieron muy centralizadas a empresarios que no son del puerto; nos quedamos fuera de la jugada.

“Hubo desplazamiento, no fue aprovechada nuestra mano en las obras. En el puente Amapolas-Nuevo Veracruz, el bulevar Ávila Camacho y no participamos. El alcalde de Veracruz habló de una inversión de 150 millones de pesos para tapar baches, no sé quién disfrutó de esos sueldos y mano de obra”, señaló Medina Marín.




Añadió que en la pavimentación de la avenida Urano tampoco hubo participación del sector, de modo que en esta conurbación a lo sumo tuvo trabajo un 30 por ciento de oportunidad para la mano de obra local.

En consecuencia los albañiles sin empleo han tenido que incursionar en otras actividades para sobrevivir.

“Hay compañeros que van cambiando. En las etapas de poco trabajo, que no hay de construcción, se concentran en el taxi; algunos andan de taqueros, otros andan de lavacoches, en lo que pueden hacer, mientras sea lícito y en beneficio de la familia”, remarcó.

Hizo un llamado al nuevo gobernador para que no haya más desplazamiento en agravio de la mano de obra veracruzana y que si los contratistas vienen de fuera, tengan que contratar a trabajadores de aquí, para que el dinero se quede aquí.

Refutó a quienes señalan que los trabajadores veracruzanos son lentos y problemáticos y explicó que quienes traen a su gente desde fuera les pagan un sueldo inferior y por eso no les conviene contratar a la fuerza laboral local.
 
 
 
 
 
 
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México