lunes, 17 de diciembre del 2018
 
Veracruz - Boca del Río
Mi hijo no tiene narconexos; MAYL criminaliza a víctimas: reportero
Veracruz | 2018-11-12 | Carime Totosaus
/ reportero Cecilio Baltazar Miranda

Ante la muerte del joven Eduardo Baltazar, hijo del reportero Cecilio Baltazar Miranda, a causa  de diez disparos en el pecho realizados por la policía de Veracruz, aún no se sabe con exactitud qué sucedió.


El padre de la víctima había permanecido en silencio hasta que el  gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dijo en rueda de prensa dominical que la víctima era un delincuente y que lo comprobaría a la brevedad. Esto causó la indignación del padre que aún lucha con incertidumbre de no saber lo que pasó.

Cecilio relató que ese día, como a las seis de la tarde, recibió la llamada de un amigo que le avisó que al parecer su hijo se encontraba tendido en la calle Rafael Cuervo. Al llegar al lugar de los hechos el cuerpo ya se encontraba arriba de la ambulancia de periciales y no lo dejaron verlo.

En la escena del crimen le manejaron varias versiones: que se había bajado el joven de una camioneta corriendo, luego que había asaltado un “Autozone”, que el vigilante lo había visto cuando se iban disparando con la policía. Posteriormente que el asalto fue a A&T. Nada de esto pudo comprobarse.

“Me fui enfrente donde estaba el cuerpo en el carril de Veracruz a Cardel y pregunté por el vigilante en Autozone; me dijeron que ahí no tenían vigilante. Luego fui al A&T y me dijeron que habían visto al muchacho corriendo pero nunca habían visto que dispararan alguna arma contra los policías”. 

En esa zona dos horas después llegó una patrulla de la policía estatal con cerca de 10 policías preguntando por un reporte de asalto.

Baltazar Miranda explicó que después los agentes armaron un supuesto  informe en que cambiaban la versión: el asalto ya no fue a  Autozone. Ahora era a  A&T; afirmaron que mataron a su hijo porque se lió a balazos con la policía.

Cecilio indagó con los videos que se publicaron: solo encuentra uno en donde los socorristas mueven el cadáver, a pesar de que no tenían que manipular la escena del crimen. Revisan a Eduardo, le sacan sus pertenencias, identificaciones, le sacan fotografías para subir a Notiinfomex, que contribuyó  a desprestigiarlo, acusó el reportero. Y  otro de un gimnasio en donde se ve que  Eduardo se va corriendo pero no se aprecia más porque la cámara se voltea. Misteriosamente no funcionaron las cámaras.

“Primero dijeron que era estaca de Los Zetas y luego que era integrante del Cártel de Jalisco; osea trabajaba para los 2 grupos criminales. Que el año pasado lo detuvieron con un carro con armas de fuego, que yo sepa nunca estuvo detenido. A mí me hubiera gustado que lo hubieran detenido porque estaría en la cárcel y no estuviera muerto”..

 Acusó que el gobernador con su prensa aliada hizo un desvió total de la información junto con fuentes de la  fiscalía, señalando que era un delincuente; pese a esto Cecilio argumenta que no se le ha comprobado nada ni se lo comprobarán, porque no es cierto.

“Él a todas las victimas las criminaliza; delincuente es él porque está acusado de violaciones a niños menores de edad, como lo dice Lidya Cacho en su libro  Los demonios del Edén, delincuentes son sus hijos que uno saqueó Boca del río y el otro está saqueando Veracruz. El gobernador no sabe ni lo que dice, ni lo que hace trata de justificar un crimen como diciendo como era un delincuente, tenía derecho a que lo mataran. Mejor que se calle porque no es lo mismo ser cochino que marrano”. 

Exigió a las autoridades que  tienen el caso que hagan justicia aunque recalcó  que no busca venganza.

Afirma que aún no sabe qué sucedió; si lo confundieron, si se equivocaron o fue una ejecución como las que acostumbra la policía últimamente. Citó varios ejemplos como el caso de Tierra Blanca, el de Orizaba en donde también le dispararon a otros jóvenes profesionistas que tampoco iban armados haciéndole lo mismo que le hicieron a su hijo.

Hay muchas inconsistencias en el tema del arma, se manejó que la pistola la había tirado en el monte y luego que la traía en la cintura.

“No traía ningún arma, fue una ejecución a todas luces, fue un abuso de autoridad, homicidio doloso; yo exijo que se haga justicia, debe ser una  sentencia conforme a derecho porque aunque estén 500 años en la cárcel no me van a devolver la vida de mi hijo; los veracruzanos tenemos hambre y sed de justicia. Veracruz ya no aguanta este tipo de gobierno como el de  Yunes, lo bueno que ya se va que faltan poquitos días para que se vaya a chingar a su madre porque estamos hartos”. 

Se le cuestiono al  también reportero si el crimen no fue debido a  represalias por su actividad periodística a lo que únicamente respondió que  lo desconoce, que no quiere decir cosas que no le consten.

El miércoles hay una audiencia de vinculación a procesos contra los 6 policías detenidos que se les dictaminó dos años de prisión preventiva.

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México