jueves, 22 de agosto del 2019
 
Regional Sur
En el abandono Policías ministeriales de Acayucan
Acayucan | 2019-07-21 | Staff Imagen del Golfo
Elementos de la Policía Ministerial tienen que realizar su trabajo en camionetas particulares y de modelo viejo. / CAMIONETA

Tensión, sonidos de cohetes a la lejanía se escuchan, policías municipales y estatales acordonan el área donde se encuentra un cadáver, con disparos de arma de fuego, cubierto el rostro y con las manos atadas.


Era la escena de un crimen, en un predio cercano a la colonia conocida como “La Macaya” en Oluta. El temor persiste entre reporteros y personal de Protección civil porque de repente, camionetas cerradas, sospechosas, casi no vistas en el pueblo, pasan frente al lugar del homicidio.

De repente, una camioneta Chevrolet, S10, cuyo valor según la Secretaría de hacienda y crédito público, no es mayor a los 9 mil pesos, color vino y placas particulares arriba al sitio, da vueltas y se estaciona cerca de una patrulla de la Secretaría de seguridad pública del Estado. De ella, bajan dos personas de civil, uno con una pistola escuadra al cinto y otro, con un fusil automático. Ninguno porta insignia alguna, ni la famosa “charola” que ya quedó en desuso, menos un uniforme, nada.

El miedo siempre en esos lugares, es latente. Llama entonces la atención el arribo sorpresivo de los civiles armados. Llegan hasta un policía que custodia el área, y se dicen elementos de la Policía Ministerial del Estado. Elementos que según el nuevo código de procedimientos penales que ya se aplica a nivel nacional, serían los nuevos expertos en investigación científica, pero no. Arriban como cualquier otro Policía común, sin protocolos, sin llevar a cabo las medidas correspondientes a la preservación de los hechos.

La Policía Ministerial del estado no cuenta con mas de diez elementos en Acayucan. Tienen a su cargo las investigaciones iniciadas por delitos de todos los niveles en ocho municipios del distrito judicial, desde Soteapan hasta San Juan Evangelista, desde Jaltipan hasta Acayucan, pasando por Texistepec, Soconusco y Oluta y Sayula de Alemán. Jesús Carranza, que también pertenece a este distrito, tiene una agrupación más pequeña.

Los gendarmes, que a estas alturas debieran ser los detectives especializados en la investigación criminalistica con los cuidados necesarios para la preservación de los hechos, tienen que realizar su traslado, trabajo, a pura voluntad y convicción de servicio. En vehículos cuyo periodo de vida ha caducado. Con unidades particulares, deficientes.

Reportes conseguidos señalan que solo cuentan con una camioneta oficial y un automóvil Nissan Tsuru de viejo modelo. No han recibido apoyo vehicular, uniformes ni más elementos desde hace al menos dos años.

El Fiscal General del estado, Jorge Winckler Ortiz hasta el momento no ha volteado a ver las necesidades de esta corporación en Acayucan.

Mientras el susto de los periodistas y del personal de Protección civil se desvanece, más no la sorpresa, que a más de dos años de haberse aplicado o puesto en marcha el nuevo Código de procedimientos penales a nivel nacional, no haya ni Policía científica, ni policía especializado. Elementos ministeriales nada más que por amor propio, realizan su trabajo en una camioneta vieja particular, y en un automóvil que a cada rato se descompone.

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México