miércoles, 18 de septiembre del 2019
 
Nacional
Abren reja para que cierre la boca: PAN, PRD y Morena
Ciudad de México | 2017-07-20 | Agencias
La actuación de los funcionarios de la PGR durante la audiencia de Javier Duarte generó sospechas entre la clase política sobre un posible pacto para dejarlo libre cuanto ante y que no revele el supuesto desvío de recursos a la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012.

De los más de 439 millones de pesos que se le imputan al ex Gobernador de Veracruz, la dependencia sólo logró acreditarle 38.5 millones de pesos, con errores, apenas con datos. Tal monto equivale apenas al 8.7 por ciento de todo lo que se le acusa.

“De no hacer la PGR una investigación profunda y hacer justicia a los veracruzanos, el caso Duarte se entendería como un ‘chivo expiatorio’ temporal, un acuerdo político con él para que esto quede en lo que aparentemente quieren hacer: dejarlo poco tiempo y [dejarlo] salir”, advirtió la perredista Dolores Padierna.

La sospecha de que Duarte y la PGR pactaron impunidad se ha planteado, desde tiempo atrás, con la misma Karime Macías, esposa del ex Gobernador. La periodista Sanjuana Martínez, quien ha dado seguimiento en sus libros a las mujeres en el poder, se preguntó desde abril de este año: “¿Por qué Karime Macías no tiene una orden de búsqueda y captura?”

Las sospechas de un posible pacto entre la Procuraduría General de la República (PGR) y Javier Duarte crecen entre políticos de oposición. Incluso entre periodistas críticos.


Aportaciones


Duarte de Ochoa, quien llegó a la gubernatura por el mismo partido del Presidente Enrique Peña Nieto, el Revolucionario Institucional (PRI), es sospechoso de haber aportado recursos públicos a la campaña de 2012.

Al menos una grabación así lo sugiere. También está acusado de los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento del deber, peculado y tráfico de influencias.

El presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso de Veracruz, Juan Manuel de Unanue Abascal, urgió a la PGR aplicar todo el peso de la Ley e integrar correctamente las denuncias en contra de Duarte. Dijo que existe la sospecha que hay “pacto” para librarlo de los delitos que se le señalan.

En entrevista con Plumas Libres, reprochó que la primer audiencia del ex mandatario ante el Juez estuvo marcada por cuestionamientos de la defensa y del propio ex Gobernador hacia los funcionarios de la PGR que expusieron el expediente en su contra y únicamente lograron acreditarle desvíos por 38.5 millones de pesos.

“Nada más repito en la cuenta pública 2015 hubo 22 mil millones de pesos de desvío de recursos, o sea no concuerda absolutamente nada de lo que está pasando” dijo.

Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del PAN, exigió al Gobierno federal aplicar “todo el peso de la ley” contra Duarte sin pactos: “Todos los que integran su red de complicidades deben ser investigados, devolver lo que se robaron y pagar sus delitos con prisión. No queremos pactos de impunidad”.

El Senador Miguel Barbosa, de Morena, dijo que todo apunta a que las carpetas de investigación en contra de ex gobernadores están construidas con deficiencias para que ellos ganen. El gobierno, dijo, “necesita a un Duarte controlado y que no hable más”. No descartó la posibilidad de que lo hayan extraditado para la ‘guerra sucia’ contra Andrés Manuel López Obrador rumbo al 2018”.


PAN y PRD

Las bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN), del PRD y Morena en la Cámara de Diputados acusaron al Procurador Raúl Cervantes de armar deliberadamente un caso mal sustentado contra Javier Duarte a fin de que el ex Gobernador purgue una condena menor en el proceso que se le sigue por desvío de recursos.

Jorge López Martín, vocero de la bancada de Acción Nacional, advirtió que su partido solicitará la separación de Cervantes del cargo si detecta que desde la PGR hay la intención de favorecer al ex priista.

El coordinador de la bancada del PRD, Francisco Martínez Neri, advirtió que existe una red de complicidades entre el Gobierno federal y los mandatarios priistas porque éstos le suministran recursos públicos para la compra del voto en los procesos electorales.

Sobre la forma en que la PGR llevó el caso de Duarte en la primera audiencia, el columnista Javier Risco destacó en su texto en El Financiero: “No puedo ni pensar en la manera en la que se procesan otros casos de corrupción, si en el más emblemático el gobierno se muestra incompetente y negligente.

“No tengo elementos para suponer que existe complicidad o que en realidad el gobierno no quiere procesar a Duarte, pero habría que decirles a las autoridades mexicanas que después de esta primera audiencia, ésta es la percepción generalizada de la sociedad, que Javier Duarte estará libre en semanas. Ahora sí tiene razones para seguir sonriendo”.

“¿Por qué Karime Macías no tiene una orden de búsqueda y captura? Uno de los cerebros de la red de corrupción, el contador José Juan Janeiro, encargado de realizar pagos de compra-venta de inmuebles ha declarado en España que la esposa de Javier Duarte utilizaba el dinero mal habido para beneficio personal”.

“Fue Karime Macías cerebro de la red de corrupción de Javier Duarte. Entonces, ¿por qué sigue libre? ¿Por qué el Gobierno de Peña Nieto no la detuvo? ¿Por qué le permitió un exilio de lujo?”, agregó.


Sospechas

El 11 de julio pasado se dio a conocer un nuevo audio que revela un presunto desvío de recursos en 2012 por parte del ex Gobernador de Veracruz al PRI.

En la grabación se escucha una conversación entre dos personas, que han sido identificadas como Duarte de Ochoa y su ex Tesorero, Tarek Abdalá Saad. Ambos hablan sobre el envío de mil millones de pesos “en cajas de huevo” al Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Abdalá Saad señala que dicha misión le fue encomendada al ex contralor Iván López, mientras que Duarte le pide revisar personalmente el tema.

El audio que se infiere presuntamente data del año 2012, cuando Peña Nieto buscaba la Presidencia de la República. El recurso iría a parar a manos de su proyecto, a través del Comité Ejecutivo del Tricolor, cuyo Presidente era César Camacho Quiroz, quien estuvo en el cargo de 2012 a 2015, fue Gobernador del Estado de México, y se considera uno dentro del grupo político del actual Presidente de México.

La cercanía de Duarte con Peña siempre ha sido más que evidente. En la campaña Presidencial fue “multado” por hacer proselitismo a favor del entonces aspirante, violando con ello la Ley Electoral; por su parte, Peña presumió a Duarte como la “nueva generación de priístas jóvenes”.

El 11 de marzo de 2014, cuando Peña ya era Presidente, que su equipo de campaña gastó cuatro mil 500 millones de pesos, lo que significaría 12 o 13 veces más el gasto de tope establecido en 328 millones 608 mil 267 pesos.




Notas Relacionadas
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México