martes, 12 de noviembre del 2019
 
Nacional
Meade: más recortes a gasto y burocracia en 2018
La presión que ejerce sobre el gasto público la necesidad de financiar el creciente déficit para el pago de pensiones es uno de los factores que determinarán la magnitud del recorte en el gasto público para el próximo año, anunció este martes José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público
Ciudad de México | 2017-06-28 | La Jornada
Seguramente, dijo, el próximo año habrá necesidad de un nuevo recorte del número de empleados del sector público federal, medida que, junto con la reducción del gasto público respecto del monto ejercido en 2017 contribuirá a la reducción del déficit fiscal al nivel comprometido por el gobierno, de 2.5 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Los rubros específicos en que el gobierno federal espera reducir el gasto público en 2018, respecto del nivel ejercido en 2017, no han sido determinados, expuso Meade, en declaraciones tras presentar, junto con Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, el Programa de financiamiento para el turismo rural.

Sin embargo, una de las razones que determinarán la magnitud del ajuste del gasto es el creciente déficit en el financiamiento de las pensiones, el rubro del presupuesto que –según datos oficiales– tuvo el mayor crecimiento dentro del gasto federal en los años recientes y que, en 2017, requerirá casi 700 mil millones de pesos.

En términos generales, las finanzas del sector público federal tendrán este año un déficit, conforme al paquete económico autorizado, de 2.9 por ciento del PIB, dijo Meade.

En 2018, ese desequilibrio debe disminuir a 2.5 por ciento del PIB, que es la meta comprometida para el final de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. Eso va a implicar dos tipos de presiones.

Por un lado, un menor nivel de gasto, no lo sabemos todavía, será probablemente menor a 0.4 por ciento del PIB (proporción que equivale a unos 80 mil millones de pesos), pero no lo podemos calcular todavía hasta saber cómo evolucionan los ingresos y el crecimiento. Y las presiones que tenemos, por ejemplo, del crecimiento de las pensiones dentro del paquete.

Pero este ajuste será menor que el que tuvimos que hacer de 2016 para 2017 y de 2015 para 2016, cuando nos fuimos moviendo de déficits de 4.6 a 2.5 del PIB, que es el que habremos de lograr en 2018, expuso. Así, en 2018 habrá otro esfuer­zo presupuestal, que se suma a los que ya ha hecho el gobierno, pero de menor magnitud que en 2015 y 2016, dijo. Todavía no sabemos dónde serán los recortes, explicó.

Con información de La Jornada
http://www.jornada.unam.mx/2017/06/28/economia/018n1eco

Notas Relacionadas
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México