jueves, 14 de noviembre del 2019
 
Mundo
Una guerrilla digital de Brasil utiliza el aborto para conseguir seguidores
Brasil | 2019-07-04 | Staff Imagen del Golfo
/

En Brasil solo se puede abortar legalmente en tres situaciones: en caso de violación, de riesgo para la madre y de anencefalia. Al proponer un proyecto de ley en la Cámara de los Concejales de São Paulo para dificultar la interrupción del embarazo en estos casos, uno de los más conocidos miembros del Movimiento Brasil Libre (MBL), el concejal Fernando Holiday, del partido Demócratas (DEM), sabe que el proyecto puede ser suspendido por la Justicia porque excede las competencias del municipio. La constitucionalidad también, aunque no importa. No importa si el proyecto sigue adelante o no, lo que importa es que los electores lo relacionen con “defender la vida”, aunque eso comprobadamente signifique la muerte de las mujeres. Lo que importa es mantener a los seguidores que empiezan a alejarse y conquistar a seguidores nuevos, especialmente entre los evangélicos neopentecostales. Aunque para ello tenga que defender la tortura de las mujeres. El cinismo se está volviendo cada vez más literalmente criminal en Brasil.


La estrategia de Holiday y del MBL no es nueva. Pero suele funcionar. En las elecciones de 2010, el entonces candidato a la presidencia José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), utilizó el aborto como moneda electoral. Para mantenerse en la lid, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), se alejó vergonzosamente de su posición. Orientada por Lula y con el objetivo de conquistar la presidencia, aceptó la “ayuda” de Eduardo Cunha el entonces presidente de la Cámara de los Diputados con los evangélicos, el contingente que más crece en Brasil. Después, en 2016, Cunha lideraría el impeachment de Rousseff.

Desde entonces, las mujeres han visto como se subastan sus derechos en el Congreso. En este momento, en que Jair Bolsonaro debe gran parte de su victoria electoral a líderes evangélicos de la calaña de Silas Malafaia y tiene al diputado federal y pastor Marco Feliciano como principal interlocutor con la bancada religiosa en el Congreso, hacer chantaje con la vida de las mujeres se ha convertido en un deporte todavía más popular.

El MBL utiliza esa táctica desde 2017, cuando se dio cuenta del potencial que tenía echar mano de temas denominados “morales” para mantener el odio activo y a los seguidores movilizados. La estrategia funcionó (muy) bien cuando una masa de brasileños se dejó convencer de que el gran problema de Brasil eran los pedófilos en los museos. Durante semanas, la falsa controversia ocupó las redes sociales. Se organizaron protestas ante los centros culturales contra artistas y comisarios de exposiciones. El ataque también era contra la cultura y la financiación de la cultura, siempre despreciadas en Brasil, pero aun así blancos de odio.

Utilizaron la estrategia por primera vez en septiembre de 2017, en la exposición Queermuseo. Los ataques conllevaron la cancelación de la muestra por parte del Santander Cultural, en Porto Alegre. A partir de entonces, la estrategia se replicó durante semanas, en diferentes episodios por todo el país, provocando ataques contra artistas y poniendo en riesgo sus vidas. Algunos todavía siguen juntando los añicos de sus reputaciones destrozadas por el odio que incitaron milicias como el MBL.




 

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México