martes, 18 de diciembre del 2018
 
Coatzacoalcos - Minatitlán - Sur
Niegan ‘derecho de admisión’ en congregación de Acayucan
Acayucan | 2018-09-20 | Santos López Celdo
En Camboya, las familias son libres de decir si van a un médico o siguen la fe de que con oración y ayuno, lograrán salvarse, dicen pobladores. / CAMBOYA

En Camboya, una de las dos colonias que hay en la congregación de Michapan Paso Real, existe un abandono social y no es por culpa de la iglesia Pentecostés Alfa y Omega a la que acuden, es dijo, Serafín Prieto Ramos, “Timoteo”, pastor del lugar, porque el gobierno en sus tres niveles no lleva ningún tipo de recurso ni programa pese a que se les ha solicitado para apoyar a los campesinos y a las amas de casa.


Falso es, dijo, que no se permita aquí, el registro civil de los niños, todos tienen acta de nacimiento; mentira es que no se les permita estudiar, pues el problema no es el estudio, el problema es que no hay recursos para mandarlos a la escuela, ya que la mayoría de las familias son campesinas o comerciantes que apenas y ganan 80 a 100 pesos que no alcanza para mandarlos a los planteles.

Falso, abundó, que no se permita que llegue Progresa, lo que pasa, acusó, es que quieren inscribirlos y luego ocuparlos para limpiar las calles, limpiar la iglesia, andar barriendo en otros lugares; “aquí que traigan el apoyo y se lo entreguen directo a las familias, sin compromisos, porque quieren luego que anden barriendo” aseveró, señalando que toda la infamia y la calumnia procede de Lucrecia Gaspar Gutiérrez, vocal del programa Prospera quien desea que las familias ingresen al apoyo para luego cobrarles 40 pesos a cada una y hasta 100 pesos si no van a realizar las faenas de las que no se permite en la iglesia.

Un grupo de reporteros acudió ayer a Camboya, la colonia urbana ubicada dentro de la congregación agrícola de Michapan Paso Real, hasta donde ahora se puede llegar mediante una carretera asfaltada desde la Carretera Costera del Golfo hasta la misma comunidad, cruzando antes dos congregaciones más.

La población es mayormente de religión Pentecostés. Hay cuatro iglesias de este tipo, tres de ellas surgidas de la “Alfa y Omega” que dirige Serafín Prieto Ramos, de 45 años de edad, que fue bautizado bajo el nombre de Timoteo y que es pastor desde hace casi 3 décadas en que Dios le dio el don de poder predicar su palabra a través de pueblos y estados.

Las iglesias pentecostés que existen, tres surgieron de la Alfa y Omega donde predica Serafín Prieto, pero no respetan las sagradas escrituras y si permiten ir al médico, también acuden a bailes, toman y no siguen el evangelio. La católica, es tema aparte, aclara en la plática con reporteros.

Con una madre de 98 años de edad que hace unos años, sobrevivió a una picadura de víbora con solo oraciones y ayunos, Serafín Prieto Ramos afirma que la doctrina adventista solo les prohíbe a sus seguidores dos cosas, no ver televisión o películas que dañen su mente por los actos de violencia o malas costumbres; y acudir a un médico porque el mejor sanador es Dios.

Los reporteros escucharon algunos testimonios de pobladores que aseguran haber sido objeto de milagros ante enfermedades que médicos no pudieron curar.

La madre de Serafín, Juana Ramos Zetina, es una de ellas, tiene 98 años de edad, 12 hijos y asegura que nunca ha requerido médico ni medicinas. Cuando se siente mal, acude a la oración y al ayuno y con eso, se ha salvado, incluso, de la picadura de una víbora. Todos los nacimientos de sus hijos, han sido en forma natural, sin médico, solo la ayuda de una parte de la misma colonia y religión. Clara al hablar, sin problemas para caminar y comer, doña Juana reclama la difamación que ha caído sobre su iglesia, sobre su pastor que es su hijo y sobre la colonia Camboya.

Lucia y Jorge son un matrimonio, dice que no ocupan médico desde hace muchos años luego de que a la esposa, la desahuciaran por no poder tener tres unidades de sangre que requería. Consolada, decidió unirse a la iglesia pentecostés en Camboya y a la fecha, vive sin problemas ni enfermedades. El ayuno y las oraciones, afirma, la curaron y desde entonces no recurre a los médicos.

En Camboya, no hay planeación familiar. Según sus pobladores, tienen los hijos que Dios dice querer darles. Hay quienes solo han tenido dos, pero así lo decidió el creador celestial. Pero hay otros que tienen hasta diez, porque así lo decidió el señor de los cielos.

Tampoco hay aplicación de vacunas porque no lo necesitan, no están enfermos, aseguran. Pero según el pastor Timoteo, Serafín Prieto, quien dude de su fe y desea ir a un doctor, no hay problema, no se le castiga ni se le reclama, solo ha fallado en su fe y en el poder de Dios.

Adelí, es una mujer casada con seis hijos y ella, afirma que la comunidad no le tiene miedo a la llegada del Gobierno municipal ni a las oficinas tanto jurídicas, del registro civil y de salud, que aseguran habrán de ir a la colonia para dar los servicios necesarios y registrar a los niños.

“Hay un respeto, ese respeto debe valer, aquí a nadie nos obliga, aquí ni el pastor ni los hermanos, nos obligan, la decisión es propia, entonces no tengo miedo, si quieren venir que vengan, tengo seis hijos que dios me ha dado, solo dios sabe cuando me los va a quitar, dios sabe cual ser{a mi termino, el que me envió el que me va a quitar, no le tengo miedo al hombre, el pastor no es el responsable, responsable es cada uno de nosotros” afirmó, señalando que sus seis hijos no van a la escuela porque ya saben leer y escribir, tampoco tienen sus vacunas ni han necesitado médico para cuando se enferman pues la única medicina para ellos es la oración. “No necesitamos de médico, necesitamos de dios porque él nos lo da la medicina” afirma. “La medicina aquí es el ayuno y la oración” insiste al igual que los demás seguidores de la iglesia Pentecostés.
Serafín Prieto, asegura que no son quema niños como los han acusado. Esa difamación, advierte, tendrán que demostrarlo. El escándalo que hicieron el año pasado, en que se acusó que pretendían quemar a dos menores como sacrificio por ser hijos del pecado, aclaró, fue falso. Llegó la Policía naval y las autoridades y dialogaron con el Pastor de ese entonces, Tirzo Prieto, y se aclaró todo, hasta se hizo oración por quienes trataron de manchar a la iglesia pentecostés.

Los pobladores también mandan un mensaje a Mario Baizabal Broques, oficial del registro civil que afirmó tener conocimiento que en esa comunidad no se permite la inscripción de niños ante el registro civil, lo cual, aseguran es falso, mostrando las actas de nacimiento de los últimos menores recién nacidos.

Hay, aclararon, unos seis bebes que aun no han sido llevados a Acayucan por falta de dinero, pero ahora, harán que el funcionario público municipal vaya hasta la comunidad y no solo inscriba a esos que faltan, si no que renueve de las que ya existen pues es un ataque hacia la fe y la iglesia que profesan.

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México