lunes, 24 de junio del 2019
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Pelayo y la desvergüenza. Entre traidores te veas
2019-04-11 | 08:14:38

Manuel Rosendo Pelayo fue alcalde en el trienio 2015-2017, y al terminar su periodo fue denunciado por Octavio Pérez Garay, quien lo sucedió en el cargo en el ayuntamiento de San Andrés Tuxtla.


Según el también exdiputado local, Pelayo habría cometido peculado, en una investigación inicial, por más de 30 millones de pesos al erario municipal.


También lo acusó porque la empresa gubernamental Liconsa reclamaba al ayuntamiento diversos pagos, alguno de ellos por más de un millón de pesos, que Manuel Rosendo nunca entregó.


Este personaje, emanado del PRI, que también fue diputado local, y coordinador de la Junta de Mejoras del gobierno estatal en el sexenio de Javier Duarte no tuvo empacho en que pese a las denuncias se hizo candidato del partido Verde y realizó campaña al lado del abanderado del tricolor a la gubernatura, José Francisco “Pepe” Yunes.


Su corrupción no es de ahora, y su desvergüenza menos, al no solo mostrar un amparo que traía consigo para cuando fuera detenido, sabedor que la culpa lo acompañaba, sino que todavía tuvo el cinismo de grabar un video en pleno parque central de San Andrés Tuxtla para pitorrearse de la Justicia, de su acusador, el joven y chamaqueado alcalde sanandrescano, y de paso saludar a sus fans.


Rosendo Pelayo cuando era diputado local pedía y exigía innumerables beneficios personales a los alcaldes de su distrito. Ya sea en contratos de obras y servicios, y se hizo público hasta cuando pasó la charola para realizar su mega fiesta de cumpleaños. Entonces se filtraron los cheques que le expidieron los munícipes de la demarcación entre ellos el de Catemaco.


Ya como alcalde saltó a la fama nacional por otra fiestecita, cuando medios dieron cuenta de la celebración de su cumpleaños número 47 con 8 mil invitados y su dispendio en comida y cervezas. Además de reconocidos grupos musicales que amenizaron la pachanga.


Este miércoles después de las 2 de la tarde fue detenido por agentes ministeriales. Más tardó en que se le cumplimentara la orden de aprehensión que en ser dejado en libertad pues se había acogido a su derecho a tramitar un amparo para no ser recluído en un penal.


Por si fuera poco tuvo el descaro de tomar y difundir un video sobre su persona en el parque central de ese municipio, para dirigirlo a sus “seguidores” y agradecerles su preocupación.


Al parecer el pueblo estaba por atrincherarse en el palacio municipal o paralizar la región de Los Tuxltas y quizá hasta el estado, en protesta por el intento de encarcelamiento de su líder político. Algunas expresiones irónicas de sus detractores.


Pero quien tiene el mayor mérito al fracaso, el galardón a su fallido objetivo de meter tras las rejas a Rosendo Pelayo es el actual alcalde Pérez Garay. Seguramente que tiene que ver su camaleónica conducta en los últimos meses a raíz de haber alcanzado la presidencia municipal.


Hoy se ha visto sin su protector, Miguel Angel Yunes Linares al que le vendió el alma, buscó el cobijo y brincó una vez más con la traición a los brazos del morenista secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos.


Jorge Winckler Ortiz, el Fiscal General tiene en sus manos aplicarle la Justicia a Rosendo Pelayo pero puede decidir no seguirle el juego al exaliado, quien fuera diputado local con Javier Duarte, y presidente de la Liga Invernal de Beisbol.


Tavo Pérez pasó de Duarte a los brazos de Yunes Linares, incluso a su esposa la impulsó por los partidos de la alianza con la que éste ganó la gubernatura de 2 años. PAN y PRD la abanderaron para la diputación local, que a la postre perdió con Morena.


Pero por otro lado, dos caras, ladino, fariseo, Tavo Pérez ya se había entregado a los intereses del principal adversario de Yunes, Eric Cisneros, secretario de Gobierno. Esto con lo que seguramente el alcalde y muchos políticos disfrazan la traición al llamarse “institucional” porque “se trata del nuevo gobierno”.


Así que si el Fiscal podría estar siendo presionado para ejercer la acción penal contra el expresidente, pues el alcalde ha sido uno de los principales detractores de éste, pero también puede hacerse de la vista gorda y mientras haya un amparo, el edil que llegó independiente pero que ahora tiene la camiseta morena, se quedará con las ganas de ver a su enemigo Pelayo en la cárcel.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México