lunes, 24 de junio del 2019
 
Por Domitilo Ruiz Velázquez
Columna: Café jarocho
La transformación de Dante Delgado
2019-03-10 | 10:27:13


El senador veracruzano más activo es sin duda el de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, aliado incondicional de Andrés Manuel López Obrador en dos anteriores campañas presidenciales y transformado en un encarnizado adversario político en el presente, en contra del presidente de México.



Una transformación inexplicable para todos aquellos que trabajaron a su lado, hasta para el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, su proyecto político de todos los tiempos y Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena en el Senado de la República, les resulta extraño el oficioso quehacer opositor del exgobernador de Veracruz. Su frustración electoral con el PAN y el PRD, su creación personal del Frente ha creado una particular amargura hacia sus viejos amigos.
¿Qué fue lo que ocurrió en la férrea personalidad y aguda mentalidad del alvaradeño días después del primero de julio pasado?



Cuando él declaró de manera pública que todos los legisladores federales de Movimiento Ciudadano apoyarían el proyecto de la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador y al poco tiempo, cambió sustancialmente para convertirse en la mayor animadversión y aborrecible opositor, superando a los tradicionales enemigos de la extrema derecha del Partido Acción Nacional.



Se entiende que el senador veracruzano Julen Rementería cumpla con su obligado papel de rechazar sin pensar, a los bajos niveles de lo absurdo lo que proponga el candidato presidencial, político quien ha tenido la mayor votación en la historia de México.



El silencio y discreción guardada por el otro representante de Veracruz en el Senado, don Ricardo Ahued, quien no se identifica con Morena, pero cumple de acuerdo a su tradicional y particular independencia, así como a su personal autonomía de un auténtico ente político.



Es de los funcionarios que sabe aguardar los tiempos. No obstante sus inquietos asesores que lo presionan para que estos se adelanten.



La sorpresa de los antiguos amigos de Delgado Rannauro, es la generalizada decepción mostrada por la derrota electoral de la antinatural coalición partidista por él creada. Una persona que ha superado situaciones políticas más difíciles de las que siempre ha salido avante. El acelerado activismo mostrado se contrapone a su serenidad y seriedad en este quehacer legislativo.



No se puede perder de vista su tradicional rebeldía, cuando Fernando Gutiérrez Barrios, le ofreció la Embajada de Brasil, por instrucciones del presidente Ernesto Zedillo a cambio de que se olvidara de su proyecto político de crear un nuevo partido… Convergencia.



Su respuesta fue única: “ No podría ver de frente a mis hijos y mi esposa, si les digo que me doblegaron con una embajada y que hice a un lado mis ideales de formar una nueva corriente política independiente.”



Esa actitud lo condujo a casi dos años a la cárcel con dos de sus compañeros de su gobierno estatal, Porfirio Serrano y Gerardo Poo. No obstante que se le había advertido 24 horas antes que iba a ser aprehendido y no creyó en este tipo de venganzas de los gobiernos priistas.



Preocupa a sus amigos su salud y el estado de ánimo.



Se le recuerda siempre como el mejor gobernador que ha tenido Veracruz. Su gran obra de transformación aún permanece. La etapa moderna de la zona conurbada de Boca del Río y puerto de Veracruz que presumen los panistas, su creador lleva nombre y apellidos: Dante Delgado Rannauro.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México