lunes, 20 de mayo del 2019
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Diputados en capilla por traición a gobernador
2019-03-06 | 07:53:18

Como reza la cita bíblica de todo hay en la viña del Señor,  y ya lo señalábamos en este espacio, los nuevos tiempos parecen generar extraños ejemplares de políticos y los nuevos diputados locales en Veracruz no son la excepción. En este Congreso hay de todo entre los diputados. Traidores, fifís y arrepentidos.


En al menos los dos últimos acontecimientos vividos en la Legislatura  como fue la solicitud de aprobación de Juicios políticos contra el Fiscal General, Jorge Winckler Ortiz y también del presupuesto estatal 2019, se han exhibido el tipo de diputados en los que los ciudadanos veracruzanos tienen recargado su futuro para conducir legislativamente al estado.


En el primer caso, el gobernador Cuitláhuac ante la inoperancia de sus diputados locales, con mayoría de su mismo partido, Morena, en el Congreso, ha tenido que ir a exponer ante la Cámara Alta, es decir los diputados federales, la situación que priva con el accionar de la Fiscalía y los colectivos de familiares de los desaparecidos en Veracruz. Incluso ha propuesto que sea Winckler quien encabece una mesa de trabajo con estos pues no se sienten atendidos sino ofendidos en su dignidad.


Y uno de los recalcitrantes morenistas, uno de los que ha estado más que casado con el proyecto de la cuarta transformación, diputado local por el distrito de Medellín, Madaleno Rosales fue el primero de los traidores, como ya se sabe, orillado por quién sabe qué principios, pero asegurando que el no votar a favor de los juicios no significaba que abandonaba los ideales. Hoy Cuitláhuac tiene que buscar en las esferas nacionales lo que pudo haberse dado en la entidad. La salida del encargado de la Justicia.


Y es que entonces, Rosales se declaró en contra de lo que la mayoría de Morena tanto pretendía contra el Fiscal y se sumaron otros dos legisladores del bloque, Jésica Ramírez y el del PT, Erick Aguilar, diputado por Misantla, a quien por cierto, advirtieron sería expulsado de ese partido, al deslindarse del mismo para integrar una bancada ajena a Morena, con quien la corriente petista está aliada.


Aunque el diputado local Madaleno Rosales ha pregonado que regresará a Morena y que es más que fiel a los principios lo cierto es que el enojo de los de Morena  en su contra es más que evidente, pero también en Palacio lo tienen bajo lupa porque consideran que no traicionó a la fracción ni a su parido, sino al gobernador. Y esto es lo que no le perdonan al representante del distrito de Medellín.


Y aun cuando diga que está arrepentido y que nunca se saldría de su partido, lo cual es real porque Andrés Manuel López Obrador es como el Dios de Madaleno, lo cierto es que “palo dado ni Dios lo quita”, y la deslealtad que demostró para el jefe político del estado lo ha dejado muy mal parado.


Tras su chistecito hubo algunos vengadores anónimos que coincidentemente lo tundieron con una exhibición al desnudo, al estilo Tarzán de la Selva,  también fue parte de un cisma en el bloque morenista y abrirle al menos momentáneamente, le entablaron un proceso de expulsión.


Por su parte, Madaleno también hizo su show al presentar una denuncia en la Fiscalía, contra quien o quienes resulten responsables.


Seguramente que al quedar como amigo del Fiscal al darle su voto a favor o más bien no votar en contra, seguro que tendrá un proceso expedito y ágil de su denuncia penal para descubrir quienes lo lanzaron a la redes sociales “en calzones”, literal.


Ahora el diputado de Morena es uno de los arrepentidos, al igual que el del PT, Erick Aguilar quien le echó la bolita a su compañera de curul, la diputada Jésica Ramírez y se dijo sorprendido, incluso mencionó en recientes declaraciones que  “Fui utilizado”.


MUY EN CORTO


HUERTA CONTRA KURI.  El delegado Federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara fue uno de los más sorprendidos ante el nombramiento de Fernando Kuri Kuri en la Delegación del Issste Veracruz y parece que no se va a quedar con los brazos cruzados.


Incluso dijo ante reporteros que  pedirá explicación a los directivos de ese Instituto.  “Ayer bajé de la Sierra de Otontepec y hoy venimos a la de Zongolica y bajando me entero que ya habían nombrado en el Issste a alguien”, expresó y se le preguntó cómo llegó Fernando Kuri al Issste, a lo que respondió: “No sé. Me acordé de un clásico veracruzano que dijo: yo como veracruzano no voté por él, entonces me voy a enterar de esto y que está pasando y luego les platicaré”.


En Morena los gobernantes  han repetido una y otra vez, incluso en los ámbitos estatal y federal que no aceptarán la inclusión de priistas. Por ello, parece que Huerta está más que obligado a conocer de donde vino la designación de este personaje, quien fuera diputado local en la pasada Legislatura.


Fernando Kuri es primo hermano del dueño del equipo de futbol de los Tiburones Rojos, Fidel Kuri.  El ex diputado federal se la jugó con Morena por encima de la presión del entonces gobernador panista, Miguel Angel Yunes Linares.


Incluso prestaría a López Obrador el estadio de futbol para uno de sus cierres en provincia, previo al término de su campaña presidencial, y con quien tenía comunicación directa, al menos vía telefónica, en alguna ocasión le pidió: “ Apóyame Fidel, no me vayas a fallar por el bien de la democracia.”

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México