domingo, 21 de abril del 2019
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
La licencia o renuncia de Héctor Yunes
2019-02-19 | 08:08:18

Elucubraciones, versiones, rumores y hasta nuevos cargos y de todo le dieron al excandidato a gobernador, Héctor Yunes Landa en el transcurso de la tarde y noche de ayer cuando trascendió finalmente su solicitud de licencia ante la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.


Sin duda que el hasta ayer legislador federal tiene peso y nombre, que le permite posicionarse rápidamente en el escenario mediático, más aún porque esta acción fue sorpresiva. Ni los analistas o politólogos que se dicen mejor informados esperaban su separación del cargo legislativo al que llegó por la vía plurinominal como parte del trueque que hizo en la pasada nominación de su partido el PRI para la candidatura a gobernador.


Es un hecho que al oriundo de Soledad de Doblado y quien ha sido uno de los acérrimos enemigos de su primo hermano, Miguel Ángel Yunes Linares, ex gobernador por el PAN durante los últimos años, no “tira la toalla”, y menos deja la curul por algo menor. Es un habilidoso político que se sabe mover y sacar la mejor tajada de cualquier movimiento que realice.


Al margen de las versiones, una y otra, que circularon ayer, poniéndolo en el PRI, o hasta en la secretaría de Gobierno del actual régimen estatal, lo cierto es que Yunes Landa no se cuece de un hervor y sabe perfectamente lo que le conviene y lo que en política se llama circunstancias.


Algo que sin duda lo mueve es que el PRI está en el féretro, listo para ser sepultado, y su deseo de emigrar desde hace un buen a otro escenario político no es nuevo.


Por otro lado, negoció lo que quiso y dejó a Pepe Yunes el candidato a gobernador que perdió por el PRI en la pasada contienda casi sin nada. Al menos sin mano en las posiciones políticas que pudieron rescatar.


Héctor, obtuvo para los suyos, la diputación local plurinominal por el Verde Ecologista para su hija Andrea. Otra más para su fiel operador, Jorge Moreno Salinas, secretario en la Mesa Directiva de la actual Legislatura del Estado.


La plurinominal para él en la Cámara Baja. Y se afirma que varios espacios más en el gobierno estatal de MORENA, pues fue secreto a voces, que respaldó el proyecto morenista para arrebatarle al PAN de su primo, y evitar la llegada de su sobrino, Miguel Angel Yunes Márquez, la gubernatura.


Algunos medios electrónicos prefirieron manejarlo así:


“No se sabe el motivo por el que lo solicitó, pero esto ha desatado una ola de comentarios del futuro inmediato del legislador veracruzano”.


También lo ubicaban en un importante cargo en el gobierno federal.


Y muchos no consideraban que pudiera integrarse al gobierno, puesto que ha estado denunciando diversas ineptitudes en áreas del gobierno estatal, pero saben también que Héctor Yunes es un hábil político y negociador.


Héctor Yunes ha sido candidato a gobernador por Veracruz, diputado local, federal, subsecretario de Gobierno en dos ocasiones, Senador de la República y llegó a la cámara baja por la vía plurinominal.


Incluso podría aparecer en el ámbito federal.


Así que podría ser licencia legislativa pero renuncia a su partido si no es que a buscar la dirigencia del mismo. Las dudas prevalecen.



MUY EN CORTO



EXHIBE A MOLINA PALACIOS SU AMIGO BOGAR.  Llama la atención que tras la renuncia del diputado local Juan Carlos Molina Palacios al grupo legislativo del PRI dentro del Congreso del Estado en diciembre las cosas no le han salido nada bien.


En el PRI no lo quieren. Y éste pretendía venderse bien a Morena que también lo rechazó.


Ahora que votó a favor del fiscal Jorge Winckler o que más bien no votó por que lo separaran del cargo, parece que le han declarado la guerra.


Y claro, es lo menos que merece pero usaron de “mandadero” al alcalde de Alvarado, Bogar Ruiz, -de poca credibilidad- para que lo acusara hasta de homicidio.


Lo extraño es que en campaña, el líder cenecista fue anfitrión en varias ocasiones del ahora presidente municipal. Y en su rancho tejieron acuerdos y alianzas para llegar al cargo que ostenta el expanista, hoy se dice morenista.


Lo más extraño es que incluso en la fiesta del líder cenecista en el rancho Rosa del Alba, Bogar Ruiz era arropado por el dirigente campesino y además esperaban con ansias al entonces candidato a gobernador, Miguel Ángel Yunes Márquez, que a la postre no se presentó. A fin de limar asperezas.


Luego, con el triunfo, también fueron más que fraternales los encuentros y comidas en la casa de Molina.


 Es decir de pronto al de Alvarado se le acabó el amor y pasó a la traición, llamándolo “asesino”.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México