sábado, 20 de abril del 2019
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Huerta: Súper delegado pobre
2019-02-07 | 07:56:48

El viernes 7 de diciembre del año pasado, un grupo de empresarios xalapeños se reunieron con Manuel Huerta Ladrón de Guevara, flamante súper delegado federal, con quien buscaron acercarse porque en ese entonces se daba como un hecho que como coordinador de todas las dependencias de la Federación en el estado tendría acceso a los proyectos de inversión que el Gobierno de la República desarrollaría durante 2019 en Veracruz.


 Sin embargo, los anfitriones de Huerta, la mayoría contratistas y proveedores del gobierno del estado que siguen enfrentando serios problemas de liquidez debido a los millonarios adeudos que principalmente les dejó la administración del exgobernador Javier Duarte desde hace más de dos años, se desanimaron cuando el exdirigente estatal de Morena les habría dicho que se olvidaran de volverlo a invitar a desayunos, comidas o cenas, o que le mandaran regalitos, porque de ahora en adelante los contratos se iban a licitar y a asignar de manera transparente. No más influyentismo ni corrupción.


Pero este fin de semana, ante la reprimenda que públicamente le hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a Huerta en los eventos de Acayucan y Córdoba por el retraso del Censo del Bienestar, algunos de esos empresarios quedaron desconcertados al confirmar que el exdiputado morenista no es el súper delegado federal que hace un par de meses suponían, pues se han percatado que algunas dependencias federales están a cargo de otros representantes enviados desde el gobierno central, como por ejemplo el de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que fue designado directamente por el secretario Javier Jiménez Espriú, por lo que el súper delegado veracruzano tampoco tiene poder real de maniobra sobre los recursos federales que han empezado a llegar a la entidad.


Y aunque López Obrador dijo en Acayucan que hay estados como Oaxaca, Chiapas y Guerrero que ya concluyeron el Censo del Bienestar, según versiones periodísticas en todos los demás estados los censos no llegarían ni al 40% de avance. Quién sabe si sea el mismo caso también de Veracruz, pero cuyo retraso motivó que el Presidente les llamara públicamente la atención al gobernador Cuitláhuac García y a Manuel Huerta, quien como coordinador del gobierno federal es el responsable directo.


Entre algunas causas del retraso en otros estados –¿en Veracruz también?– se mencionan las siguientes: las personas que están realizando los censos cuentan con celulares muy traqueteados, con poca memoria y baja calidad, pues la pila les dura entre 3 y 4 horas en promedio, por lo que con sólo cuatro reportes se congelan; a los trabajadores le pagarán hasta con tres meses de atraso, es decir, la mayoría no ha cobrado siquiera su primer sueldo, que además es muy bajo; y las pésimas condiciones laborales, ya que aparte del raquítico salario, los empleados que están censando presuntamente no descansan ni un día a la semana y sus jornadas son de alrededor de 10 horas.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México