domingo, 18 de agosto del 2019
 
Por Edgar Murrieta González
Columna: Opinión
Condiciones para la pensión alimenticia
2019-01-27 | 21:01:16

Una de las pretensiones más solicitadas en los juzgados civiles es sin duda el derecho a recibir alimentos, conocida coloquialmente como pensión alimenticia, promovida a favor de las personas que argumentan y, en su momento deben demostrar al juez, la necesidad de su recepción. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha definido el derecho a recibir alimentos como la facultad jurídica que tiene una persona denominada acreedor alimentista para exigir a otra, deudor alimentario, lo necesario para vivir como consecuencia del parentesco consanguíneo, del matrimonio, del divorcio y, en determinados casos, del concubinato, por lo que los alimentos se hacen consistir en proporcionar la asistencia debida para el adecuado sustento de una o varias personas por disposición imperativa de la ley.


Conforme al Código Civil para el Estado de Veracruz los alimentos comprenden la comida, el vestido, la habitación y la asistencia en casos de enfermedad. Para el caso de los menores de edad, los alimentos también comprenden los gastos necesarios para su educación básica y para proporcionarle algún oficio, arte o profesión lícitos y adecuados a sus circunstancias personales. También dispone que están obligados a proporcionar alimentos los padres respecto a sus hijos y a falta o por imposibilidad de los padres, la obligación recae en los demás ascendientes por ambas líneas que estuvieren más próximos en grado, esto es, en los abuelos paternos o maternos. De la misma manera, los hijos están obligados a dar alimentos a los padres y a falta o por imposibilidad de los hijos, lo están los descendientes más próximos en grado, esto es, los nietos. Además, en el caso de falta o por imposibilidad de los ascendientes o descendientes antes mencionados, la obligación recae en los hermanos del deudor, es decir, de quien debe dar los alimentos. Y todavía faltando los parientes antes referidos, tienen obligación de ministrar alimentos los parientes colaterales dentro del cuarto grado.


Como podrá observarse la institución jurídica de dar y recibir alimentos es muy amplia porque se sustenta en la necesidad que puedan tener determinadas personas por su condición y circunstancia. Sin embargo, las cuestiones relativas a quién y en qué cantidad deberá darse cumplimiento a esta obligación de alimentos dependerá de la relación de familia existente entre el acreedor y el deudor, el nivel de necesidad del primero y la capacidad económica de este último, de acuerdo con la regulación específica y las circunstancias de cada caso concreto, por lo que el juez del conocimiento debe verificar que la carga alimentaria sea proporcional no sólo en cuanto a su contenido económico, sino también por lo que se refiere a su duración.


Ahora bien, en el caso de la existencia de un nuevo acreedor alimentario por el que se solicite la reducción de las pensiones alimenticias ya existentes, un reciente criterio jurisdiccional determina que deben respetarse los principios del interés superior del menor y de proporcionalidad, que exige que el juzgador debe ponderar las necesidades del acreedor con las posibilidades del deudor, es decir, no se establecerá la nueva pensión de manera automática y con criterio aritmético sino mediante el análisis exhaustivo de las circunstancias que se presenten en cada caso específico.


Por otra parte, la pensión alimenticia no es absoluta ni para siempre. Aunque no son las únicas pero por tratarse de situaciones cotidianas puede resultar de interés conocer que son motivo para perder el derecho de recibir alimentos alcanzar la mayoría de edad, concluir estudios superiores y, tratándose del cónyuge declarado inocente en el juicio de divorcio, que deje de vivir honestamente y contraiga nuevas nupcias.


La pensión alimenticia es una institución establecida, regulada y protegida por la ley en atención al principio de solidaridad humana, sin embargo, corresponde principalmente a los abogados de las partes y al juez del conocimiento hacer que se respete la institución mediante la adecuada presentación de evidencias y argumentos con la debida y honesta valoración al momento de resolver sobre cada caso.


*Abogado Comentarios: edgarmurrietag65@gmail.com / WhatsApp: 9231016078

Entradas Anteriores

  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México