domingo, 21 de abril del 2019
 
Por Ana Isabel Cruz Hernandez
Columna: A la One, Two, Three…
La síndica Yazmín Martínez Irigoyen con ‘la guillotina’ de Morena
2019-01-24 | 21:02:36

ONE.- Patada de ahogada es la que está dando la síndica de Coatzacoalcos, Yazmín Martínez Irigoyen, quien tiene la guillotina y está a un paso de ser expulsada del partido Morena, por la infinidad de extralimitaciones que durante más de un año ha hecho dentro de la administración morenista.


                                 


Yeidckol Polevnsky Gurwitz, presidenta nacional de Morena, tiene conocimiento y le fue presentada la queja por parte del alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo, ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido, donde detalla el poder malsano que la funcionaria ha aplicado dentro de la administración y con el nepotismo que se ha conducido al meter a sus familiares directos a la nómina donde algunos cobran sin trabajar (o sea aviadores) y todo con el visto bueno y complacencia de Yazmín Martínez Irigoyen. La síndica de Coatzacoalcos reúne todas las condiciones para que le apliquen de una buena vez los estatutos de ese partido.


                                   


YA DEBERÍA ESTAR FUERA DE MORENA


TWO.- A lo largo de un año, sin tregua, la síndica Yazmín Martínez Irigoyen ha protagonizado y se ha visto inmiscuida en una serie de escándalos, que han afectado de manera considerable la imagen del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA); desde que inició su reinado no ha parado la ola de acciones donde ella está implicada, tirado la piedra y escondido la mano, por lo que desde hace mucho tiempo atrás debería de estar expulsada, porque los estatutos son muy claros y no permiten esta clase de exabruptos de uno de sus miembros. Artículo Tercero J) El rechazo a la práctica de la denotación o calumnia pública entre miembros o dirigentes de nuestra organización, práctica que suele ser inducida o auspiciada por nuestros adversarios con el propósito de debilitarnos o desprestigiarnos.


Desde los primeros días de reinado, comenzó su trasformación y su primer gran cambio fue dejar una chatarra vieja que conducía y cambiarla por una camioneta de lujo de paquete y lo trillado en la campaña con aquello de la austeridad, brilló por su ausencia. Meses después quienes ahora la defienden, fueron los primeros que le sacaron sus trapitos al sol y la señalaron del nepotismo que estaba haciendo al tener a su familiares directos en la nómina, además de exhibir los salarios que les asignó; ahora los papeles cambiaron y los intereses políticos ni se diga; esto es solo la punta del ‘iceberg’ y la cúpula de MORENA, lo sabe; desde hace meses atrás la maestra Martínez Irigoyen debería de estar expulsada del partido; ahí está todo documentado, al menos que se retracten sus antiguos inquisidores que la mostraron o exhibieron en sus medios impresos y redes sociales. No son cuento, ni argüende, ahí está plasmado para la historia. Los estatutos del partido dicen en su artículo tercero inciso F).- No permitir ninguno de los vicios de la política actual: el influyentismo, el amiguismo, el nepotismo.



METIDO EL CANTO DE LAS SIRENAS AZULES


THREE.- Sus compañeros regidores en más de una ocasión se han quejado y señalado a Yazmín Martínez de extralimitarse en sus funciones como síndica y meterse en sus comisiones. Por supuesto que a estas alturas algunos regidores, y sobre todos los panistas, junto con el regidor empleado de Gersaín Hidalgo, andan tan de la manita y hermanados promoviendo sus interés políticos que de esa afrenta ni se acuerdan; los priistas, esos son más abuzados y negociadores, a río revuelto quieren ver qué pepenan y de paso aprovechar el tsunami del escándalo para que les ayude a recobrar la alcaldía perdida. Por eso entre más ‘camorra’ como dicen en Alvarado, mejor para los que mandan en el PAN y PRI, quienes están con todo su arsenal tirando sus bombas para partirles el queso a los morenista y sacarlos del poder a nivel local y en el estado.


Es lamentable que a la maestra Yazmín Martínez la haya atrapado el canto de las sirenas azules que se trasforman camaleónicas para sus fines y que sugestivamente le dicen al oído que quitando a Víctor Carranza de la silla será alcaldesa; aunque ante las cámaras exprese lo contrario y avienta su choro mareador de pureza y de la honestidad. Su ambición por el poder ha sido muy bien utilizado para los golpes bajos y mediáticos con el único fin de que los adversarios a estas alturas se están frotando las manos y planeando a todo lo queda el destierro de Morena. Los demonios azules y rojos no tienen escrúpulos y van hacer todo, prometer las perlas de la virgen, aunque después en época de selección y elecciones lo prometido se lo lleve el viento. Así son, pero hay ingenuos que todavía les creen.


Sobre las acusaciones de nepotismo que la síndica Yazmín Martínez Irigoyen le hace al alcalde, que se las compruebe y diga a quién de sus familiares directos tiene metido Víctor Carranza, en la nómina; la señora Martínez Irigoyen metió a su hermano, hijos, concuñas y si el perico hablara bien, hasta ese hubiera encajado en las arcas. Vuelvo a repetir, si la esposa, hijos y hermanos de Carranza Rosaldo están cobrando en su administración, que se lo compruebe y entonces sí ni hablar.


alaonetwothree10@gmail.com

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México