domingo, 26 de mayo del 2019
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Las redes del huachicol
2019-01-09 | 10:04:07

Este martes en Xalapa, por Whatsapp, circularon mensajes advirtiendo que “los que tengan vehículos carguen sus tanques de gasolina pues mañana no habrá en todo el Estado de Veracruz, según fuentes confiables”.


Todo parece indicar que sólo se trata de un mensaje falso con el supuesto propósito de generar pánico entre los compradores de combustible, dada la crítica situación por la que atraviesan al menos seis entidades del país donde se agudizó el problema de abastecimiento de gasolina.


La secretaria de Energía, Rocío Nahle, ya aclaró que el desabasto de combustible, sobre todo en la zona del Bajío –en Guanajuato, principalmente, además de Jalisco, Michoacán, Hidalgo, Zacatecas y el Estado de México– se debe a que Pemex decidió cerrar los ductos donde fue detectado el robo de hidrocarburos, por lo que pidió a toda la gente afectada una disculpa por las molestias causadas, reconociendo que quizás falló la logística y comunicación, motivando compras de pánico.


Nahle García recordó que desde el 27 de diciembre se anunció el plan para el combate de robo de combustible, problema que, dijo, es “muy complejo y hay que atacarlo”.


La exdiputada federal de Coatzacoalcos reconoció que “posiblemente a la hora del cálculo no tuvimos la logística suficiente”, pero afirmó que “ya se está normalizando el abasto”, y que ante “cualquier intento de robo o sabotaje” van a actuar de manera inmediata.


“Si detectamos, a la hora que sea, se va a cerrar la válvula, se va a identificar, se toman las medidas necesarias y luego se abre el ducto”, advirtió la senadora con licencia, quien aseguró que “poco a poco se va ir regularizando” el abasto, por lo que pidió el apoyo de la gente para atacar el robo de combustible que tan sólo en 2018 ascendió a 66 mil 300 millones de pesos, según cifras oficiales de Pemex.


El asunto es tan pantanoso que ayer, en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que por este delito están investigando al general Eduardo León Trauwitz, quien fue jefe de escoltas de Enrique Peña Nieto en el gobierno del Estado de México y luego, ya con el mexiquense en la Presidencia, fue gerente de Servicios de Seguridad Física de Pemex.


López Obrador exhortó a los concesionarios de gasolineras que no vendan gasolinas robadas. Mismo llamado hizo a los compradores de huachicol, particularmente a contratistas porque, dijo, “se hizo normal este robo”. El mandatario mexicano indicó que “donde hay una obra grande, ahí hay expendios de combustible robado.”


Hace más de un año, por ejemplo, en una carta abierta,la asociación nacional de expendedores de gasolina advirtió al presidente Peña Nieto acerca del consumo de gasolina robada que presuntamente estaban realizando las empresas contratistas que construían el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.


Y ayer, en su columna del diario El Universal, Carlos Loret de Mola habla de “las empresas grandotas que compran gasolina robada”, señalando a “una dedicada a la comercialización de pan y golosinas, y otra dedicada a los útiles escolares”, que hace cuatro años fueron detectadas por las dependencias federales de Seguridad y de Inteligencia Financiera.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México