miércoles, 16 de enero del 2019
 
Por Raúl López Gómez
Columna: Cosmovisión
Tiempo al tiempo
2019-01-04 | 11:09:29

Cuando en la percepción los funcionarios públicos de todas las áreas en todos los niveles de gobierno, sin distinción de siglas partidistas se ponen a trabajar la realidad cambia y por lo mismo corresponde a la gente el dar una opinión de lo que se siente en el ambiente de una colectividad en las calles.


Al cumplirse un mes del cambio de gobierno federal o de régimen como se quiera decir, la situación de definición de las cosas las deben decir los ciudadanos, aunque los políticos puedan decir con gráficas y con datos fríos que en 30 días por arte de magia las condiciones deplorables de inseguridad han cambiado, sí entiéndase están mejorando, y los índices delictivos se fueron a la baja en el orden del panorama nacional, aunque no lo quieran creer.


Aquí, nadie puede o debe regatear al presidente Andrés Manuel López Obrador, de que en sólo 30 días se han puesto a trabajar todos en las diversas dependencias de las corporaciones e instituciones involucradas en el tema de la seguridad..


Los datos frente a los resultados contundentes son simples y sencillos, en todo el país desde el 1 de diciembre se dan pasos que se ven y se sienten en materia de la seguridad, lo que significa que poco a poco el aparato gubernamental se está moviendo y además involucrando hacia las zonas que son consideradas de conflicto.


Al ponerse en marcha todo un programa de trabajo en la materia, y que por lógica la presencia de los elementos de la seguridad dan un resultado y un avance, porque están dinámicos haciendo una positiva presencia, sin que se den aquellos famosos daños colaterales, porque ante todo se busca dar protección a la población en general con acciones de relevante demostración de movilidad en todas las carreteras y de diversas partes del país.


Por eso, a nadie debe extrañar que en un mes con trabajo serio y decisivo se están ya reduciendo los índices delictivos en general, y esa es una buena noticia, en donde por lógica pone los pelos de punta, a los que se resisten a creer en el nuevo gobierno de AMLO.


A buen paso, a buen ritmo y como se dijo por parte del titular del ejecutivo federal en su toma de protesta hace poco más de 30 días, de que las jornadas laborales son de más de 16 horas diarias y con dedicación los fines de semana a recorrer el país, lo que al parecer le comienza a funcionar, aunque les duele a los escépticos y hasta se les hacen las clásicas ulceras gástricas por la molestia de los buenos resultados dados a conocer en la conferencia mañanera del presidente AMLO, y dio una explicación el titular del área de la seguridad, el sonorense Alfonso Durazo, que ahí la lleva a paso firme.


También, los resultados a las primeras investigaciones del accidente áereo de la gobernadora de Puebla y de su esposo el ex gobernador, van en camino y se están realizado con el apoyo de instituciones prestigiadas de otros países.


Aquí, más vale, que le vaya bien a México y por ende los beneficios para la reactivación de la economía, que se espera sé de un aumento positivo en el primer año, ante los grandes retos  del nuevo gobierno al que convoca AMLO.


Falta mucho trecho, y las indicaciones contundentes diarias a todos los funcionarios por igual el gobierno federal de que actúen con honestidad y de que rindan cuentas claras y hagan públicas sus declaraciones patrimoniales, cala fuerte en todos los funcionarios del orden oficial, y hasta de todos lados dicen que se están bajando los salarios a menos de cien mil pesos mensuales, en cumplimiento a la ley de percepciones.


Está claro, que con AMLO, no existe la simulación y su discurso es contundente y muy explicito, aunque se den resistencias y más cuando se explica que por la salud económica se están adelgazando algunas áreas de gobierno, sí del apartado de confianza, en donde con varios años recibieron sueldos y elevadas compensaciones y prestaciones, y por lo mismo, ahora tendrán que ponerse a buscar trabajo en otras lados.


Los detractores gratuitos o no, como el ex presidente Fox, y los ex mandatarios, les duele que les quitaron las elevadas pensiones y los privilegios de protección y presupuesto, claro que los tiene muy nerviosos, porque en igual forma se tienen que poner a trabajar. Aquí el joven abogado de la UV y comunicador de la UCC, Pedro Peño, becario del Conacyt, fue el primer desde hace varios años de solicitar que se quitaran las pensiones a los ex presidentes, y ahí ya tiene un gran éxito profesional después de andar sólo en el desierto.


Las presiones mediáticas son parte también de un juego real y normal que como siempre buscan tensar la cuerda en su favor y hacen hasta lo imposible para que se rompa, pero por el momento, hay que decirlo el político tabasqueño que se levanta temprano y se acuesta tarde para trabajar y rendir más, está en el camino, que en unos meses ya se podrá decir que en lo correcto o no, por lo pronto millones que se suman al proyecto le dieron el voto y se suman otros muchos millones más que le conceden el beneficio de la duda, y eso les da escozor a los que ya no están pegados a lo ubre presupuestal de la tanto disfrutaron.


En el estado de Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y su poderoso secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros, van viento en popa, aunque el ruido y la presión de los mediáticos se escucha, y a pesar de la histeria colectiva que buscan propalar y provocar entre la gente no tienen eco.


La propia gente, está viendo que los pasos junto a AMLO; se dan también poco a poco, y no puede cambiarse una realidad en 30 días, cuando ya son años, lustros y décadas de que los ciudadanos en general en estos lares dejaron a un lado la capacidad de asombro, y ahora simplemente están dispuestos a trabajar por convicción y excepción al ruido de los infortunados que no se calman, a causa del destete.


Aquí, conviene en este momento no hacer comparaciones de nada y simplemente a esperar que las aguas se asienten para pasar de un ciclo a otro, y sin dolor, aunque hay quienes no quieren disimular que les duele, un nuevo paradigma de darle un lugar que nunca se había dado a pobres, desposeídos y más aun a los jóvenes con mucha decisión para su apoyo.


El sueño continúa con esperanza y la ilusión que embarga a millones que supieron esperar el triunfo electoral, y hasta a quien le regatearon el voto y ahora hasta le profesan respaldo a  la otra morena de México. Pero no se enojen. Tiempo al tiempo, esto está comenzando y como dicen los de la chaviza, sí los jóvenes: va. Así las cosas. 

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México