miércoles, 20 de marzo del 2019
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
El veto católico
2018-12-24 | 08:24:47

La diputada federal de MORENA, Dorheny García Cayetano, cobró notoriedad en Veracruz cuando a principios de noviembre subió a la tribuna para proponer al pleno de la LXIV Legislatura al Congreso de la Unión un punto de acuerdo para exhortar a la aún Procuraduría General de la República que les remitiera, en un término no mayor a diez días hábiles, un informe sobre el estado que guardaban las carpetas de investigación relativas a las tres denuncias presentadas en contra del entonces gobernador panista de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.


Hasta ese día, fuera del círculo de MORENA, muchos se enteraron que Dorheny es una joven militante que desde hace casi seis años mantiene una gran cercanía con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, a cuyo equipo político se integró en Xalapa desde la fundación del partido lopezobradorista.


García Cayetano, vicecoordinadora del Movimiento Regeneración Nacional, Jóvenes y Estudiantes (MORENAJE), apoyó primero la campaña de García Jiménez a la diputación federal en 2015 y luego, al año siguiente, su primer intento por la gubernatura de Veracruz.


En el proceso electoral federal de julio pasado fue una de las “afortunadas” en el sorteo por tómbola de las diputaciones plurinominales de MORENA.


Ahora, en el círculo lopezobradorista que actualmente gobierna la entidad, hay quienes le ven posibilidades de ser candidata a la Presidencia Municipal de Xalapa en el 2021, cuando esté a punto de concluir su gestión legislativa.


Sin embargo, de entrada, Dorheny García o quien sea postulado a la alcaldía capitalina por MORENA va a tener en contra el escepticismo del electorado xalapeño decepcionado con la administración municipal de Hipólito Rodríguez Herrero, que hasta ahora no ha podido cumplir con las expectativas de los votantes que en 2017 le dieron un contundente triunfo electoral.


Pero además, en el caso específico de García Cayetano, enfrentará seguramente el veto de la Iglesia católica que en la capital del Estado tiene una gran influencia política en su feligresía.


Y es que este domingo, al referirse al debate que se generó el pasado viernes 21 en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados en San Lázaro –en donde sin quórum legal se votó la iniciativa de la diputada morenista Lorena Villavicencio, que busca legalizar el aborto en todo el País–, la Arquidiócesis de Xalapa, a través de su vocero, el presbítero José Manuel Suazo Reyes, llamó “diputados de la muerte” a quienes se pronunciaron a favor del aborto, entre ellas la legisladora xalapeña.


“Anotamos que dos de esta lista de diputados abortistas son veracruzanas, Claudia Tello Espinosa y Dorheny García Cayetano. ¿Habrán consultado a sus representados? ¿No les basta el ambiente de muerte que reina en nuestro territorio que quieren más derramamiento de sangre? Y todavía más grave, están haciendo una opción por el asesinato de niños indefensos en el vientre materno”, se les recrimina en el comunicado dominical arquidiocesano.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México