domingo, 09 de diciembre del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
El Puerto, codiciado botín de IP y morenos
2018-11-28 | 08:22:26

Como locos, tirios y troyanos, afines y contrarios, aliados y “chaqueteros” se han volcado a buscar un botín, las obras del Puerto, una vez que la ampliación está en su apogeo y cuyos intereses económicos se asemejan o son mayores a los que encierra el gobierno de un estado como Veracruz.


Empresarios y políticos quieren ya su tajada antes de tiempo. Todavía ni llega el nuevo gobierno emanado de Morena, y buscan que les den grandes rebanadas del pastel que representan los trabajos para el Nuevo Puerto de Veracruz que se traduce a la histórica inversión en un puerto por más de 70 mil millones de pesos, y que se ejecuta desde el año pasado.


Sí, la obra es considerada la más grande de Latinoamérica, y la terminal portuaria será más grande que la de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, pero se ha convertido también en una manzana de la discordia, en un ambicioso manjar para constructores, políticos y hasta las autoridades actuales en esa materia que pretenden seguir controlando la inversión.


Y es que en plena obra, en medio de los trabajos proyectados incluso para terminarlos totalmente en unos seis años más pero que en estos momentos tienen su mayor derrama, se da la transición de poderes y se termina un gobierno federal del PRI, etiquetados como corruptos o al menos con quien se facilita más la discrecional asignación de proyectos y contratos bajo componendas.


Es quizá por eso que apenas se supo del nombramiento del nuevo coordinador del gobierno federal, quien estarán a cargo de las casi 70 dependencias con representación en la entidad veracruzana, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, que se empezó a dar tremendo alboroto. Los intereses que se manejan en el puerto son tan poderosos que por ellos empresarios constructores y otros actores están desesperados.


De los primeros en buscar acercamientos, puentes y tocar puertas para establecer contacto con el hombre fuerte del gobierno federal, fue el propio Juan Ignacio Fernández Carvajal, director general de la Administración Portuaria de Veracruz a través de su gerente de Ingeniería de la Administración Portuaria Integral de Veracruz, Francisco Liaño.


Le siguieron empresarios incluso que han trabajado con el PRI que han traicionado a sus protectores y padrinos para irse con el PAN, y que ahora quieren que se les tome en cuenta en los contratos pues el pastel en la ampliación portuaria es enorme. Lo saben por eso se han valido de su camaleónica epidermis para intentar a toda costa llegarle al hombre fuerte de la Federación en la entidad.


Los empresarios voraces buscan nexos a través de comunicadores y quieren aprovechar cualquier resquicio para tratar de encontrar el cofre de contratos millonarios. Que si saben del manejo pues han sido incluso funcionarios con Javier Duarte de Ochoa y con Ramón Poo, durante su gestión como alcalde porteño. Parece que la hotelería ya no es suficiente.


En otro ámbito pero con el mismo fin un diputado federal por Morena ha hecho lo mismo. Insistir y buscar recomendar con quienes pudiera agenciarse proyectos y obras en la extensa terminal marítima en construcción que será cinco veces mayor en capacidad al puerto actual.


Pero ese legislador está más que ocupado con todo lo que le significa atender la infraestructura que le han conferido atender, que solo hace recomendaciones y si se puede, por qué no, ejecutar una parte de la obra.


Todos pues, como en una cacería, sobre el puerto, no obstante toparon con pared. La respuesta siempre fue la misma. En el puerto como en otras dependencias Manuel Huerta ni secretarios de despacho incluso pueden influir en las decisiones.


Incluso si así fuera, les respondieron, no habría tráfico de influencias ni recomendaciones.


Y es que una razón es fundamental por la que los nombramientos y toma de acuerdos son decididos desde el centro del país. Directamente saldrán del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Y obedece a Seguridad Nacional.


Son pues Apiver, el Sistema de Administración Tributaria, SAT, las Aduanas Marítimas en este caso y el Aeropuerto, los que en Veracruz y en otros estados los super coordinadores no tocan baranda. Y los cargos que están englobados en ese criterio.


Así que el propio Liaño y Fernández Carbajal, éste último hermano del poderoso empresario, dueño de Femsa, que distribuye la Coca Cola y poseen las cadenas Oxxo en el país, entre otras grandes firmas, deberán seguir buscando la forma para mantenerse en el cargo, lo que seguramente ya debe estar por lograr, o de lo contrario, tendrá que alistar sus maletas.


MUY EN CORTO


BUSCAN GALARDONAR A CARLOS GARCIA MÉNDEZ. La diputada Adriana Esther Martínez Sánchez, presidenta de la comisión especial para el otorgamiento de la medalla y diploma “Adolfo Ruiz Cortines” de la LXV legislatura, recibió la propuesta de presidentes municipales, sindicas, ONG’s, Asociaciones Políticas, empresarios, catedráticos e investigadores, así como investigadores de la UV, para que el Dr. en Derecho, Carlos García Méndez sea merecedor de tan importante distinción por su empeño de educador, filántropo y empresario.


Destaca pues, su visión social y quien ha impulsado a miles de jóvenes y adultos en su formación profesional en nivel superior, por lo que llama la atencion que se adhieren a la propuesta medios de Comunicación, sacerdotes, Notarios, Magistrados, y hasta Jueces.


 Una importante fundación, Ealy Ortíz, hizo lo propio. “Hoy lo honramos proponiéndolo ante esta legislatura por su reconocido actuar ético y valores democráticos que enaltecen al pueblo veracruzano” dice la redacción de la solicitud.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México