domingo, 09 de diciembre del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Desata corrupción odio contra Alor
2018-11-15 | 08:12:27

Desde el lunes, en esta semana, el futuro secretario de Salud, Roberto Ramos Alor fue objeto de una difusión en redes de mal gusto.


De acuerdo a una fotografía, que según sus palabras es falsa y alterada, se le muestra con una supuesta pareja, y fue utilizada para denostarlo y la que calificó como guerra sucia y de odio por su anuncio de la cruzada contra la corrupción que orquestará una vez que asuma el cargo en el gobierno del Estado.


Y es que ha trascendido que diferentes acciones van encaminada a desaparecer los jugosos y millonarios negocios que se generaban en la dependencia por lo que según el mensaje del doctor Alor en su cuenta de twuitter reitera que no claudicará en su visión por llevar la salud a la población más desprotegida y acabar con la corrupción.


Lejos de desmentir o avalar lo que su vida privada lleve de por medio, lo cierto es que en este espacio se ha dado cuenta, precisamente, de las burdas estrategias no solo que evidencian la trama de saqueo y desfalco al interior de la secretaría sino la “barredora” de todo el sistema de información digital y archivos para “blanquear” todo lo que pueda significar rastros de los presuntos malos manejos en el sistema estatal de salud.


La clara muestra con información que ha trascendido, se encuentra integrada en un expediente, y se logró rescatar antes de ser “desaparecida” o en su caso alterada apunta principalmente a proveedores en contubernio con servidores públicos” del bienio yunista.


Se han generado expedientes que permitan a las nuevas autoridades escudriñar, investigar y castigar en su caso, estos posibles hechos de corrupción y es quizá a lo que se refiera el próximo titular del área, una vez que se haya instalado la administración de Cuitláhuac García Jiménez a partir del 1 de diciembre.


Pues en ese sentido especial atención y como dice la máxima popular, “sigue la mata dando” en el renglón de las adquisiciones de equipo médico y consumibles, porque parece que es un barril sin fondo, donde resaltan empresas como Llira y Hernández SA de CV, cuyo propietario sería Rafael Álvarez, según ha trascendido y quien se ostenta como jefe del departamento de Almacenes y Distribución de SESVER.


Llira sería una de las empresas “puente” y quizá “fantasma” encargada de facturar cantidades millonarias amparando llantas, uniformes, papelería, muebles, equipo médico, consumibles, entre otros.


La simulación que se ha hecho en la entrega de mercancía y en la facturación de la misma cada día sigue aflorando sin recato alguno. Bajo un mecanismo bastante sucio de que “no hay espacio en almacenes” y que la mercancía comprada, facturada y pagada, deberá permanecer en almacenaje de parte de la empresa vendedora hasta que SESVER la requiera, así se evita la entrega.


Así es como diversas cantidades de productos, que implican millones de pesos, jamás llegaron a SESVER Veracruz, conformándose legalmente si así se comprueba sea Alor o quien fuese el nuevo titular, un cuantioso fraude en perjuicio del erario estatal y federal ya que una buena parte de los recursos financieros provenien de partidas federales específicas para Salud.


Desde el centro del País


En la ciudad de México, el jefe de compras internacionales del “Sistema Colectivo Metro en CDMX”, Israel Mendoza (primo de Carlos Arturo Mendoza Ramírez) sería parte del engranaje del fraude y el “robo” al descubierto.


Por si no estuviera tan golpeado este sector y la dependencia ha sido objeto de robos desde el sexenio de Miguel Alemán que aún persisten las mafias.


De este grupo surgen más nombres. Según informes, en el contubernio participa también Pablo Marín, encargado de compras nacionales del Sistema Colectivo Metro, y estaría triangulando para vender consumibles, equipo y papelería a SESVER promoviendo facturas fantasmas simulando entregas.


De no haber sido lícito esta operación hay un responsable que deberá rendir cuentas y es el Jefe de administración, Miguel Ángel García Ramírez.


Las anomalías llevan a hechos concretos. Existen empresas con contratos de 2016 a febrero de 2018 con severas observaciones como Arenales Textiles S.A. de CV; Mobs SA de CV; Medstent S.A de C.V; Thif S.A de C.V; Comercializadora Guima; Sardel Medical, todas relacionadas con la intervención del proveedor Felipe de Jesús García Ortiz y otros “empresarios” que se sabe han efectuado entregas irregulares en todo este tiempo pero que inexplicablemente, mantienen millonarios contratos con SESVER.


La justificación de varias de estas empresas y de SESVER, para no hacer las entregas completas, es que “SESVER no tiene espacio en bodegas” originando con esta irresponsable actitud se les faciliten las “entregas fantasmas” con beneficios personales de una cadena de corruptos y ladrones incrustados en el yunismo que está a punto de fenecer.


Los contratos de Activos 135, 139, 165, 169, 171, 175 entre otros, hasta el 31 de Octubre se sabe mantienen “cartas de almacenaje o resguardo”, con irregularidades de entrega; incompletas y en su caso simuladas y, que en realidad es la práctica para redondear la mentira-fraude de entrega en almacenes.


Sobre esta deshonesta y criminal actuación pues se atenta contra la salud y vida de los veracruzanos, algo que tanto condenó este gobierno en sus inicios y desde antes de tomar posesión, tendrá que exigir cuentas el régimen de Cuitláhuac García y los responsables de áreas, que ojalá no sean sorprendidos o sobornados por los millones en danza.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México