domingo, 16 de diciembre del 2018
 
Por Emilia Ramírez Soto
Columna: Todo comunica
La redes sociales, el vértigo tecnológico de la información que influye en la agenda nacional
2018-11-07 | 08:14:18

En la última semana las redes sociales han sido una zona de guerra, los mensajes que se colocan han ido desde la opinión neutra a la crítica seria, ácida y aquella que esconde fuertes opiniones basadas en información no verificada.   A nivel nacional el twitter se ha convertido en el instrumento favorito de aquellos que intercambian opiniones contrarias y defienden su postura o “su verdad”  vaticinándole al gobierno de la Cuarta Transformación (4T) “catastróficas consecuencias”, y de los que defienden con fervor las causas que dan origen a esa decisiones que van a “salvar a la patria”.


El twitter, donde se ponen duros los fregadazos, es el nuevo medio para marcar la exposición de un tema y ponerlo en la agenda del día; ahí se desata el intercambio de declaraciones que coinciden y las que disienten. Eso está muy bien; hasta que se vuelve literalmente un espacio de opiniones desenfrenadas que llegan a los insultos y faltas de respeto, utilizando el resentimiento social como acelerante para incendiar algo o a alguien. ¡Dios te salve de volverte un Trending Topic que te ponga en entredicho!


La descomposición de la información inicia cuando se vierten datos falsos, tendenciosos o sin objetividad, que atrapan la atención de una gran cantidad de audiencia que sin ningún sustento se deja influenciar por una avalancha de información que es abrumadora. Honestamente es un campo de batalla incruento, pero que lastima seriamente la veracidad y el proceso de reflexión sobre los acontecimientos que marcan el nuevo rumbo que está tomando México.


La esencia del periodismo es la búsqueda de la verdad, el rigor informativo y la capacidad de satisfacer la necesidad del ciudadano de estar informado. En las redes sociales hay cabida para eso, pero también para el caos de información que confunde y desata violentos enfrentamientos, en donde la nota es la confrontación y lo que se informa pasa a segundo plano.


La rapidez con la que se mueven las redes sociales como twitter, Facebook y YouTube es vertiginosa, y se implementan estrategias nuevas para interactuar con las causas y sus consecuencias, empleando a una diversidad de operadores que deben monitorear de manera constante la actividad que se presenta, con el fin de detectar lo que puede ser el detonante para que un día normal se convierta en una crisis de comunicación.


Es así como vemos surgir nuevos actores de la información y de la desinformación, que utilizando toda la gama de productos visuales, en tonos de debate, noticias y chistes, narran el acontecer del país y ponen en una exposición, en ocasiones desmedida, a las personas dedicadas a las actividades públicas.


El internet es un espacio democrático por resistir todo intento de control; pero debemos ser cautos en no dar por bueno todo lo que ahí se dice. El público necesita evolucionar y hacerse cargo de elegir lo que da por verdadero  de lo que ha de poner en duda.


Por ahora, la tendencia es que quien sea eficiente, eficaz y bueno para manejar las redes sociales tiene la oportunidad de influir en la agenda nacional para bien o convertirse en un gran inquisidor.

Entradas Anteriores








  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México