viernes, 16 de noviembre del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
SESVER, Servicios de Salud, la gran estafa
2018-11-05 | 08:14:02

Este 5 de noviembre inician dos encomiendas que definirán el futuro político y de gobierno que tendrá Veracruz en los siguientes años.


Entra en funciones la nueva Legislatura del Estado con mayoría de Morena y objetivos claros sobre el régimen que termina el próximo 1 de diciembre. Y por otro lado, inicia formalmente y de acuerdo a la Ley, la entrega recepción del sistema panista que encabeza Miguel Angel Yunes Linares y el que llega, con Cuitláhuac García Jiménez, aunque en teoría debió ser desde el 1 de noviembre.


En medio de estos escenarios se encuentra bajo la lupa una secretaría, de la que se sabe por supuesto, y la que cada sexenio es una infinita caja de corrupción, exceptuando algunos honrosos casos de sus titulares, y es precisamente la de Salud que amparada en la asistencia social y bajo las cortinas a las que se presta este sector, se convierte en un botín millonario para los gobernantes y funcionarios en turno.


Así, el caso es que el responsable de recibir todo lo concerniente a esta dependencia, Jorge Eduardo Sisniega Fernández, por parte del equipo de Morena en la entrega-recepción, será quien deba evitar cifras y datos maquillados.


Y es que desde semanas atrás, existe información confirmada, que se ha trabajado sobre una base de datos ya en poder del grupo que representa a Ctuiláhuac con un Archivo General del total de flujos de medicamentos, insumos, equipo médico, así como datos de contratos de activos, obras, tanto como de plazas y remuneraciones de personal administrativo y médico, ya sea de base o de confianza.


No hay forma pues que a Sisniega Fernández se le pretenda sorprender pues cuenta con la información necesaria de todos los “enjuagues” que en Servicios de Salud se han dado indiscriminadamente y que según las versiones, dicho Archivo del estado actual del sistema de salud de Veracruz se ha pretendido, perversamente, truquear, hackear y alterar.


Los responsables administrativos, contables y de asignación de contratos y servicios en Sesver parecen enfrentar difícil fiscalización siendo que con oscuros manejos podrían haber acabado con el millonario presupuesto de la institución.


Tanto el responsable de la transición en Salud como el Congreso Local y de ser reemplazado, el nuevo Fiscal General, tienen mucha tarea, si Morena y Cuitláhuac García están dispuestos a no dejar pasar por alto tan escandaloso saqueo.


De ser así, tendrán en sus manos la obligación moral y legal de llevar a esas instancias a los responsables de todo mal manejo para restituir a las arcas del Estado el “dinero robado” durante estos dos años, y que conservadoramente, en un arqueo inicial, podría ascender a unos 800 millones de pesos.


Esto, tan solo en el renglón de medicamentos, insumos y equipo médico; quizá con las mismas técnicas y artimañas conocidas y aplicadas cuando muchos de estos funcionarios ejercieron en el ISSSTE,  durante el sexenio de Felipe Calderón.


Revelaciones internas de Sesver se han estado dando desde que personal de confianza y sindicalizado observaron que los yunistas, con altos encargos, los han pretendido “embarcar” para ellos buscar librarse de toda denuncia de faltantes y hasta fraude en el erario.


Según ha trascendido, es también el mismo modus operandi que se realiza en cada encargo donde el clan gobierna, igual que se hizo en Boca del Río por ejemplo, durante dos administraciones, y que también ha sido empleado, al menos en esta secretaría:


Resetear los servidores de las computadoras oficiales, borrar y eliminar todo rastros de malversaciones, inventarios, faltantes, remisiones, recibos. Complementando a su vez con información apócrifa para “cuadrar” cifras y fingir coincidencias exactas a la hora de la entrega.


Dos personajes están en la palestra. Y si bien no son del todo responsables, saben que las cosas no están nada bien. Incluso, deben ir pensando en la responsabilidad que les apremia de encontrarse anomalías a partir del 1 de diciembre.


Se trata del contador, Miguel Ángel García Ramírez, Director Administrativo de Sesver, y Rafael Álvarez Yáñez, jefe del Departamento de Almacenes y Distribución quienes están más que preocupados por las denuncias penales y por ende órdenes de aprehensión que podrían enfrentar por fraude, abuso de autoridad, daño patrimonial y hasta delincuencia organizada.


Otro nombre que resalta en el informe y expediente armado para el equipo de Transición es el doctor Alberto Téllez Valero, jefe del Departamento de Tecnologías de la Información,  quién habría también “maniobrado” toda la información en el sistema.


Trasciende que para la operación, tan solo por sus “honorarios” fueron 500 mil pesos en efectivo, con una “vaquita” reunida de la controversial empresa Exfarma, Miguel Ángel  García Ramírez y Rafael Álvarez Yáñez. Y cuyos trabajos se tenían que hacer durante los días 1, 2 y 3 de noviembre para obtener cifras “actualizadas” al tiempo de la entrega recepción.


El especialista informático no ha trabajado solo pues para apoyar a Téllez Valero habría intervenido el despacho contable, Navarro-Callejas Consultores S.C. quienes también habrían recibido el escaneo de la información original para posteriormente manipular y cuadrar números a la conveniencia de esta camarilla de servidores públicos del actual gobierno que sin escrúpulos, al igual de lo que se acusó a varios titulares durante el sexenio de Javier Duarte están haciendo lo propio.


El equipo del morenista Jorge Sisniega, encargado de la entrega recepción ha sido puesto al tanto de las sucias maniobras con las que se pretende sorprender al nuevo gobierno. Y dependerá de su capacidad y lealtad al régimen de Cuitláhuac si es que permite recibir una dependencia con el famoso “borrón y cuenta nueva” plagada de un oscuro y grave trasfondo en perjuicio de los veracruzanos.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México