martes, 11 de diciembre del 2018
 
Por Maquiavelo
Columna: Se dice
Es unánime la petición de castigo
2018-10-23 | 08:24:30

El senador de Morena,  Ricardo Ahued,  que sí sabe de números y finanzas públicas advierte del peligro que encierra para la economía del estado de Veracruz,  la impagable deuda del indescifrable manejo escondido de fideicomisos de Miguel Yunes Ángel Linares que va a heredar el gobernador Cuitláhuac García.


La presión que reciben los columnistas para que exijan al nuevo gobierno de López Obrador y García Jiménez que encierre y meta a la cárcel al numeroso y corrupto clan de los Yunes panistas,  donde figuran desde el jefe del ejecutivo estatal, varios secretarios de estado y alcaldes panistas y perredistas.


Nunca se había visto en Veracruz tantos personajes de primer nivel que se hayan unido para que se les castigue.


La pugna por el Congreso local


Ya se llevó a los medios la confrontación interna que se desarrolla en Morena por los puestos claves en el Congreso local, el que tiene el poder de la decisión es el gobernador Cuitláhuac García. Se entiende que hay intereses y lamentablemente se heredó el esquema de las irreconciliables tribus de la izquierda, que perdura en el casi desaparecido PRD. En lo local, están bien definidas las tres corrientes de Rocío Nahle, Carlos Huerta y del propio Cuitláhuac García.


Para el nuevo gobierno requiere la unidad para la gran tarea de recomponer el desastre en que se encuentra la entidad. Lo importante es que las personas que seleccionen tengan el perfil adecuado con experiencia y sobre todo capacidad. Lamentablemente un buen número de legisladores su nivel académico deja mucho que desear. Están más que reprobados.


El infierno de los duartistas


La gran mayoría de la ciudadanía veracruzana desconoce el trato inhumano que reciben los funcionarios duartistas que se encuentran presos en Pacho Viejo. Existe una enfermiza perversidad oficial hacia algunas personas que se resisten a las extorsiones y amagos de lo que espera el gobernador Yunes Linares de estos reclusos políticos. Sean culpables o inocentes, la forma incorrecta y de intimidación que reciben es una violación a los derechos humanos, que debe tener todo mexicano. Este maltrato rencoroso se concentra en tres personajes, Mauricio Audirac,  Luis Ángel Bravo Contreras y Arturo Bermúdez.


Son verdaderas historias de terror, donde uno de los castigos es permanecer  con la luz prendida toda la noche, en caso de rebeldía mandarlos a celdas donde conviven con reos de alta peligrosidad. El control de las visitas, los alimentos que reciben o cuando les permiten  que se los proporcionen sus familiares.


La atención médica es deficiente y son casos delicados como el de Antonio Nemi Dib y Audirac Murillo que requieren de especialistas para el tratamiento de sus  enfermedades.


Se comenta de presiones de un importante alcalde a un familiar con la que tiene relaciones, para que el detenido esté gravemente enfermo. Por razones de ética periodística evitamos mencionarlos.


Para estos altos funcionarios del gobierno de Duarte que tuvieron una vida con el esplendor que otorga gastar dinero que no les pertenece, el cambio debe ser terrible para su estima personal.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México