domingo, 16 de diciembre del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Cuitláhuac no gobernará con un fiscal carnal
2018-10-05 | 08:21:56

De algo no hay duda alguna y es que, el Fiscal General del Estado Jorge Winckler Ortiz tendrá que dejar su encargo; o se va o los próximos diputados no descansarán hasta iniciarle un juicio político; además, diversas organizaciones y colegios de abogados han referido que presentarán las denuncias penales en su contra por los delitos en los que éste ha incurrido al amparo del poder que le otorgó el actual gobernante.


Catalogado como un simple abogado de la familia Yunes, Winckler al igual que Luis Ángel Bravo han sido acusados de fabricar culpables, violar derechos humanos, revictimizar, incumplir con su labor de investigar y exhibir a los detenidos violando el debido proceso y así sin número de delitos que hoy podrían colocar al Fiscal en la misma situación en la que se encuentra su antecesor.


Ayer, entrevistado por éste Corporativo de medios de comunicación, el actual legislador y quien fue reelegido para la próxima legislatura, Amado Cruz Malpica, reveló que el proceso de destitución y remoción del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortíz, se hará conforme a la ley, pues no hay resultados tangentes ante temas importantes como desapariciones forzadas, homicidios y secuestros.


Es un hecho, dijo, que la próxima legislatura local concretará el cambio en la titularidad de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, pues dijo, como siempre se ha sabido, Winckler Ortíz es un fiscal “a modo”, con propósitos de acompañamiento político al aún Gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.


Amado dijo durante la entrevista, que la próxima legislatura es responsable de nombrar, pero también de remover al Fiscal General del Estado de Veracruz “y pues con Jorge Winckler no hay resultados en nada”.


Además –dijo el diputado-  actualmente el funcionario yunista tiene una denuncia penal en su contra por estar protegiendo a unos empresarios que quieren apoderarse de unos terrenos, y de los cuales Winckler Ortíz es su abogado.


“Winckler en realidad ha cumplido una función más bien de represión y brazo ejecutor en cuestiones político-personales del Gobernador. Es un fiscal absolutamente cuestionado no solo por MORENA, sino por prácticamente toda la sociedad veracruzana.


Una vez que se instale la próxima legislatura, seguramente habremos de revisar a fondo los diferentes delitos en los que ha incurrido, así como en los miles de reclamos que pesan sobre él por su pésima actuación al frente de la FGE.


Lo vamos a hacer conforme a la ley, Morena no violentará el estado de derecho, y si tiene que responder ante la ley, llegaremos incluso a promoverle un juicio político en su contra”.


También del tema hablarán en breve otros personajes claves en la próxima administración, quienes aseguran que, el Gobernador Cuitláhuac García no se cruzará de brazo a esperar que el abogado yunista quiera retirarse.


Finalmente pareciera que el karma ha alcanzado al litigante jarocho, pues hoy también su antecesor ha denunciado, prácticas fuera de la ley con la finalidad de que se incriminara, mientras el actual mandatario sumaba simpatías con fines electorales.


Y es que se dice, la intención del actual Fiscal General es permanecer al frente de la Fiscalía para hacerle un poquito difícil el tema de procurar justicia al mandatario que entrará en funciones a partir del primero de diciembre.


¡Así las cosas en Veracruz; nos leemos el lunes queridos amigos, mientras tanto tengan un excelente viernes y un reparador fin de semana!

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México