sábado, 17 de noviembre del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Videocámaras, gasto inútil
2018-08-22 | 10:31:37

Este viernes 24 se cumplirá un mes de la desaparición del médico Josué Raymundo Reyes Calles en el puerto de Veracruz. Desde entonces, sus familiares se han dado a la tarea de hacer el trabajo que les correspondería a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado. Lograron, por ejemplo, ubicar el automóvil de la víctima en el fraccionamiento Floresta. Sin embargo, pese a esa y otras pruebas que entregaron, la FGE no les ha permitido acceder a las videograbaciones de las cámaras instaladas en el perímetro donde ocurrieron estos hechos. 


No es la primera vez que las autoridades escamotean este tipo de material tan relevante para la investigación de un hecho criminal. En septiembre de 2011 ocurrió una situación más grave aún, pues jamás se dieron a conocer las grabaciones de las cámaras instaladas sobre el bulevar ‘Presidente Manuel Ávila Camacho’, de Boca del Río, donde a media tarde y un día antes de la Reunión Nacional de Procuradores de Justicia fueron arrojados frente a una concurrida plaza comercial 35 cadáveres, la mayoría mutilados.


Jamás se dio con los autores materiales de este hecho atroz, quienes sospechosamente actuaron con gran impunidad ya que la zona estaba acordonada por elementos del Ejército y de la Marina Armada de México.


Por eso es que cabe preguntar para qué tanta inversión en este tipo de dispositivos tecnológicos si a final de cuentas no tendrán mayor impacto en el combate a la delincuencia ante el presunto contubernio de las autoridades con los criminales.


Y es que hace casi un año, en octubre de 2017, el gobernador Miguel Ángel Yunes anunció que se instalarían 6 mil 476 cámaras de videovigilancia para dar seguridad a los veracruzanos. La cifra impactó porque aumentaría en mil 700% el número de estos dispositivos, pues sólo funcionaban 180 en la entidad.


El mandatario panista detalló que este moderno sistema sería instalado en ciudades de seis regiones estratégicas del estado: Pánuco con 404 cámaras; Poza Rica, mil 136; Xalapa, 2 mil 52; Veracruz, mil 900; Córdoba, 700, y Coatzacoalcos, mil 84.


Yunes Linares presumió que esta tecnología era de las más modernas del mundo, pues detectaba movimientos inusuales, realizaba tareas de reconocimiento facial, así como de placas vehiculares, y vinculaba automáticamente la información con los archivos de Plataforma México.


Yunes también informó en esa ocasión que se incrementarían las capacidades de los actuales Centros de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C4) en Pánuco, Poza Rica, Xalapa, Cosoleacaque y Fortín, y que iniciaría la construcción de un C5i: Centro de Control, Comando, Cómputo, Comunicaciones, Contacto Ciudadano e Inteligencia en la conurbación de Veracruz-Boca del Río, para recibir precisamente la información de las cámaras y atender de inmediato los llamados de toda la entidad.


Para estos fines, dijo, se destinarían más de 700 millones de pesos, la inversión más alta en la historia de Veracruz para mejorar la seguridad pública. Pero resulta que ahora estamos peor.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México