domingo, 23 de septiembre del 2018
 
Por Cecilio García Cruz
Columna: Jesús te ampare
Sergio Hernández… ¡De Bailador a Perdedor!
2018-07-26 | 10:43:17

En el fangoso mundillo político hay personajes que han adquirido, por su enorme parecido con comediantes de la farándula, una notoriedad extrema.


A Manlio Fabio Beltrones lo identifican con “Capulina” (Gaspar Henaine), el rey del humorismo blanco, porque nunca utilizó expresiones obscenas en sus bromas.


Al ridículo e ineficiente expresidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, le llaman “Clavillazo” (Antonio Espino).


Dicen sus críticos que sus movimientos corporales son similares a los del desaparecido comediante del vodevil. Parece el gemelo del autor de la frase “Pura vida… nomás”.


En el Congreso local deambula, cabizbajo, un “diputado” que confundió el recinto legislativo con la gran pista de “Bailando por un sueño”.


Sus colegas, cuando lo ven llegar, le gritan a coro: “Hey, aguas, aguas que ya llegó… ¿Quién?...Sergio El Bailador”.


Este personajito tiene gracia pa´ mover la cadera con sabor.


Bailar “jalao” es lo que más le gusta. Trae la música por dentro.


Se trata del panista Sergio Hernández Hernández, quien por añadidura es presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.


Una auténtica fichita sinónimo de arrogancia, cinismo y altivez.


“Checo”, como dato adicional, utilizó recursos del Congreso para dar rienda suelta a sus hobbies escandalosos.


Nunca tuvo la menor intención de rendir cuentas de sus excesos en el ejercicio del poder, porque se sentía protegido y acuerpado por su amigo y “cuasi” dueño del PAN, José de Jesús Mancha.


Sin embargo, los asombrosos e inéditos resultados electorales le cambiaron su negocio político y ahora le exigirán cuentas claras.


“Chico” Fuentes, su asesor y socio de cabecera, es un experto en organizar “reventones” y dilapidar dinero a manos llenas, pero en cuestión de orden y disciplina, está muy lejos de resolver el torcido camino de su amigo.


Hay que recordar que Cinthya Lobato, con un pie en MORENA, exhibió a Sergio Hernández por derrochar recursos del Congreso en francachelas y mujeres.


Es el más folclórico de esta camada de “gestores”, y una clara muestra del nivel “cultural” de los diputados en la actual Legislatura.


Esto se debe a que las ambiciones desmedidas de unos cuantos, sembraron la semilla de la discordia al interior de Acción Nacional.


La codicia desbordada provocó un cisma al interior del PAN que orilló a militantes fundadores a migrar hacia otros colores, porque no se sintieron representados por el blanquiazul.


A nivel nacional, Ricardo Anaya, (el chico maravilla) y frustrado candidato presidencial, para cumplir con su ambición, eliminó a su principal competidora, Margarita Zavala, quien abandonó el nido azul y se registró como candidata independiente.


Fue secundada por el senador Roberto Gil, los expresidentes Manuel Espino y Germán Martínez, además de otros panistas de cepa.


Hay otros que se han convertido en fuego amigo del panismo; no han renunciado pero son la oposición misma.


A Ricardo Anaya muy pronto será llamado a cuentas por la PGR pues tiene la “cola muy larga” y su enriquecimiento es inexplicable.


Aquí, en Veracruz, “Checo El Bailaooor”, por el bien de la democracia debe dejar de mover el bote y poner en orden los temas bajo su jurisdicción.


Por sus frívolas acciones perdió el control de su bancada.


La fractura en el PAN es demoledora.


Luego de la dolorosa debacle el 1 de julio, hay rebatinga por el control del instituto político.


Hay varios tiradores: desde los Yunes Márquez hasta los incondicionales del poder azul.


“Pepe” Mancha que se “manchó” con contratos sin licitar, ya no es útil al sistema, ahora es desechable.


En el Congreso local hay varias Margaritas Zavalas que han sido motejadas de incómodas.


Una de ellas, Cinthya, abandonó el nido y optó por vestirse de morena.


Sergio, podría organizar en el Velódromo su gran baile de despedida como coordinador gandalla de la JUCOPO.


 


Sus días están contados y los nuevos legisladores llegarán con la espada desenvainada para erradicar privilegios, pero sobre todo la corrupción e impunidad.


El bailaooor ya bailó con la más fea al perder la reelección en su Distrito que era un bastión panista.


Sin embargo, haciendo uso de sus influencias, también se registró como plurinominal y así aseguró seguir cobrando como diputado, a pesar de los pesares y del rechazo de los electores.


Ahora tendrá que justificar sus despilfarros y Cinthya, será la primera en señalar los yerros de su adversario y exigirá una puntual y profunda auditoría y, de encontrarse irregularidades, que se aplique la ley.


Atrás quedaron las frivolidades de Sergio Hernández, quien ahora deberá rendir cuentas claras y precisas.


Y como “Capulina” y “Clavillazo” tendrá que cerrar el telón de la farándula y el vodevil.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México