miércoles, 26 de septiembre del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: AL PIE DE LA LETRA
* INCÓMODA REUNIÓN CON AMLO
2018-07-11 | 19:32:58

Ha despertado cierto morbo político si este jueves el gobernador Miguel Ángel Yunes asiste o no a la reunión que la CONAGO sostendrá con el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador.


Y es que el mandatario veracruzano no tendría realmente por qué irle a rendir pleitesía a su odiado enemigo político, dado que ya no coincidirá con él en el ejercicio del poder, pues cuando AMLO esté rindiendo protesta ante el Congreso de la Unión como titular del Poder Ejecutivo federal, Yunes estará entregando la gubernatura al morenista Cuitláhuac García.


De hecho, quien debería asistir a este encuentro debería ser el correligionario de López Obrador, quien gobernará Veracruz durante todo el sexenio presidencial del tabasqueño.


¿Qué podría motivar entonces a Yunes acudir a este besamanos con quien hasta hace poco llamaba “loco”, “corrupto”, “cobarde” y “mentiroso” cada vez que visitaba la entidad?


Si el gobernante del PAN se presenta a esta reunión corroboraría los rumores de que “algo” le estaría preocupando, y por ello su interés de acercarse a López Obrador.


El riesgo para Yunes, en caso de que asista, es que AMLO lo exhiba –igual que a Ricardo Anaya– escondiéndose la cartera para que el mandatario veracruzano no se la vaya a robar, como solía pretextar para rehuir el debate con que lo retaba el gobernante del PAN cada vez que recorría la entidad.


¿Qué es lo que puede preocupar a Yunes para que supuestamente esté dispuesto a tragarse tremendo sapo sin hacer gestos? Este lunes, muy a su estilo belicoso, tuvo que tragarse el primero al tener que reconocer públicamente el inobjetable triunfo de Cuitláhuac García.


Ya habíamos comentado aquí, que Yunes tiene tantos señalamientos y expedientes abiertos que francamente no se sabe cuál le podrían activar.


Sin embargo, uno de los que más preocupó en su momento al Comité Ejecutivo Nacional del PAN fue el que en agosto de 2016 presentó la Sección 32 del SNTE en contra del entonces gobernador electo de Veracruz “por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero”.


Y es que según el abogado del sindicato magisterial, cuando Yunes fue director general del ISSSTE, entre 2006 y 2010, creó un sistema de préstamo de dinero a maestros, en complicidad con la empresa Consupago.


Esta microfinanciera –del mismo grupo empresarial que en la reciente campaña electoral entregó 600 mil monederos electrónicos llamados “Mi Chedraui”, con el logotipo del programa social emblemático del gobierno panista: “Veracruz empieza contigo”– descontaba a los maestros de su nómina, y por el dinero que cobraba por cada préstamo, pagaba millonarias comisiones a tres empresas propiedad de la familia Yunes Márquez: Cobranza y recuperación; Corporate Linkage, e Intermediación Corporativa.


¿Reactivará esta denuncia el SNTE, cuyo control, luego del triunfo de AMLO, estaría por retomar una corriente sindical afín a la ex lideresa Elba Esther Gordillo, vieja conocida de Yunes que fue procesada coincidentemente por los mismos delitos que ahora le imputan a su ex protegido?

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México