viernes, 14 de diciembre del 2018
 
Por Maquiavelo
Columna: Se dice
El número mágico
2018-07-09 | 09:27:32

Los más de doscientos mil votos que presumía Miguel Ángel Yunes Márquez que tenía de ventaja sobre el candidato de Morena Cuitláhuac García Jiménez fue precisamente ese mismo número mágico nada más que al revés, lo que le dio la gubernatura al aspirante de la coalición Juntos Haremos Historia.


Por esa soberbia altanera de no reconocer cuando se pierde es lo que provocó que el pueblo veracruzano tuviera una fiesta porque marcaba el final de una corta y pésima gestión gubernamental de quien quiso perpetuarse en un poder que era prestado y con ello la aniquilación de un efímero grupo político. La verdadera humildad es el conocimiento.


Las más altas votaciones que obtuvo el nuevo gobernador fueron en Coatzacoalcos en el primer distrito, es la más elevada de la entidad con 84, 918 votos seguida de Coatzacoalcos II con 74, 476 una ventaja superior a los 150 mil sufragios, por eso es considerado el sur donde domina el Diario del Istmo la zona más importante de la izquierda veracruzana.


Trascienden los negocios de las campañas negras


Las fuertes sumas que le entregaron a la exdiputada July Sheridan por su sucia labor de estar denostando al candidato a gobernador Cuitláhuac García durante el desarrollo de los debates fue de muchos números, de allí el triste y humillante papel que se vio obligada a desarrollar, tenía que cobrarlos bien.


Para darse cuenta de lo que invirtieron los Yunes, nada más para la vocera Ángeles Ceballos se le pagaron 75 mil pesos.


No está conforme y sigue muy molesto


El gobernador Yunes Linares este fin de semana se dedicó a investigar a ciertas personas que le habían ofrecido apoyar a su hijo en las pasadas elecciones a cambio de fuertes sumas de dinero y al parecer se lo clavaron.


Entre los políticos que figuran en la mira son el expresidente del PAN Enrique Cambranis, en el norte al excontralor Ricardo García Guzmán a quien se le acusa de ciertas ligas con grupos delincuenciales y en el sur a la veleta electoral de Renato Tronco. De estos dos últimos no existe duda porque han cambiado de partido político como si se tratara de ropa interior usada.


El choleño no está conforme con lo que ocurrió y quiere cobrar venganza, los números señalan que hubo extraños manejos que no le cuadran con lo que habían prometido sus aliados subvencionados.


Asegura que esa noche de la elección estaba muy molesto, parecía devastado físicamente y casi enloquecido por lo que no quiso escuchar ninguna explicación de los costosos operadores quienes según ellos le cumplieron con más del millón tres mil votos, pero no esperaban el efecto del tsunami López Obrador.


Lo más difícil es que quiere cobrar de alguna manera todos los millones que se gastó para que ganara su hijo y al parecer no le dan luz verde de la Federación.


Según la versión, recibió a un enviado directo de Peña Nieto y le advirtieron que no van aceptar ningún nuevo error por parte del presidente del Tribunal de Justicia Edel Álvarez Peña. Algo le saben o el porqué de esa seria advertencia.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México