sábado, 21 de julio del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Esperan congruencia
2018-07-09 | 09:23:16

El semblante de Cuitláhuac García es otro, pero contrario a lo que muchos vaticinaban se observa centrado, prudente, como calculando el terrero que pisará durante los próximos 6 años como Gobernador del estado de Veracruz, pues sin duda, se trata de una tarea titánica que significará un desempeño cuidadoso que acrecenté la simpatía popular, cumpliendo las promesas de campaña, pero además propiciando las condiciones  de continuidad, que permitan a Morena mantenerse en el poder, pero además prepararse en 2021 para ganar el mayor número de alcaldías.


Quien ahora sí, sentirá los sinsabores de la derrota, es el Gobernador en funciones, Miguel Ángel Yunes Linares, pues a cinco meses de que concluya su gobierno, ha perdido ya el poder que le significaba la continuidad de la mano de su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, así es que aseguran que muy a pesar del llamado de reconciliación hecho por el Gobernador electo, Cuitláhuac García,  la estrategia será convertirse en una oposición crítica y no precisamente constructiva. 


Lo cierto es que, sí se trata de voluntades y de sumar en beneficio de Veracruz, el Gobernante panista en funciones, tendría que modificar algunas acciones y así como él, se lo exigió a Javier Duarte de Ochoa en junio de 2016, ahora él tendría que actuar en congruencia y dejar nombramientos en puerta en manos del próximo mandatario, como por ejemplo el caso los nuevos magistrados que en breve se habrán de proponer, se trata de 12 en materia civil y penal y por supuesto el Fiscal Anticorrupción.


¿O será que ahora Yunes Linares se convierta en todo eso que reprobó? Cuando Linares recibió su constancia de mayoría un 12 de junio de 2016 y se convirtió en gobernador electo, entonces arreció en su defensa y exigió al mandatario en funciones –Javier Duarte- evitar acciones que afectaran a su gobierno como el nombramiento de personajes que integraran todo el andamiaje anticorrupción.


De igual manera, exhortó –en aquel entonces- a los diputados del Congreso a que procedierancon responsabilidad y no encubrieran a Javier Duarte votando a favor del nombramiento de Francisco Portilla Bonilla, quien era la propuesta del ex mandatario priista como Fiscal contra la Corrupción. Así, Linares denunciaba que Duarte pretendía imponer a un incondicional de él en la fiscalía anticorrupción para que lo protegiera“y eso los veracruzanos no lo pueden permitir” atajaba el gobernante electo en ese entonces.


Así pues demandaba a los diputados en funciones, fuera el próximoCongreso, quien con toda libertad eligiera a un fiscal que realmente combatiera la corrupción; de igual manera exigió aplazar el nombramiento de los magistrados anticorrupción. Todo aquello se le concedió y finalmente Duarte instruyó –tras la presión social- parar la intención de imponer a magistrados y fiscal afín.


Fue el 30 de Junio de 2016 cuando, el Congreso de Veracruz retiró de la discusión en el pleno la designación del Fiscal Anticorrupción y de igual manera evitó proponer el nombramiento de magistrados anticorrupción. Así Linares celebró ese triunfo que le permitiría ejercer su mandato con la tranquilidad de ser él quien designaría a los integrantes del Tribunal de Justicia Administrativa, mejor conocido como Tribunal Anticorrupción, donde colocó a personajes totalmente relacionadoscon él y con él propio Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado en funciones.


Del fiscal anticorrupción éste se aplazó, pues como el interés es asignar a un personaje a modo y cercano a Jorge Winckler, seguro de que ello le pegaría electoralmente, decidió esperar, para que una vez pasadas las elecciones y seguro del triunfo de su hijo –Miguel Ángel Yunes Márquez- entonces se impusiera con tranquilidad. La intención ahora es imponerle a Cuitláhuac y meter la mano donde sea posible para bloquear su próximo gobierno con acciones gubernamentales y presupuestales.


Aquí lo ideal sería que, el Gobernador en turno actué en Congruencia y así como exigió, permita sea el próximo mandatario quien proponga a 12 nuevos magistrados en materia penal y civil  para integrar el Tribunal Superior de Justicia –tras la jubilación casi forzosa de varios- y lo mismo con el Fiscal Anticorrupción. Ese sería el mensaje correcto, lo contrario sería una guerra declarada que pretendería afectar el ejercicio del próximo gobierno. ¡Así las cosas en nuestra entidad; nos leemos mañana queridos lectores!

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México