martes, 23 de octubre del 2018
 
Por Los Reporteros
Columna: Off the record
La IP y la brújula
2018-06-11 | 09:26:25

Ya se habían tardado los empresarios en brincar y trinar contra las encuestas, que ponen como puntero presidencial al candidato que no les agrada a ellos, y dicen que éstas sólo son un retrato momentáneo. Es cierto que el resultado de una encuesta no es inamovible y que la de hoy no tendrá validez unos días después.


¿Pero qué pasa cuando los resultados de las distintas encuestas son recurrentes y siempre apuntan al mismo sitio? Ya no es una foto de un instante fugaz, sino muchas imágenes en perspectiva de muchos momentos ya no tan fugaces sino más bien, inminentemente perdurables.


Para nadie es un secreto que el sector privado en todo México y de manera destacada en Veracruz se ha inclinado siempre a favor de un partido político, aunque ha sabido convivir “civilizadamente” con las otras siglas. Pero en el fondo nunca deja el color que siempre ha seducido a sus integrantes y hoy más que nunca salta a la vista esa preferencia cromática y celestial.


Pero deben asimilar que las encuestas, con todo y lo falibles que pueden ser, cuando una tras otra siempre apunta al mismo sitio, entonces algo de certero han de tener, como las brújulas, que sin importar hacia donde las hagan girar, siempre apuntan hacia el norte. ¿Así o más claro?


¿Y si gana el que ellos no quieren, qué harán? ¿Se mudarán a la Patagonia o a la China? Mejor deberían mentalizarse y prepararse sicológicamente, por si acaso… No sea que el pronóstico se cumpla.


***********


Y aunque no le guste a los empresarios, los candidatos de su preferencia no las tienen todas consigo, ya no se diga a nivel estatal donde a estas alturas sería más creíble un repunte de Meade que de Anaya. En el estado, pese a lo que se quiere hacer creer con imágenes truqueadas de plazas llenas gracias al fotoshop y con anuncios gubernamentales que por cierto hacen ruido sobre la veda electoral, el otro candidato al que prefiere la IP tampoco tiene todo a su favor. Relax, relax…


**********


Los debates entre candidatos son como los comerciales de televisión, que todos aprovechan para ir al baño. Pero hay una gran diferencia entre escuchar a los aspirantes presidenciales y chutarse a los que buscan diputaciones que en nada impactarán al ciudadano común.


Los únicos que son, si no atractivos al menos sí obligados, son los de candidatos a la presidencia de la república y los de gobernador; a lo mejor un poco los de candidatos a senadores. Los de diputados federales… quién sabe. Pero los de diputados locales… qué flojera, no aportan nada, y menos cuando están saturados de diputados que quieren reelegirse para seguir viviendo del presupuesto. Vaya oportunismo, y ¿todavía tener que verlos “debatir”? Eso es masoquismo.


Lo cierto es que los debates se han devaluado porque se ha caído en el abuso. Quién querría escuchar, por ejemplo, a una dama contratada para atacar a los candidatos de uno o dos partidos en especial, pero que no sabe ni qué hace buscando un cargo de elección popular que nunca obtendrá.


¿O qué ofrecerán los diputados en funciones que quieren vivir otros años del gobierno aunque no han hecho nada más que aplaudir al que los puso, y que no fueron precisamente los electores? Son peores que aquéllos a los que critican. ¿Y todavía verlos o escucharlos en un debate? Qué flojera.


Por cierto, políticos y gobernantes se pasan por todos los rincones del cuerpo a la veda electoral, y nadie dice nada. En otras circunstancias ya habrían puesto el grito en el cielo. Misterio…

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México