miércoles, 18 de septiembre del 2019
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
AMLO: ‘Tsunami’ contra Yunes
2018-06-01 | 09:22:47

Primero sucedió en 1997, con el llamado “Efecto Cárdenas”. Ese año, en nuestro estado, ganaron candidatos del PRD a diputados federales por el impulso del líder fundador del partido del Sol Azteca que en la Ciudad de México arrasó en la elección para Jefe de Gobierno. En el puerto de Veracruz, por ejemplo, fue la primera y única vez que el perredismo ganó la diputación federal con la candidatura de Socorro Aubry, conductora entonces del noticiero radiofónico de la XEU.


Pero aquél aluvión cardenista no sólo impactó en la elección federal sino que también se extendió hasta la elección municipal de octubre de ese mismo año, en la que el PRI, por primera vez en la historia de Veracruz, perdió más de la mitad de los 210 ayuntamientos que existían por esa fecha. La mayoría quedó en manos del PRD, incluyendo Xalapa, donde ganó el exsubsecretario de Gobierno y exrector de la UV, Rafael Hernández Villalpando, hoy postulado por MORENA a la diputación federal, cuyo histórico triunfo fue demeritado posteriormente por el exregidor y exdiputado perredista Uriel Flores Aguayo, actual subsecretario de la SEV, quien dijo que en esa ocasión su partido habría ganado postulando “hasta una vaca”.


El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares debe recordar muy bien esa debacle electoral priista en Veracruz, ya que él presidía por segunda vez consecutiva el Comité Directivo Estatal del partido tricolor.


Tres años después, en la sucesión presidencial del 2000, se dio el llamado “Efecto Fox”, pues el carismático exgobernador panista de Guanajuato, quien logró la proeza de sacar al PRI de Los Pinos, remolcó también en Veracruz a sus candidatos a diputados federales que llegaron al Congreso de la Unión prácticamente en automático, sin despeinarse ni invertir tantos recursos en sus campañas pese a que no eran muy populares.


Ahora, tal como lo vienen pronosticando últimamente todas las encuestas, estaría por presentarse el 1 de julio próximo un auténtico “tsunami” con Andrés Manuel López Obrador, de la coalición MORENA-PT-PES, quien en Veracruz y el resto del País trae una intención de voto de entre 52 y 54 por ciento, tal como lo acaban de confirmar el diario Reforma y la firma encuestadora Parametría.


Ya se lo advirtieron a Yunes Linares, quien sigue empecinado en imponer a como dé lugar a su primogénito en la gubernatura. Está por cometer el mismo y costoso error de 1997, cuando su necedad le arrebató la primera oportunidad de gobernar el estado. Pero en esta ocasión está por perder muchísimo más que el poder.


Y es que hace cuatro meses, en un video que publicó en sus redes sociales a finales de enero, Yunes arremetió contra López Obrador, al que llamó “loco”, “mentiroso” y “corrupto”.


“¡Aquí no vengas a engañar con tus encuestitas ‘patito’; aquí te vas a topar con pared y cada que ofendas al gobernador y a su familia vas a tener respuesta, loco!”, le advirtió.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México