martes, 17 de septiembre del 2019
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
¡Pepe les preocupa!
2018-05-30 | 09:59:23

Mediante encuestazos y a través de la coacción y cooptación de exfuncionarios y líderes priistas, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares insiste en boicotear la ascendente campaña de Pepe Yunes Zorrilla, de la alianza PRI-PVEM, presuponiendo al parecer que si la contienda por la gubernatura se polariza sólo entre su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, del frente PAN-PRD-MC, y el abanderado de MORENA, Cuitláhuac García Jiménez, muchos de los votos del aspirante tricolor podrían sumársele a su primogénito.


Por eso, en las encuestas filtradas desde Palacio de Gobierno no sólo siguen relegando a Pepe en un lejano tercer lugar, sino que ahora han vuelto a recurrir al expediente de la corrupción del exgobernador Javier Duarte y de su esposa Karime Macías para continuar inflamando el repudio popular hacia el partido del ex mandatario actualmente preso y así tratar de evitar que el candidato del Revolucionario Institucional a la gubernatura siga creciendo en las preferencias electorales como se evidenció este fin de semana en sus recorridos por Papantla y Huatusco, donde encabezó mítines multitudinarios que debieron  activar la alarma en el bunker panista porque los miles de asistentes no eran “acarreados”.


De ahí el sospechoso ruido mediático de Sandro Francisco Gómez Valdés, el líder juvenil del PRI, al anunciar este lunes su salida del partido tricolor y anticipando su adhesión a la candidatura de Yunes Márquez, quien está urgido de apoyos porque sigue sin despegar en las encuestas reales. Y es que según afirmó en el sur del estado este domingo el candidato presidencial de MORENA, Andrés Manuel López Obrador,  el junior del mandatario estatal del PAN está a más de diez puntos debajo de Cuitláhuac García.


Sin embargo, Gómez Valdés, quien presumió que se iban con él cerca de 20 mil jóvenes priistas, no le sumará tanto a Yunes Márquez. En el CDE del PRI, tristemente, no hubo quien lamentara su salida, pues inclusive afirmaron que su poder de convocatoria era nulo, ya que ni siquiera lograba llenar un camión para llevar representantes del sector a los mítines.


Es más, en la elección municipal de junio de 2017 no pudo ganar ni su casilla electoral en la congregación de Rinconada, cuando contendió como candidato a regidor primero para el Ayuntamiento de Emiliano Zapata.


Inclusive comentan que Sandro ya se había convertido en un dolor de cabeza para el Revolucionario Institucional. No sólo por las exigencias pecuniarias por un trabajo que nunca realizó –se habla de una petición de diez millones de pesos– sino también por los beneficios que obtuvo durante el sexenio duartista a través del sospechoso vínculo con Cecil Duarte de Ochoa, hermano del ex mandatario, de quien presuntamente era uno de sus prestanombres.


Aparte de concesiones de transporte público en su modalidad de taxi, Gómez Valdés habría recibido también otros apoyos más de la camarilla del satanizado ex gobernador, cuyo expediente sigue usando Yunes Linares para sacarle raja electoral en beneficio de su hijo.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México