lunes, 21 de mayo del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
MORENA va al OPLE, ¿Y luego?
2018-05-02 | 08:40:46
Diversos comentarios han surgido a raíz de los acontecimientos ocurridos en el arranque de campaña de Cuitláhuac García Jiménez, candidato de MORENA, PT y PES a la gubernatura, y donde un show de botargas de Hugo Chávez pretendieron boicotear su evento deportivo de inicio del domingo, pero fueron corridas junto con el grupo de sujetos que los acompañaban o resguardaban.

 

Bien, desde ese momento se culpó en alguna forma directa otra indirecta al gobernador Miguel Angel Yunes, recordando incluso algunos hechos similares en campañas ejemplo como la presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en 1988 al enviarle durante su estancia en el café La Parroquia un grupo de homosexuales para abrumarlo con fotografías y abrazos.

 

De igual forma se le señala al mandatario veracruzano de extracción panista de otros sucesos como el bloqueo que pretendió realizar el ayuntamiento de Córdoba que preside Leticia López Landeros, también del mismo partido. Y es que todo podría apuntar hacia Yunes Linares por una sola particularidad; es el papá de quien es el abanderado de ese partido a suecederlo en el gobierno y eso lo convierte en el primer sospechoso.

Pero si bien todo señala hacia palacio de Gobierno, los operadores o actores políticos de MORENA o los partidos que pretendan denunciarlo tienen que hacerlo con sumo cuidado pero sobre todo con evidencias claras e irrefutables que en verdad permitan emprender una carpeta judicial o al menos electoral. Y no quedar en solo habladurías.

Y es que han acudido a quejarse ante el OPLE y el líder de ese partido en el estado, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, tardíamente y retrasado como acostumbra que ha exigido que se respete el proceso electoral, no es suficiente pues la intromisión de un gobierno es mucho más que eso, y éste como el resto de partidos de oposición se muestran más que débiles para evitar una embestida.

 

El OPLE había lanzado un llamado para que los tres niveles de gobierno no se inmiscuyeran en el proceso electoral. El consejero Presidente José Alejandro Bonilla Bonilla expresó que ninguno de las autoridades debe meterse, ni favorecer o perjudicar a cualquier candidato o partido político.

Pero tal parece que nada de eso fue suficiente y por el contrario, alguien debió hacerle el favor a un partido o aspirante a la gubernatura con las piedritas que le han puesto a los de MORENA.

Lo que si queda claro es lo que está por darse. Un PRI, con su candidato José Francisco Yunes Zorrilla que va con todo, y se irá sin duda a la “yugular” al abanderado del PAN, y un MORENA que aunque dice no responderá a la confrontación es muy probable que si lo haga en su discurso, si se sigue sintiendo atacado. Pero le falta pues, sin duda, más oficio, mayor malicia, para evitar que le coman el mandado.

 

MUY EN CORTO

 

¿RAÚL MARTÍNEZ, PREMIO A LA DESLEALTAD? Una vez que se esperó hasta el último minuto para dar a conocer que el coordinador de Comunicación Social había renunciado a su cargo. El propio Elías Assad se sumó a la campaña del candidato a gobernador por el PAN, PRD y MC, Miguel Ángel Yunes Márquez, y quien se erigió como el responsable de prensa sin bombos ni platillos, de manera discreta y silenciosa de esa delicada área.

 

Eso no fue suficiente para que de inmediato lo invadiera la presión y se mostrara hasta fastidiado en el primer día, pues comunicadores cuentan que se veía copado y desconcertado en la rueda de prensa en conocido hotel que el domingo por la mañana dio el abanderado de Acción Nacional previo a su arranque de campaña.

A su vez Raúl Martínez es uno de quienes ha sido mencionado para asumir el cargo, al menos por los dos meses que Assad Danini se va a la campaña, gane o pierda. Y este personaje que fuera jefe de prensa del PAN estatal, está en RTV porque es precisamente un acuerdo con Acción Nacional para que que llegara a esa dirección.

 

El iba a ser el designado en Comunicación Social pero se le atravesó Elías en el camino. Y si no llegó, seguramente, fue por lo que se llama lealtad. Y no lealtad a que fuera Elías el llamado a ese cargo, sino a que seguro le descubrieron que precisamente no es tan leal.

Aunque puede justificar que era parte de su trabajo, Raúl Martínez se dedicaba o dedica a realizar proyectos de mercadotecnia para los candidatos sin importar cualquiera que fuese del partido o color que fuese.

 

Se los ha vendido desde las campañas pasada a gobernador y las que les siguieron, al mejor postor, de lo que seguramente si el gobernador Yunes Linares se dio cuenta, entonces por segunda vez no llegará a Comunicación Social del Gobierno. Y si no entonces al mandatario le está fallando su CISEN porque desde Veracruz partía a México en la pasada contienda cuando éste fue candidato a entregar la información.

Y si lo designa, pronto muy pronto habrá de desengañarse.

 
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México