martes, 22 de mayo del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
México, el gran perdedor; surgió el Tocam
2018-04-23 | 08:47:06

El formato del debate anoche fue sin duda lo más novedoso, la única ocasión en la que se ha visto que los candidatos a la Presidencia de la República enfrentan cuestionamientos directos y sobre  temas incómodos, y el manejo de los tiempos de réplica y contra réplica, le dieron un sentido más dinámico y generó mayor interés entre la población.


 


Pero finalmente ante el hartazgo ciudadano fueron las únicas variantes que mejoraron como atractivo en la comparecencia que tuvieron ayer los cinco aspirantes presidenciales, tres respaldados por partidos y los dos restantes, independientes.


 


Hoy pocos van adjudicar ganador o ganadores en el “ejercicio democrático” de este domingo, pero lo que fue evidente y además lógico es que tanto José Antonio Meade y Ricardo Anaya se lanzaron contra Andrés Manuel López Obrador.


 


En término de menciones para buscar “torpedear” al abanderado de MORENA, les siguió Jaime Rodríguez ‘El Bronco’, y finalmente Margarita Zavala, que lejos de la propuesta para la Fiscalía Autónoma en la que AMLO plantea que el Presidente presente una terna, avaló las intenciones de combatir la corrupción y la impunidad con el País.


 


El mismo Meade y Anaya propusieron también ungir a una Fiscalía independiente y fue en ese sentido donde hubo mayor convergencia de los cinco aspirantes, pero ninguno sin excepción presentó un decálogo o terna de acciones concretas para acabar de tajo con estos cánceres sociales del País.


 


Ahora bien, los ataques fueron constantes contra el tabasqueño, que ya se esperaba como aseguraba un analista que habría de darse, todos a darle con todo al candidato de MORENA, PT y PES, por una sencilla razón, porque es el que ubica en las encuestas como el puntero.


 


Y en materia de seguridad si alguien tuvo razón fue Margarita Zavala cuando ejemplificó que ciudades fronterizas por cierto, Tijuana, Ciudad Juárez y Monterrey bajaron sus índices delictivos porque, hubo atención del Estado y coordinación con los gobiernos estatales, con la presencia de militares y se logró así abatir los elevados y sangrientos índices que por años se habían padecido. Es decir atención y presencia.


 


Andrés Manuel pasó por lo menos en un par de intervenciones entre Ricardo Anaya y Meade Kuribreña observando la confrontación entre ambos, y como dibujaron, tocando su violín echándose por un buen tiempo el pleito entre ambos.


 


Pero también capitalizó el que la mayor parte del debate se le hayan echado encima en una clara muestra que terminó por ratificar Anaya que Andrés Manuel es el candidato a vencer. Anaya remató en el último minuto para cada uno diciendo que su Frente, el de PAN, PRD, MC, es el único que puede vencer a AMLO.


 


Vulgar se vio por ejemplo Jaime Rodríguez, EL Bronco, quien rayó en la “naquez” calificaron en las redes sociales. Y terminó viéndose como bufón y payaso del debate. Donde México perdió con escuchar sus disparates como “cortar las manos a los rateros” y los retos personalizados al resto de los debates.


 


EL comentario generalizado para El Bronco es que su persona no debió entrar en el debate presidencial, si se toma en cuenta que fue quien denigró al mismo. Y lo que podría evitarse con una reglamentación de las autoridades.


 


Zavala logró capitalizar su discurso hacia las mujeres y se mostró natural y le dio frescura con su imagen al escenario político, con todo y el nerviosismo que fue notorio en la esposa de Felipe Calderón y a quién en una de sus payasadas, El Bronco le recordó diciendo “ya no defiendas a tu esposo” haciéndolo ver muy mal.


 


Hábil se vio a Ricardo Anaya que en ningún momento se dirigió a Margarita Zavala pues sabía que una confrontación con ella le haría perder puntos, estrategia que va en el sentido de que una vez montada en el escenario puede sacar en los siguientes debates esa baraja que tiene bajo el brazo para mermarle a Anaya la simpatía entre el panismo.


 


Al de Acción Nacional lo ayudó sin duda la soltura y sus preguntas directas hacia los contrincantes aunque a veces abusó de las mismas.


 


En fin, México y los mexicanos merecen un mejor ejercicio de este tipo con propuestas y un nivel para debatir de mayor nivel, que enriquezca la idea los electores para poder decidir sobre tal o cuál persona que puede llegar a dirigir los destinos de un País.


 


Fue este debate el banderazo inicial para la verdadera batalla electoral que librarán entre sí los candidatos, y es el primero de tres rounds que sin duda, como se señala arriba, despertó cierto interés por la forma en que se estructuró el mismo.


 


Las redes sociales las grandes ganadoras, y donde el ingenio y picardía de los mexicanos, se vieron reflejadas con tantos memes y frases que circularon apenas había arrancado el debate. Incluso se creó un Instituto del Meme Electoral.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México