domingo, 23 de septiembre del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
El PRI. ¿caída o muerte digna?
2018-03-09 | 09:15:46

Como en la doctrina de los Samuráis que da cuenta en su código de ética que si bien no existe el indulto ante la sentencia de muerte, a los viejos y sabios guerreros les permiten que ellos mismos se provoquen su muerte con el famoso hara-kiri o sepukku antes de que les sea cortada la cabeza o en su caso lo hacían para no ser humillados a manos del enemigo, los priistas parecen enfrentar una condición similar.


 


Y a esto parecen estar resignados en Veracruz, cuyo escenario por cierto, es el más catastrófico del país. Esto les permite conjeturar con dos ideas, una de ellas, sin embargo, optimista:


 


Por un lado, Veracruz, otrora el bastión inobjetable del tricolor hoy se encuentra en la lona previo a la elección presidencial con resultados en algunos distritos de 3 a 1 abajo frente al PAN o MORENA según el caso, pero siempre en tercer lugar para las elecciones estatales y federales.


 


Pero por otro, el caso de la entidad es derivado de todo el descrédito que sufrió ese partido por gobiernos anteriores  por lo tanto es obvio que sea en esta región donde más resienta la caída el tricolor por el caso singular, y porque el actual régimen ocupó como discurso de campaña en forma sistemática ataques sobre corrupción y la caída en la cárcel del ex mandatario.


 


Situación que no se vive en el resto del país, y es donde fincan sus posibilidades reales de mantener la captación del voto a favor del tricolor al menos para lograr la presidencial.


 


No obstante, actores priistas, candidatos incluso a diputaciones federales y locales, perciben que no solo se trata de remar contra la corriente, sino que el PRI es una balsa sin control en un río de respuesta rápida y en el que cualquier estrategia difícilmente les permitirá resultados inmediatos para estabilizar la nave.


 


Así por ejemplo, estudios en Veracruz y Boca del Río ponen hasta en un 40 por ciento a Ricardo Anaya del PAN, por un 25 por ciento de Andrés Manuel de MORENA y un 10 a 15 para Pepe Mead del PRI, mientras que para las preferencias en las diputaciones, los que puntean o se acercan a Acción Nacional es MORENA pero no los abanderados del tricolor.


 


Claro está, se trata de la conurbación que sigue siendo el bastión  del albiazul y en donde éste ganó las alcaldías, pero no sólo eso, los presidentes municipales son de la casa, con el sello familiar Yunes, como es Fernando, y Humberto Morelli, amigo y proveedor en Boca.


 


También saben que el mayor daño que enfrentan son los priistas, algunos de ellos diputados federales como Erick Lagos y Alberto Silva, que han decidido entregarse al grupo en el poder. Una traición anunciada al menos en el caso del representante del distrito de Acayucan que ya es vox populi, y en el ámbito de la Legislatura Local otros más.


 


Esta señal ha permeado tanto entre los líderes de cuadros regionales y municipales que están sumidos en desaliento, decepción y hasta en el miedo para salir a defender los colores de sus camisetas.


 


En la cúpula lo saben y algunos candidatos han sido alertados para que si no van a ganar no se metan de frente contra el gobernante en turno del PAN, sino que al menos como los Samurai hagan una pelea digna, trabajen con lo poco de capital político que les queda, y mueran con la cabeza en alto pero por sí solos, sin que se las corten de tajo.


 


Y es que está claro que si en un distrito cualquiera que sea, el abanderado del Revolucionario Institucional, el candidato con sus votos no definirá la elección estatal o presidencial entonces no tiene caso una confrontación directa. Es decir, que estos comicios pueden ser entre PRI y PAN como el esquema de Andrés Manuel López Obrador, toda una “República amorosa”.


 


 


MUY EN CORTO


 


ANDREA POR EL HONOR EN BOCA. La candidatura de Andrea Yunes a diputada local por la alianza PRI- PVEM en el distrito de Boca del Río es un hecho y ha empezado a levantar expectativa porque saben que la muchacha trae harta “pila” y tiene el estilo de hacer campaña similar al de su padre Héctor Yunes, quién es intenso en estos menesteres.


 


Tanto futuro le ven a la hija de Yunes Landa, quien se dice también va por la vía plurinominal, que hay quienes ya se apuntan para ocupar la suplencia de la fórmula, la cual por obvias razones debe salir de uno de los otros cuatro municipios que conforman la demarcación y así “cerrar la pinza”.


 


En ese sentido son opciones la ex candidata a la alcaldía de Tlalixcoyan, Adriana Lagunes, así como la actual secretaria particular  del alcalde de Alvarado Bogar Ruíz Rosas de nombre Maryant Yosandy Rojas Valerio,  pues al final de cuentas es el único edil verde en esta región y buscará imponer a su incondicional.


 


 

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México