miércoles, 12 de diciembre del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Día de la Mujer, nada que presumir
2018-03-08 | 08:03:35

A propósito de la conmemoración del Día de la Mujer -que no es una celebración, no se trata de fiesta y algarabía, menos de felicitaciones y flores- en Veracruz poco hay que elogiar, pues a enero de este año, la entidad se colocaba en el tercer lugar a nivel nacional con más asesinatos de mujeres; entre enero y noviembre de 2017, el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) registró, 202 denuncias por homicidio doloso, ubicándose por encima de estados como Tamaulipas, Puebla y Ciudad de México.


 


A finales del año pasado, el primer lugar lo ocupaba el Estado de México con 325 denuncias por asesinato, seguido de Guerrero con 204 y el tercer lugar compartido entre Veracruz y Chihuahua con 202 averiguaciones previas, que sustentan el número de mujeres privadas de la vida, por su condición de mujer. Sobre el tema, el propio Observatorio de Violencias Contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana (UV) reportó 239 mujeres asesinadas contabilizadas en los primeros 11 meses de 2017, es decir 22 víctimas por mes, aproximadamente. A consideración de mujeres líderes en la entidad, la situación se agravó en el primer año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares ante una negación sistemática por reconocer esta situación y obviamente enmendarla.


 


Activistas se han dicho sorprendidas que durante el actual gobierno existe un mensaje de permisibilidad porque no hay castigos. A lo anterior se suma que, en diciembre del año pasado ante el incumplimiento -del gobierno de Veracruz, Poder Legislativo, Judicial y Fiscalía- respecto de las recomendaciones de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), con motivo de violencia por agravio comparado, se decretó la segunda alerta para esta entidad. La Secretaría de Gobernación notificó al gobierno y demás poderes sobre el plazo de un año para cumplir con las recomendaciones que incluyen la reforma al delito de aborto en Veracruz que criminaliza a las mujeres; el propio diputado panista y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Sergio Hernández reviró a la Conavim, que no estaban obligados a obedecer las determinaciones de dicha alerta.


 


Así tajante y misógino refirió que dicha determinación no era determinante y no los obligaba a legislar o modificar respecto al delito de aborto que a decir de organizaciones feministas, criminaliza y pone en riesgo la vida de las mujeres; la ignorancia del flamante legislador, lo llevó en aquel momento a declarar que el Poder Legislativo era autónomo, por lo que en ningún momento estaban obligados a ampliar las causales de aborto, que hasta hoy se observan limitantes, confusas e imprecisas. El diputado panista insistió que, la Conavim es un órgano público descentralizado de la Secretaría de Gobernación “y este Poder Legislativo (como el de todas las entidades federativas) es Soberano, por lo que sus recomendaciones no son vinculantes, la única instancia que puede obligar a este Congreso a reformar el Código Penal de Veracruz, es la Suprema Corte de Justicia de la Nación”. Así con el señor diputado que aspira a reelegirse y que además es incluido en la lista de diputados plurinominales federales por el Partido Acción Nacional.


 


¡Pero bueno!, lo realmente lamentable, es que en Veracruz no hay mucho que conmemorar y seguramente tampoco en muchas entidades del país, donde equivocadamente hombres empoderados les da por felicitar a las mujeres en éste día, mostrándose ignorantes y desconocedores de la lucha, que miles y miles de féminas en todo el mundo han emprendido para lograr el reconocimiento, costándoles la vida y en muchos casos robándoles la tranquilidad. El inicio de ésta conmemoración, tuvo su origen en 1908, donde murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.


 


Den igual manera se reconoce como antecedente, las manifestaciones protagonizadas por obreras textiles el 8 de marzo de 1957, de igual manera en Nueva York, de ahí que en sus inicios era “Día de la Mujer Trabajadora”, fue la Organización de las Naciones Unidas, quien decidió  institucionalizar en 1975 el 08 de marzo como un día para conmemorar la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.


 


La primera celebración del Día Internacional de la Mujer tuvo lugar el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza; en 1972 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró 1975 Año Internacional de la Mujer  y en 1977 invitó a todos los Estados a declarar, conforme a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales, un día como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. así es que, amigos míos no se trata de felicitar, pues la historia de miles de mujeres que lograron institucionalizar un día, no ha sido una fiesta, sino una lucha, que sigue, que no se ha agotado y que se conmemora para recordar el arduo y tortuoso camino por la igualdad de género; ¡nos leemos mañana queridos lectores!


 


 


 


 

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México