miércoles, 12 de diciembre del 2018
 
Por Silverio Quevedo
Columna: En la mira
Boca del Rio en aprietos
2018-03-05 | 07:47:42

Nadie duda que la ciudad de Boca del Río es la que muestra un mayor desarrollo en comparación a los otros 211 municipios, los cuales en su mayoría se perciben rezagados.


 


El crecimiento en materia de desarrollo económico, de urbanización, desarrollo social y educativo se ven a simple vista pero acá se aplica aquello de que no todo lo que brilla es oro.


 


Y es que de acuerdo a la nota exclusiva de IMAGEN publicada este fin de semana, el hoy exalcalde en dos ocasiones de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez dejó comprometidas las finanzas municipales en su afán de querer apuntalar su proyecto personal de ser el próximo gobernador de Veracruz.


 


El tema de las deudas en Boca del Río no es nuevo y de acuerdo al archivo periodístico el primer caso se dio justamente cuando Yunes Márquez fue edil por primera vez ya que se manejó un pasivo de más de 31 millones de pesos por concepto de proveedores a su sucesor el priista  Salvador Manzur Díaz.


 


Luego en el siguiente trienio, el que le tocó terminar a Anselmo Estandia Colón, la deuda no se pagó y se regresó prácticamente íntegra tal vez como un mensaje político ya que una vez más Yunes Márquez volvía a la querencia.


 


Pero en su segunda etapa que ahora fue un cuatrienio el hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares  dejó una deuda por 116 millones 189 mil 526.07 pesos en el municipio de Boca del Río de acuerdo a los estados financieros aprobados por los ediles en sesión de Cabildo.


 


En el balance de la Tesorería municipal existe una deuda pública por 79 millones 450 mil 881.78 pesos así como un pasivo circulante, lo cual significa deuda con proveedores heredadas al gobierno que encabeza Humberto Alonso Morelli por el monto de 36 millones 738 mil  644.29 pesos.


 


Es decir en términos duros el abanderado a la gubernatura casi triplicó el monto del pasivo que él mismo heredó en el 2010, pues ahora si pidió una línea de crédito por 100 millones de pesos en su último año que no alcanzó a pagar y que se la endosó a las tres próximas administraciones.


 


Se recuerda cómo en su momento, cuando se pidió el préstamo al Banco Nacional de Obras el entonces alcalde dijo que lo hacía porque el Gobierno de Veracruz no le depositó sus partidas presupuestales.


 


Y aunque su argumento pueda ser entendible pues en su momento todos los ayuntamientos pasaron por el mismo problema, pero no por ello decidieron dejar con escaso margen de maniobras a las futuras administraciones, sobre todo teniendo en cuenta que el presupuesto  es de 351 millones 973 mil, 620 pesos para el municipio boqueño.


 


Hoy Humberto Moreli sufre ya las consecuencias y seguramente se preocupó más cuando el mandatario Miguel Ángel Yunes Linares declaró que no tenía recursos para reponer los  que no se entregaron a los municipios en el 2016 a pesar de que la Suprema Corte de Justicia así lo determinó.


 


Así que Boca del Río el corazón de oro de Veracruz, el estandarte del proyecto Yunes por conseguir la gubernatura, el ejemplo de buena administracion y buen gobierno, está hoy en serios aprietos, un gobierno en zozobra, pero más su presidente municipal, a quien sin duda le ha tocado “bailar con la más fea”.


 


 


MUY EN CORTO


 


GOBIERNO DE MORENA, LA BRÚJULA. Los ayuntamientos que serán gobernados por MORENA deberán prender sus focos de alerta, pues como bien señala el investigador Rafael Arias Hernández son un referente para las próximas elecciones, pues estos gobiernos serán evaluados con la misma rigurosidad que el resto de los de otros partidos políticos.


 


En la entidad, son entre 16 o 17 municipios donde obtuvo el triunfo, destacan las ciudades más grandes, pues fue anulado el de Emiliano Zapata y habrá elecciones extraordinarias.  Así, Xalapa, Poza Rica, Coatzacoalcos, Minatitlán, son de las más representativas y donde este movimiento cosechó mayor número de votos.


 


Son en éstas localidades precisamente donde se han reflejado los mayores problemas para sus alcaldes y donde precisamente ya han hecho ajustes con sus colaboradores para tratar de enderezar el camino. Xalapa, Coatzacoalcos y la misma Poza Rica han tenido que reordenar la estrategia de gobierno, y hacer enroques en diferentes áreas. Deberán de seguir en la misma línea si quieren mejorar su impacto hacia la ciudadanía.


 


Y es que no pueden dejar que el malestar ciudadano con algunas decisiones siga creciendo puesto que es el aval para que los 800 mil ciudadanos que votaron por MORENA lo vuelvan a hacer.


 


Pero para Andrés Manuel López Obrador y Cuitláhuac García, los candidatos a la Presidencia y a gobernador esto no es suficiente, estos gobiernos tienen que empujar además para generar más votos de los que obtuvieron en la pasada elecciones municipales.


 


Por ello como bien explica Arias Hernández los gobiernos de MORENA están en evaluación, y deben apresurar la curva del aprendizaje. De otra forma, la calificación se verá reflejada en  las urnas el 1 de julio próximo y no les conviene que sea reprobatoria.


 


 


 


 

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México