domingo, 24 de junio del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
Enmudecen académicos yunistas
2018-02-27 | 08:03:03

No solo el acoso de la Fiscalía General del Estado contra la doctora Rosío Córdoba Plaza, sino también los irónicos tuits con los que el fiscal Jorge Winckler pretendió ridiculizar y exhibir a otros investigadores de la Universidad Veracruzana enardecieron a varios académicos de la UV que de inmediato hicieron públicas sus protestas.


 


Lo que obviamente debió incomodar a sus camaradas que guardaron cómplice silencio con tal de salvar los cargos menores que ocupan en el gabinete estatal, en pago por haber arropado al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares durante su campaña electoral de 2016.


 


El que parece haber quedado más mal parado fue el titular de la Oficina del Programa de Gobierno, Francisco Monfort Guillén, máxime que al igual que la doctora Córdoba es investigadora de la UV y ha sido aspirante también a la Rectoría de la máxima casa de estudios.


 


En agosto del año antepasado, una vez declarado Yunes Linares gobernador electo por el Órgano Público Local Electoral, Monfort fue nombrado coordinador del Comité Rector del Plan Veracruzano de Desarrollo 2016-2018, para lo cual recurrió a la infraestructura y el apoyo logístico y académico de la Universidad Veracruzana, conviniendo un pago de 50 millones de pesos que hasta hace tres meses la administración estatal yunista aún le debía a la UV.


 


Desde este nombramiento, Monfort recibió algunas críticas.


 


Ana Laura Pérez Mendoza, actual presidenta de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, lo calificó de “impresentable” debido a su paso como secretario ejecutivo del Instituto Electoral Veracruzano, donde según la exjefa de prensa del IEV, “no comprobó satisfactoriamente más de 80 millones de pesos y dejó sin cobrar a los empleados electorales por su desorden financiero”, además “de la mala fama que tenía con los contratistas del organismo electoral”.


 


No obstante, el 1 de diciembre de 2016, Monfort fue designado oficialmente por Yunes Linares, jefe de la Oficina de Programa de Gobierno, donde este año gastará 32 millones 600 mil pesos.


 


Otro académico de la UV que igualmente enmudeció ante la burda intimidación de la FGE contra la doctora Córdoba y las burlas del fiscal Winckler a otros investigadores universitarios, fue el doctor en Sociología, Juan Schuster Fonseca, a quien de última hora acomodaron en la Secretaría Técnica del Consejo Estatal de Población (Coespo), dependiente de la Secretaría de Gobierno que encabeza el exdirigente estatal del PRD, Rogelio Franco Castán, quien en octubre de 2016 -dos meses antes de asumir la titularidad de la SEGOB- puso en evidencia también a las autoridades universitarias por su sospechosa titulación fast track.


 


Schuster, quien en la campaña de Yunes hizo una defensa a ultranza del polémico panista ante los señalamientos de pederastia y enriquecimiento inexplicable, fue al igual que Monfort impulsado por el expriista como funcionario electoral.


 


Ahora, como titular del Coespo, dispondrá este año de un presupuesto de casi 3 millones 790 mil pesos. Una bicoca para tanta indignidad.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México