viernes, 22 de junio del 2018
 
Por Triscia Sosa
Columna: Balcón político
Palo dado...
2018-02-01 | 10:02:31
Sin querer queriendo el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, balconea al gobernador Yunes Rico en los puestos de revisión en Veracruz.

Y es que en plena explicación del procedimiento de revisión se les “coló” un taxi sin placas como muchos de los que circulan en el estado a vista de todos, pues bien, dicho hecho fue cuestionado por el funcionario federal ante la mirada atónita del mandatario estatal quien con el carácter que tiene no era para menos la expresión.

El video se propagó de inmediato en redes sociales lo que provocó infinidad de memes mofándose de la expresión y el nerviosismo que denotó el mandatario estatal, acostumbrado a ser el personaje principal de este tipo de actos o eventos, esta vez también lo fue pero no para “darle para arriba” sino todo lo contrario.

“El palo dado ni dios lo quita” dice el refrán, pues ante el segundo funcionario federal de mayor envergadura como lo es el titular de la Sedena, el gobierno estatal en turno con tantos descalabros en materia de seguridad, sobre todo en esa zona del Sur y que en plena demostración de lo que se hace para contener este flagelo, sucedan estos “resbalones” no lo deja como un gobierno eficiente sino todo lo contrario.

Aunque al siguiente día vino la intentona de remediar el balconeo pues el gobernador Yunes Linares argumentó que los taxis que circulan portan un permiso y es parte del procedimiento de regularización, pero eso se lo hubiera dicho en el momento al general Cienfuegos.

Por cierto, se dice que siguen sin tener placas disponibles para el servicio público, por que al final de cuentas sí hubo reemplacamiento y a este fue imposible decirle que no.


Yunquistas

La inercia que trae el “Peje” López Obrador parece imparable y lo más interesante es que las puertas están abiertas para todas aquellas expresiones que se quieran subir al barco que lleva por nombre MORENA.

Una última adhesión fue la de Manuel Espino Barrientos, expresidente del Partido Acción Nacional (PAN), quien junto con 400 organizaciones sociales del llamado Movimiento Ruta 5 y figuras emblemáticas del panismo, decidieron formalizar su apoyo a la campaña del precandidato presidencial.

Aquí lo que sobresale es que el “Jefe” Espino como le decían en sus tiempos de auge forme parte del famoso Yunque que no es otra cosa que un grupo sectario de extrema derecha que hoy se suma a la izquierda que algunos han llamado como radical.

Y viene a colación porque otro miembro de ese grupo como es el veracruzano “Pipo” -Alejandro Vázquez también ya está con AMLO y es propuesto por el PES, aliado transitorio, para ser abanderado a una curul federal por Huatusco.


¿Obras rojas o azules?

Ayer por la Cuenca del Papaloapan hizo un recorrido el director de CONAGUA, Roberto Ramírez de la Parra, anunciando programas hidráulicos que aplicará el gobierno de Peña Nieto en los últimos 8 meses en esta región.

Pero eso no es todo la semana venidera estará aquí La “Chayo Robles”, de SEDATU, anunciando lo mismo, obras y más obras...

Y todavía falta la “cereza del pastel” que anuncien las obras millonarias que Kike Peña le dará a Veracruz en los próximos meses. No si hasta parece campaña política.

Lo que tienen que cuidar es que no se las quiera “comer” el Gobierno panista tal y como lo hacía el Tio Verde en los sexenios de Fox y Calderón cuando la federación enviaba la lana y el de Nopaltepec se las adjudicaba.

El “copetudo” y sus delegados federales sobre todo deben prever que el Yunes azul se les puede aplicar la misma.


¿Bromista?

No se sabe si fue broma o no, pero el pasado viernes corrió como reguero de pólvora que los regidores panistas de Boca del Río, sufrieron de un intento de extorsión telefónica.

Y es que se supo que llamaron a sus oficinas para pedirles dinero. Pero lo raro es que solamente las llamadas se hayan presentado con los azules y para nada se metieron con los ediles de MORENA y con la roja.

Lo más sorprendente es que al rastrear la llamada, se percataron que el origen era un celular con lada de Veracruz, pero que estaba dentro de una cárcel de CDMX, nada más faltó decir que fue Javier Duarte, aunque bueno ya sería el colmo de echarle todas las culpas.


Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México