lunes, 24 de septiembre del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
Pregunta para Edel ¿y la carrera judicial? Son los jueces quienes deberían ocupar magistraturas
2018-01-24 | 08:51:41
Todo fue diseñado para depurar el Poder Judicial del Estado de Veracruz, como nunca antes en la historia de ésta entidad, un Gobernante aliado con un Presidente del Tribunal, orquestaron y desarrollaron las reformas necesarias para deshacerse, por lo menos ahora, de al menos 15 magistrados y así la intención, es borrar todo sesgo de autonomía, pero además arroparse con personajes afines que permitan operar la causa de quienes están en el poder.
De ahí, han surgido sin número de críticas de todo tipo de integrantes de la sociedad civil en general pues se sabe qué lejos del interés de fortalecer al poder judicial con mentes jóvenes, la intención es apoderarse de éste y convertirlo en un órgano controlado por el Gobierno veracruzano; Edel Humberto Álvarez Peña , actual Presidente del Poder Judicial ha tratado de justificar la medida sin éxito, pues si bien es cierto, existen colegios y asociaciones que han visto con bueno ojos la medida, se han expresado de manera muy objetiva refiriendo que quienes se propongan para las nuevas magistraturas tendrán que ser personajes imparciales y con una destacada trayectoria.
Pero más allá de ello, existe la postura de que, se tiene que considerar la carrera judicial para que quienes –por ejemplo- hoy, quienes ostentan los cargos de jueces puedan aspirar a una magistratura y así descartar toda posibilidad de imposiciones o propuestas a modo, como ocurrió con el recién creado Tribunal Anticorrupción donde personajes afines llegaron; uno de ellos el ex secretario particular del Gobernador en turno y otros como pagos de favores por los servicios prestados como jueces o abogados.
Hay que dejar en claro, la importancia de la carrera judicial es la institucionalización de la selección y designación de los jueces y magistrados, así como del ascenso de los servidores públicos en los cargos vinculados a las labores jurisdiccionales, dentro de los poderes judiciales, pues ésta tiene por objeto que se lleve a cabo adecuadamente la formación y capacitación de estos servidores públicos, a fin de que los mejor preparados puedan ascender a través de las distintas categorías que la conforman, hasta acceder a los cargos de juez o magistrado.
La incorporación de la carrera judicial en el sistema jurídico implica el reconocimiento y la salvaguarda de diversas garantías, dentro de las que se destacan la independencia, imparcialidad, objetividad y excelencia; luego entonces la carrera judicial implica la necesidad de que se defina el perfil que se requiere de los juzgadores, para lo cual los principios que la conforman proporcionan esta guía, y con base en ello, se deben realizar tanto los concursos de oposición para acceder a los cargos de juez o magistrado, como la capacitación de los servidores públicos, a fin de que los poderes judiciales del país respondan a los requerimientos de la impartición de justicia.
Y es que, los órganos jurisdiccionales deben estar integrados por juristas con los conocimientos, experiencia y aptitudes que les permitan desempeñar de la mejor forma el cargo de juzgador, pues en última instancia sus determinaciones repercuten en valores tales como la libertad, la propiedad, la familia, e incluso en la vida de los justiciables. Luego entonces de esto depende en mucho la disminución de los índices de impunidad y por supuesto el acceso a la justicia, tal cual lo establecen los diferentes ordenamientos legales en la materia.
Pero aquí en Veracruz, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Humberto Álvarez Peña y el propio Ejecutivo, parecieran –como en el pasado; ese que tanto criticaron- desconocer a conveniencia una obligatoriedad establecida en leyes nacionales y estatales; Precisamente la reciente reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Veracruz en su artículo 141 hace alusión a la carrera judicial y en el 142 refiere que el Consejo de la Judicatura expedirá el reglamento correspondiente, con el fin de asegurar la idoneidad, estabilidad e independencia de la Carrera Judicial, así como regular las condiciones para su ingreso, permanencia y terminación en el ejercicio de sus funciones.
Lo anterior no ha ocurrido, evidentemente y por conveniencia no existe tal reglamentación del 141 como lo exige la ley, luego entonces, es así como inobservando ésta disposición, en Veracruz pareciera se intenta incumplir, pues la carrera judicial orilla a que sean los jueces en funciones -¡claro, esos que sí tienen carrera judicial!- quienes tendrían que ocupar al menos la mitad de las magistraturas o ¿es que Edel se niega a considerar dicha medida, porque él es el mejor ejemplo de que se puede llegar sin tener ningún tipo de trayectoria y escalafón al interior del poder judicial? Tan solo hay que recordar que en aquellos tiempos en que el ex priista llegó como magistrado inmerecidamente, su homóloga Yolanda Cecilia Castañeda expresó sin tapujos “ya cualquier pendejo puede ser magistrado” ¡mucho por seguir abordando al respecto y lo haremos en siguientes editoriales!, mientras tanto habrá que ver, que el señor Presidente del Poder Judicial de la mano del titular del poder ejecutivo no intenten una vez más imponer, ignorar y pisotear al Poder Judicial y a quienes llevan años de experiencia y destacada trayectoria. ¡Así las cosas en nuestro Veracruz!
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México