domingo, 17 de junio del 2018
 
Por Luis Suárez
Columna: Aldea Global
“Guerra Fría” en el Palacio/MiYuLi vs AMLO, por Veracruz
2018-01-10 | 20:16:50
COMO EL ÚLTIMO gran recurso del que se dispone, el arribo de la Policía Militar a Coatzacoalcos se circunscribe también en el peor de los escenarios de seguridad pública que se tenga memoria en la localidad.
Otrora ciudad de paz y progreso, Coatzacoalcos encabeza el listado de municipios más peligrosos a nivel nacional, el primero en el estado de Veracruz, por sus altos índices en muertes dolosas, secuestros, feminicidios, robos de autos y a casas habitación.
La llegada del Ejército a la localidad también se da en el contexto de la pronta instauración de una nueva Ley de Seguridad Interior (LSI) duramente cuestionada por organismos internacionales como la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y en México también es criticada por la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos y especialistas de la UNAM, la Iberoamericana y el ITAM.
A la LSI se le cuestiona porque aseguran los especialistas resultará lesiva para la garantía de los derechos humanos, libertad de expresión y transparencia. En ese tenor, no se descartan días difíciles para los reporteros de la fuente y la población civil en general.
Lo que sí es cierto, es que la Policía Militar vendrá a sumarse a los esfuerzos que aquí ya realizan la Policía Federal, Civil, Estatal, Naval y recientemente la Municipal. De acuerdo con la LSI, todas estas organizaciones deberán subordinarse a la Policía Militar, por lo que difícilmente podrá evaluarse la capacidad del nuevo director de la Policía Municipal, el empresario Antonio Williams.
Se prevé que la estancia en esta ciudad de las diferentes corporaciones policiacas y las fuerzas armadas deriven en una estrategia coordinada y eficiente, y no se convierta Coatzacoalcos en una Babilonia de policías.
También habría de esperarse que la llegada de la Policía Militar se contraponga al escenario de violencia que el mismo Instituto Nacional Electoral (INE) prevé en este año de elecciones. En entidades como Jalisco, Guerrero y Chiapas han asesinado a presidentes electos y líderes de partidos en los últimos meses. En Hidalgotitlán, recientemente asesinaron al alcalde electo Santiago Cruz Bahena.
En otras regiones dominadas por el crimen organizado, la militarización provoca de inmediato el efecto “cucaracha”, que no es otra cosa que la estampida de los delincuentes hacia otras regiones, incluso cercanas, mientras concluye el operativo militar.
Así las cosas, flotaría en el aire una pregunta, ¿y si también fracasa la Policía Militar?
LA GUERRA FRÍA que existe entre el Gobierno Municipal y el Sindicato Único de Empleados Municipales ha dejado como saldo, después de 10 días de la nueva administración, el basurero más grande del estado de Veracruz.
Si bien es cierto, mueve al sospechosismo el hecho de que de la Nochevieja al Año Nuevo se descompusieron 10 de los 20 camiones recolectores de basura, también ya se cuestiona la capacidad de respuesta del alcalde Víctor Carranza Rosaldo.
En redes sociales, las transmisiones en vivo muestran avenidas llenas de basura en sus esquinas. En lo que va del año, no ha pasado el camión recolector en gran número de colonias.
La imagen difundida por el departamento de prensa del Ayuntamiento, donde el líder del SUEM, Gersaín Hidalgo Cruz, y el alcalde Víctor Carranza, aparentemente habían fumado la pipa de la paz, solo quedó en una fotografía posada para los medios. Los golpes continuaron.
Hidalgo Cruz en abierto desafío al Gobierno Municipal difundió un oficio en redes sociales donde ordena a sus agremiados que no faciliten ningún dato personal a la oficina de recursos humanos, lo que continúa afectando la organización del municipio.
Urge de la creatividad, de las relaciones políticas y empresariales del Alcalde para resolver el problema de la basura, que se dé un gran manotazo en el escritorio del Palacio Municipal o por lo menos se barra para atrás sin importar presuntos parentescos.
LA VISITA EN VERACRUZ de los precandidatos a la presidencia de México durante el pasado fin de semana, convirtió al estado en un ring político, en una lucha de todos contra todos, que solo dejó en pie a dos pesos pesados enfrascados en una serie de dimes y diretes, a MiYuLi y AMLO.
Ambos saben del gran capital político que representa Veracruz en el proceso electoral. No hay que perder de vista que al igual que Jalisco y la Ciudad de México, el estado veracruzano representa una lista nominal de casi seis millones de votantes. Estas entidades podrían ser el fiel de la balanza el día de las elecciones.
En ese sentido, es como se explica que los candidatos Anaya, Meade y Obrador hayan visitado Veracruz durante el mismo fin de semana, aunque en política, se dice, no existen coincidencias, todo está debidamente calculado.
Entradas Anteriores
  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México