Logo Imagen del Golfo
    domingo, 19 de noviembre del 2017
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur     |     Cd. de México     |    Córdoba-Orizaba-Centro     |     Internacional     |     Guerra contra el narco    |     Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa    |     Veracruz-Boca del Río
Erick Lagos, intocable
 
 
Por Raymundo Jiménez
2017-11-13 09:40:04
Columna: Al pie de la letra
 
Ahora que el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) acaba de reportar un presunto daño patrimonial por más de 237 millones de pesos en la Secretaría de Gobierno durante el segundo periodo administrativo del expanista Gerardo Buganza, por el que la Fiscalía General del Estado ha iniciado una investigación, algunos se preguntan por qué el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, cuya propaganda de su primer informe de gobierno se ha focalizado en su combate a la impunidad, no ha llamado a cuentas hasta ahora al diputado federal del PRI, Erick Lagos Hernández, también extitular de la SEGOB.

Y es que existen indicios de que la cuenta bancaria número 0256806348 del Banco Mercantil del Norte, S.A., a nombre de la Secretaría de Gobierno –que según la evidencia obtenida del Proceso Entrega-Recepción se advirtió su existencia sin que se encontrara reconocida contablemente en su información financiera–, no sólo se abrió durante el primer periodo de Buganza al frente de la SEGOB sino que también se mantuvo activa cuando Lagos Hernández sustituyó al cordobés en 2013, y prosiguió aún cuando Flavino Ríos Alvarado despachó en la misma secretaría luego de que el ex senador y ex diputado federal decidió renunciar a mediados de julio de 2015 para buscar ser candidato “independiente” a la gubernatura.

¿Por qué Erick Lagos, al igual que los diputados federales y locales Edgar Spinoso, Adolfo Mota, Jorge Carvallo, Vicente Benítez y Juan Manuel del Castillo, así como muchos otros ex funcionarios duartistas más, resulta “intocable” para el gobierno de Yunes Linares?

La interrogante es oportuna por la coyuntura del primer informe del mandatario panista, donde la figura central ha sido precisamente la del ex gobernador Duarte de Ochoa, quien está bajo proceso penal por los cargos que le ha imputado la Procuraduría General de la República y no la Fiscalía veracruzana. Pero además por la sucesión gubernamental que se avecina.

Y es que según mensajes de texto y grabaciones telefónicas entregadas anónimamente a este columnista, dan cuenta de cómo Lagos Hernández operó durante el proceso electoral en el que resultó triunfador Yunes Linares, a través del entonces dirigente estatal del PRD, Rogelio Franco Castán, su excondiscípulo en la Facultad de Derecho de la UV y actual secretario de Gobierno.

Primero, Lagos había acercado a Franco con Duarte, quien intentó por todos los medios echar abajo la alianza PAN-PRD. De hecho, en una de las conversaciones el entonces mandatario priista le indica al dirigente del partido del sol azteca: “Échame la mano con Jesús Ortega; dile que ponga el día y el lugar”, para entrevistarse en la ciudad de México, justo cuando el perredismo discutía la posibilidad de ir en alianza con Acción Nacional en varias elecciones locales.

En otra conversación, el entonces diputado local Jesús Velázquez, actual dirigente estatal del PRD, le consulta a Franco “si debe aceptar o no una maleta a cambio de un voto en el Congreso” a favor de una iniciativa de Duarte.

Como éstas, decenas de conversaciones más de los aliados perredistas de Yunes parecen tener blindado a Lagos, quien también poseería grabaciones en las que el exgobernador Fidel Herrera reprocha a Franco su entrega al panista.

Pero existe otra grabación, en video, en la que aparece Franco con Erick Lagos organizando la operación electoral junto con Miguel Ángel Yunes en una casa en el fraccionamiento residencial de Monte Magno, lo que demostraría que el actual coordinador de los diputados federales del PRI habría operado a favor de Yunes Linares en los comicios pasados.




AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
comunidad imagen del golfo
  Entradas Anteriores
2017-11-10 / Sefiplan: Nido de grillos
2017-11-08 / El ‘hijo pródigo’ del PRD
2017-11-07 / Veracruz: ¿frente o farsa?
2017-11-06 / Burocracia irritada
2017-11-01 / Seguridad, ¿sólo más dinero?
2017-10-31 / Dresser, ¿vetarán al junior?
2017-10-27 / Tarek y Silva, ¿los únicos?
2017-10-26 / Peña o Anaya, dilema de Yunes
2017-10-25 / Cámara, luces... ¿acción?
2017-10-23 / Buganza, otro intocable
2017-10-20 / Miguel Alemán: ‘fake news’
2017-10-18 / Notarios a la báscula
2017-10-12 / Tavo Pérez, el ‘independiente’
2017-10-10 / Yunes, ‘leal’ a Anaya
2017-10-09 / Negligencia criminal
2017-10-06 / Coatepec, ¿otra gran estafa?
2017-10-03 / Los ‘dueños’ de Papantla
2017-10-02 / La ‘juniorcracia’, hacia 2018
2017-09-29 / Caso Gibrán, ¿quienes faltan?
2017-09-28 / CEIS, de mal en peor