jueves, 19 de julio del 2018
 
Por Rafael Arias
Columna: Sucesión
Derecho a saber. Deber de informar todo, bien y a tiempo
2017-10-23 | 09:34:30
A 403 días de concluir y cumplir con la recuperación de Veracruz, la fuerza de la realidad muestra hechos y resultados.

Pobre Veracruz más pobre, también la construcción sigue a la baja, según INEGI, se redujo la tercera parte en solo 7 meses. Así, de diciembre de 2016 a Julio de 2017, el valor total de la producción de las empresas constructoras al mes, incluyendo foráneas en la entidad, paso de 2,333 millones de pesos a 1, 551 millones. Se contrajo casi el 33%.

Ante



Arial

más anuncios, declaraciones e improvisaciones crecen inseguridad, hambre y pobreza.

Eso sí, a casi la mitad del periodo del llamado gobierno de la alternancia del PAN-PRD, sobresalen opacidad e incapacidad, mediocridad y superficialidad. Esfuerzos de contados aciertos son devorados por la opacidad. Ni para defenderlos.

Los problemas aumentan y se complican. Las comisiones y omisiones se hacen presentes y confirman reiteradas responsabilidades o, en más casos, configuran otras nuevas.

Por si fuera poco. Ante el clamor mundial y señalamientos en muchos países:



¿Cuál es la posición oficial de los gobiernos municipales y electos de Veracruz y Medellín, respecto a ODEBRECH y la costosa y subsidiada privatización de agua?


¿Cuál es la posición oficial del Gobierno del Estado respecto a la presencia de ODEBRECH en

¿Cómo decirlo, sin que se ofendan las y los


funcionarios públicos, de todos los ámbitos de gobierno?


¿Cómo identificar a mujeres y hombre
adictos al autoritarismo ramplón, obsoleto y perjudicial para todo buen desempeño público?

Está comprobado, que es imprescindible contar con información actualizada y confiable. Empezando por saber que pasa y quienes están a cargo, para decidir qué hacer. No al revés.

Informarse para identificar y diferenciar acierto de error, logro de pendiente; para orientar y canalizar esfuerzos. Y, sobre todo, para saber quiénes son los responsables. Detener y combatir ineficiencia y delincuencia gubernamental, entretenimiento y simulación, engaño y distorsión.

No seguir padeciendo las consecuencias de la “transparencia faraónica”, ni costosos e inútiles efectos del autoelogio y la autopromoción, difundidos en anticuados o exagerados mensajes, boletines, fotos y videos oficiales.

Informar de todo y no solo de lo que les guste, convenga o interese. Imprescindible información, que es y debe ser la base de la permanente rendición de cuentas gubernamental, y la imprescindible evaluación ciudadana y social.


Informarse de toda acción u omisión, no solo lo que se quiera decir o convenga resaltar.

Por eso y más, en Veracruz se debe insistir y señalar que inevitables, las preguntas se repiten, ¿de qué tamaño es el daño recibido y cuál es ya, el acumulado? ¿A cuánto asciende el total-total de deuda pública estatal y municipal? ¿Dónde están los miles de millones de pesos presupuestados y desaparecidos? ¿Los resultados de la entrega recepción? ¿Cuántos despedidos y cuántos nuevos contratados van? ¿Incrementos en ingresos presupuestales? ¿Renovar o autorizar más concesiones y privatizaciones, para beneficiar a quienes?


Informar e informarse

Insistir, que es importante contar con información oficial confiable y actualizada; y, al mismo, apoyar y fomentar la disposición individual y colectiva de enterarse y participar.

Deber de informar y obligación de informarse, son inseparables en consecución de objetivos y metas; en fortalecimiento de instituciones e identificación clara del trabajo de sus responsables, electos y designados; así como en evaluación permanente de sus resultados, para consolidar logros, corregir errores, y combatir ineptos, corruptos y delincuentes en el gobierno, que también es prioridad.

Deber de informar, no de medio informar o manipular, y mucho menos de desinformar o mal informar. Ganar credibilidad y confianza de la sociedad.

Empezar por preguntas simples y directas. ¿Qué se hizo?, ¿a qué costos y esfuerzos?, ¿para qué y para quiénes? ¿Cuánto ingresó, se gastó y quedo o se debe? ¿Cuánto se gana y obtiene?

Información, seguimiento y control, y evaluación, son obligaciones públicas ineludibles, para garantizar un gobierno responsable y eficiente. .. “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”.

No más opacidad, manipulación y engaño. Informar e informarse de los asuntos públicos, para participar, evaluar y gobernar al gobierno.


*AcademicoIIESESUV @RafaelAriasH. Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México