martes, 13 de noviembre del 2018
 
Por Maquiavelo
Columna: Se dice que
Repercute en Veracruz la salida de Margarita
2017-10-13 | 10:00:16
Para la mayoría de los politólogos de esta ciudad de México no hay duda que la candidatura presidencial está reservada para José Antonio Meade, secretario de Hacienda. Enrique Peña Nieto al igual que lo hizo Luis Echeverría fue colocando al sucesor en diversos cargos públicos para que finalmente se inclinara por el responsable de las finanzas públicas, José López Portillo.

El PRI coloca como abanderado a una persona que es bien vista por el poderoso grupo político de disidentes del PAN y con ello cumple el compromiso electoral que tuviera con su antecesor Felipe Calderón, el marido de Margarita Zavala, quien sigue como la mejor posicionada entre los azules rebeldes a Ricardo Anaya y al Frente Ciudadano del PRD y MC.

Resulta obvio que el candidato presidencial del tricolor colocará al aspirante al estado de Veracruz y en este caso, es el senador José Francisco Yunes Zorrilla.

El plan del actual gobierno estatal de una reelección a través del primogénito Migue Ángel Yunes Márquez, donde se pensaba invertirle las grandes sumas acumuladas del primer año yunista,-- quien no ha realizado ninguna obra de beneficio popular-- se enfrenta a lo que puede invertir el gobierno federal para recuperar para su partido la entidad veracruzana.

Si se trata de dinero, quien tiene el control es precisamente el posible candidato priista, José Antonio Meade. Tanto el aspirante a la grande como el estatal son egresados del ITAM, la mejor escuela de Economía , cuyo dueño es Alberto Bailleres el propietario del Palacio de Hierro y de Banorte, el banco mexicano más importante. Aunado que es egresado de la Universidad de Yale y es abogado por parte de la UNAM. La experiencia de haber sido secretario de Desarrollo Social y de Relaciones Exteriores.

Desde que empezó el gobierno de Peña Nieto, Meade Kuribreña, como Yunes Zorrilla, en la Comisión de Hacienda en el Senado de la República, conocen al dedillo lo que pueden hacer con recursos para ganar cualquier elección, conscientes que el gobernador Miguel Yunes Linares, es el mayor comprador de votos que haya existido en la entidad.

Cuando se habla de que el PRI y López Obrador resultaron beneficiados con la renuncia de Margarita Zavala, más los senadores y exgobernadores panistas, en el estado de Veracruz el más feliz es el peroteño de Pepe Yunes. La gubernatura se la pusieron en bandeja de plata y convirtió la próxima elección estatal en solo dos con posibilidades, al repetir el diputado federal Cuitláhuac García que él solo fue el que obtuvo mayor número de votos.

En política nadie sabe para quién trabaja y como dijera el exgobernador Miguel Alemán, lo más importante son las circunstancias. Nunca se pensó el capricho egoísta del líder nacional del albiazul, Ricardo Anaya, el grave problema electoral que causaría en el estado de Veracruz.

También hay panistas de abolengo veracruzanos, que están contentos con lo que ha estado pasando en la capital del país, nadie acepta a estas alturas que haya una reelección de una monarquía neopanista y expriista.

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México