martes, 13 de noviembre del 2018
 
Por Magda Zayas Muñoz
Columna: Momentos
El antifaz de NamikoMatzumoto: de la complicidad a la fingida indignación
2017-10-05 | 09:16:35
Fue el pasado martes cuando la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Veracruz, NamikoMatzumoto Benítez buscó dignificarse, sacudirse el pasado, ese que la involucra directamente con la administración de Javier Duarte de Ochoa, sin olvidar ¡claro! que fue él quien le otorgó el actual encargo; así cobijada y respaldada en la administración Duartista, hoy acusa las omisiones y violaciones a los derechos humanos que en aquellos tiempos se cometieron a través de la Fiscalía General del Estado, encabezada por su entonces amigo Luis Ángel Bravo Contreras.
Durante la pasada administración y bajo el cobijo de Javier Duarte, Namiko fue nombrada –en el año 2012- Secretaria Técnica de la Comisión para la Atención y Protección de los Periodistas, luego –un año después, en 2013- la subió de escalón curricular, pues en esa misma área fue designada Secretaria Ejecutiva, algo así como Presidenta, donde se mantuvo hasta enero de 2016; ya en febrero de ese mismo año y ante la irritación de diversos sectores, Duarte la propuso como titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Veracruz, cargo que ocupa a la fecha.
En aquel entonces, diputados de Acción Nacional, Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista y otros reprobaron el nombramiento de Namiko, pues -por ejemplo- recordaron que durante su encargo al frente de la Comisión para la Atención y Protección de los Periodistas, los propios reporteros denunciaron su total negligencia pues se dedicó a defender los intereses políticos e ideológicos del gobernador, Javier Duarte y no de los comunicadores.
En aquel entonces la diputada panista, Ana Cristina Ledesma –hoy secretaria ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad Pública de Veracruz- acusó a Matzumotode “cómplice” y “omisa” de las vejaciones y abusos de la autoridad gubernamental, en especial de los excesos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en contra de periodistas, razón por la que se opuso a su llegada como Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Pero hoy a cambio de mantenerse al frente de CEDH –se dice- ha ofrecido toda ésta información que conviene a la actual administración.
Durante la gestión de NamikoMatzumuto al frente del órgano protector de periodistas, fueron asesinados 14 comunicadores, 4 desaparecidos, 20 reporteros golpeados –en su mayoría por policías estatales- y diez en el exilio. El martes fingiendo un sentimiento desbordado, casi en papel de víctima y al borde del llanto, en presencia del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez hizo pública la recomendación general 01/2017 por el actuar de la Fiscalía General del Estado (FGE), el Congreso Local y la Comisión Ejecutiva de Atención Integral a Víctimas del Delito en Veracruz, con motivo de omisiones y errores en la integración de carpetas de investigación y seguimiento en 81 casos de personas desaparecidas, durante la pasada administración.
“Un patrón sistemático de omisiones que generaron impunidad” dijo la funcionaria fingiendo sentimiento, cuando en aquellos tiempos fue cómplice; “se pudo constatar que recurrentemente existieron irregularidades en la investigación que en muchos casos obstaculizaron que las indagatorias tuvieran resultados satisfactorios.En todos los casos analizados, el inicio de la investigación constituyó una mera formalidad. No se realizaron todas las diligencias encaminadas a la localización con vida de las personas desaparecidas. Y las cargas procesales de la autoridad fueron trasladadas a las víctimas indirectas. Las investigaciones adolecieron de deficiencias estructurales”. Así el decir de la flamante titular de la CEDH.
Otra columna no sería suficiente para abordar –de igual manera- que durante esas omisiones, violaciones y vejaciones cometidas, estuvo al frente de la Fiscalía, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien la actual administración, le abrió las puertas para que se fuera en total impunidad y sin investigación alguna en su contra, a cambio de entregar –la Fiscalía- a Jorge Winckler Ortiz sin ninguna objeción. ¡Así, tristemente, las cosas en nuestro Veracruz!

Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México