miércoles, 12 de diciembre del 2018
 
Por Daniel Badillo
Columna: México llora
México llora
2017-09-22 | 09:46:26
México llora a sus muertos caídos bajo los escombros del sismo del martes. Llora la desgracia recurrente que se acumula una a otra, junto a la pobreza y la desigualdad de su pueblo. Llora la indolencia e indiferencia de los políticos de todos los partidos, preocupados por el negocio electoral más que por ayudar verdaderamente a quienes lo han perdido todo. Llora la ausencia de los niños que perdieron la vida en la escuela junto a sus maestros. Yo era niño cuando México también lloraba por sus víctimas el 19 de septiembre de 1985, poco después de las siete de la mañana cuando un sismo sacudió la capital del país, dejando miles de muertos y miles de huérfanos. Imposible olvidar las escenas de aquel terremoto que sólo pudimos dimensionar conforme pasaba el tiempo y aparecían más y más muertos.

A pesar del dolor y la aflicción, este martes asomó de nuevo el México unido y solidario frente a la desgracia de nuestros hermanos. Héroes anónimos que unieron corazón y fuerzas para rescatar de entre los escombros a los sobrevivientes con sus propias manos. Entendible, la reacción del pueblo ante la visita del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quien echaron prácticamente a empujones del sitio de la tragedia. Entendible porque en las horas de angustia y desesperación, lo importante era ayudar y no posar para la foto. Hombres y mujeres escarbando, quitando escombro y gritando los nombres de los desaparecidos para tratar de encontrarlos entre los inmuebles derrumbados. Proeza que, en verdad, demuestra que los mexicanos tienen un corazón enorme.

Al transcurrir las horas, la cifra de muertos se va multiplicando hasta sumar 273 pero también la de personas encontradas con vida. Dios bendiga a esas manos anónimas que arriesgando su propia integridad, se han organizado para rescatar a más personas. Hoy como ayer, los mexicanos han demostrado que frente a la desgracia puede más el espíritu de ayuda y solidaridad. En estos momentos, nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con ustedes hermanos de la Ciudad de México, Puebla, Morelos y el Estado de México; pero también con los hermanos de Oaxaca, Chiapas y el sur del país que poco a poco se reponen del sismo anterior que dejó desolación y muerte. México saldrá adelante como lo ha hecho siempre: con la ayuda de todo nuestro pueblo.



POSDATA:

Debió dolerle al secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, morderse la lengua frente al monumento del padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, cuando aseguró que quienes hoy critican, en el pasado callaron sobre la corrupción. Y es que todo mundo recuerda que este Secretario jamás se atrevió a cuestionar a los gobiernos priistas ya que su partido, el PRD, era aliado incondicional del poder en turno. Basta revisar las hemerotecas para darse cuenta que nunca, ni por error, Rogelio Franco asumió un papel de verdadera oposición frente a Duarte y sus secuaces. Ni hablar, flaca memoria la de este funcionario que ni se ve ni se siente, sino todo lo contrario. Vaya, hasta el propio gobernador lo exhibió hace algunos días al señalar que las mujeres trabajan más que el secretario de Gobierno. Si tuviera tantita dignidad ya hubiera renunciado.

mariodanielbadillo@hotmail.com


Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México