jueves, 19 de julio del 2018
 
Por Francisco J. Ávila Camberos
Columna: El cambio empieza con nosotros
El cambio empieza con nosotros
2016-10-15 | 11:09:15
Está por iniciar dentro de pocas
semanas una nueva administración
estatal. Esto genera
desde ahora nuevas esperanzas
y múltiples expectativas de que
las cosas van a mejorar, lo cual
es bueno para Veracruz, porque
estando la ciudadanía en general
motivada y animada, podrá
recuperar la confianza para
trabajar con mayor entusiasmo
y ser más productiva.
Esto generará automáticamente
un mejor estado de ánimo
de la población, mayor inversión
y con ello más empleo, más seguridad
y paz social. De llegar a
concretarse esto pronto, a todos
nos irá mejor.
Sin embargo, a pesar de que el
nuevo gobierno ofrece cambios
importantes, como son el manejar
los recursos estatales con
mayor transparencia, privilegiar
la inversión pública en lugar
del gasto corriente y llevar ante
la justicia a quienes hubiesen
cometido delitos, son tan grandes
los problemas que enfrenta
el estado de Veracruz, que no
bastarán las buenas intenciones
de la nueva administración para
salir adelante.
Será necesario que cuente
con el respaldo y la participación
de la ciudadanía para que
se comprometa a trabajar con
ahínco y a cambiar paradigmas
para sacar adelante a nuestra
entidad.
Se requiere también que la
ciudadanía reaccione positivamente,
entienda su papel y
revise lo que durante muchos
años ha hecho mal, para evitar
la repetición de tantos errores
cometidos.
Porque gracias al abstencionismo
ciudadano y a la
compraventa de votos, que lamentablemente
tienen que ver
con la enorme falta de cultura
cívica y la carencia de autoestima
de grandes sectores de la
población, no siempre llegan al
poder los mejores candidatos,
sino frecuentemente los improvisados
y los corruptos.
Como consecuencia de la
apatía y el desinterés de grandes
sectores de la población, en
México, la rendición de cuentas
ha brillado durante muchos
años por su ausencia, lo que ha
permitido que algunos políticos
hayan gobernado a base de ocurrencias,
sin freno ni contrapeso
alguno, lo que los ha llevado a
cometer frecuentemente delitos
sin tener consecuencias legales,
es decir, con total impunidad.
Si queremos que los resultados
que se obtengan ahora
sean diferentes para que nos
vaya mejor, los ciudadanos deberemos
comenzar por hacer en
lo sucesivo las cosas de manera
totalmente distinta, porque si
seguimos haciendo lo mismo,
obtendremos otra vez idénticos
resultados, es decir, nos seguirá
yendo bastante mal.
Para ello, los ciudadanos debemos
cambiar para mejorar y
poner en todo la muestra y el
ejemplo.
Porque finalmente una ciudad,
un estado y un país, serán
lo que sean sus habitantes.
Gran país es aquél que tiene
un gran pueblo, preparado,
honrado, unido, trabajador,
entusiasta y comprometido con
sus mejores causas.
Por eso, si queremos cambiar
a México, los primeros que debemos
cambiar somos los mexicanos.
No olvidemos esto jamás.
¿No les parece a Ustedes?
Muchas gracias y buen fin de
semana.
Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México