lunes, 20 de agosto del 2018
 
Por Raymundo Jiménez
Columna: Al pie de la letra
De panista a ‘panista’
2018-01-30 | 08:31:21
Este viernes 26, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares presumió en sus redes sociales una fotografía en la que aparecía sonriente con el presidente Enrique Peña Nieto en el despacho del priista mexiquense en la residencia oficial de Los Pinos.

El gobernante veracruzano publicó que se reunió con Peña para plantearle temas de seguridad, infraestructura carretera y empleo. “Aprecio su compromiso con el desarrollo de Veracruz”, escribió el panista.

Al día siguiente, sábado 27, su homólogo de Chihuahua, Javier Corral, mandó un duro mensaje desde el emblemático estado de Nuevo León que debió ruborizar al inquilino blanquiazul del palacio xalapeño.

Y es que al arribar a territorio neoleonés –en su Caravana por la Dignidad que inició el sábado 20 en Ciudad Juárez y ya lleva recorridos más de mil 500 kilómetros en su tránsito por los estados de Chihuahua, Durango, Coahuila y Nuevo León, con la que reclama el pago de 900 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda le retuvo a su entidad federativa–, Corral acusó al gobierno de Peña Nieto de “apaciguar” a los gobernadores con fondos federales e impedir así el combate a la corrupción.

Al hablar en la Explanada de los Héroes ante unos mil panistas neoleoneses, Corral aseguró que el Presidente silenció a la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) con el Presupuesto.

“El Ramo 23 es el principal instrumento de control político, es con el que se apacigua, con el que se ha liquidado a la Conago.

“Sin escrúpulos han utilizado el Presupuesto público, ya no sólo para el control político, ahora también como un instrumento para impedir el combate a la corrupción.

“(Es) ese fondo con el que se apacigua a los gobernadores”, señaló, “con el que se les quita lo bronco, lo macho, lo bravo, ese fondo con el que se silencia a estados y municipios, en ese silencio vergonzoso de la Conago”.

Posteriormente, en entrevista, Corral insistió que el Ramo 23, que tiene como uno de sus objetivos otorgar recursos a entidades federativas y municipios a través de fondos específicos, se usa para premiar y castigar.

“(Están) usando el presupuesto público del Ramo 23 como la zanahoria y el garrote, (es) en lo que se ha convertido ese fondo discrecional”, acusó el mandatario chihuahuense.

Yunes Linares, quien al inicio de su administración, en diciembre de 2016, hasta había amenazado con el absurdo de desincorporar a Veracruz del sistema de coordinación fiscal al exigir a la Federación recursos extraordinarios para sanear la deuda pública estatal, ahora, paradójicamente, no se ha solidarizado con la lucha de su homólogo y correligionario de Chihuahua.

Pero a los auténticos panistas no sorprende la mezquina actitud del gobernante veracruzano.

A principios de diciembre de 2016, Juan José Rodríguez Prats, un panista doctrinario, publicó precisamente en el diario Excélsior que había coincidido como diputado federal con Yunes en la LV Legislatura. “Antes de renunciar al PRI, me relató los conflictos con sus dirigentes, dada su lealtad a Elba Esther Gordillo.

A preguntas suyas, le platiqué lo que es el PAN. Ingenuo de mí, le hablé de su doctrina, de sus tradiciones, temas que nunca le han merecido la más mínima atención”, comentó el tabasqueño, quien le daba la razón al exdirigente e ideólogo panista Carlos Castillo Peraza, quien ironizaba que “todos llevamos un priista en nuestro interior”.

“En el caso de Yunes –concluía Rodríguez Prats– no es pequeño y sí bastante mañoso. Los panistas temen que pretenda hacer del partido una dependencia del gobierno, sin respetar sus prácticas democráticas y sus ordenamientos internos”.





Entradas Anteriores










  • Lo último
  • Lo más leído


NOSOTROS

Periódico digital en tiempo real con información preferentemente del Estado de Veracruz México